Lectores comparten  historias sobre sus progenitores

“Un buen padre vale por cien maestros”, es la frase con la  que resumió  el filósofo francés Jean-Jacques Rousseau lo que representa la figura paterna para sus hijos, como una fuente de aprendizaje e inspiración, así como un apoyo moral y espiritual.

El mejor regalo en el Día del Padre, que se celebra mañana, es decirle que se le admira.
El mejor regalo en el Día del Padre, que se celebra mañana, es decirle que se le admira.

Cada uno atesora en su memoria recuerdos imborrables sobre sus padres y muchos tienen aún la dicha de gozar de su compañía, la cual no debe encasillarse solo en el concepto de proveedor material. Para algunos, a falta de su papá, sus abuelos  supieron cumplir más allá de las expectativas la responsabilidad de quienes se alejaron por algún motivo.

Para otros,  es ejemplo de fortaleza y perseverancia, cuando pese a las difíciles pruebas que les tocó afrontar  continuaron, de manera estoica, su recorrido por la vida. Por ejemplo, los papás solteros que desempeñaron doble rol, o los abuelos-padres. Para otros más, una palabra de aliento o consejos  de su padre,  compartir tiempo con él o sentir su amor incondicional son los rayos que  siempre iluminarán su vida.

En este espacio se presentan algunas de las historias que enviaron los lectores, según convocatoria de esta sección.

Ángel Juan Pablo Buendía: “Mi papa se llama Giovanni Buendía. Para mí, es un héroe porque me cuida y me protege siempre. Lo quiero mucho, y en este Día del Padre quiero decirle que le amo con todo mi corazón”.

Ian Mateo Contreras: “Mi papá, Guillermo Contreras, es un héroe para su bebé, porque lucha día con día para que pueda tener lo necesario, cocinando en un restaurante. ¡Feliz Día del Padre!”


Derek y Kendra Sical: “Nuestro papá, Josué Daniel Sical, es un héroe, porque me nos mucho cariño es un ejemplo a seguir el se levanta temprano para que a mi nada me falte el es mi adoración y nosotros somos su vivir”.


Saritah Ayala: “Yo le digo papá a mi abuelito, José María Vela, porque él ha estado conmigo en las buenas y en las malas. A pesar de su edad siempre ha luchado por hacerme feliz”.  


Yosselin Mabel Leiva Lopez: “Mi papá, Jorge Luis Leiva Godinez, es mi ejemplo de vida, porque me ha enseñado que nuestros propósitos los debemos cumplir a pesar de las dificultades siempre con una sonrisa”.


Darlyn Melany Mota, Santo Tomás La Unión, Suchitepéquez: “Mi papi, Rudyberto Mota Villagrán, es mi pilar, apoyo incondicional. Te amamos y gracias por tanto amor y cariño, feliz Día del padre. Tu hija y nieta”


Gabriela Zaldaña: “Tengo un súperpapa, porque es un hombre paciente, trabajador, amoroso y siempre está en el momento preciso para darme un beso, un abrazo, un sabio consejo y me consiente con regalos. Ahora también es un súperabuelo. ¡te amo, papá Fofo!”


Sofía del Carmen López: “Soy el padre de mi hijo también. Estoy sola, no tengo familia y el hombre que engendró a mi hijo nos dio la espalda, cuando tenía un mes de embarazo”.


Para Sophia, su papá, Douglas Yoc, es su héroe, porque siempre está pendiente de ella, sin importar la hora. Ella sabe que su papi es súpergenial.

Mónica Siguënza: “Mi padre, Arnulfo Sigüenza, es un superhéroe, porque siempre ha trabajado duro por sus hijos, y aunque su pelo se torna blanco, sigue siendo el mejor, ahora con sus nietos. Muchas veces te quitaste de tu boca la comida para dárnosla. Con tus consejos y ejemplo, formaste personas de bien. Gracias, papi, por todo lo que has hecho vida por nosotros”.


Mi hijo se llama Sebastián y su padre, Ernesto, quien siempre ha sido y será su superhéroe. Todos los días nos alegra con una sonrisa.  Sebastián puede estar llorando, pero cuando mira a su papi siempre le regala una hermosa sonrisa. 


Daniela Fernanda Palacios, 11 años: “Con mi papá, Humberto Palacios, me siento protegida y confiada. Me ha brindado todo lo que necesito y desde que estaba pequeña dejaba de comprarse sus cosas para dárnoslas a mí y a mi hermano. Me ha enseñado a tener temple en situaciones difíciles. Me ha enseñado que a pesar del cansancio de las labores diarias, tengo que levantarme a trabajar con dedicación”.


Rogelio Cumes: “Mi papá es un ejemplo, consejero y buen amigo. Es valiente, capaz de dar la vida por su hijo. Es un luchador que se gana el pan diario con el sudor de su frente. Es un gran catedrático en la vida de cada hijo. Dios te bendiga papá”.


Andrea Alvarado: “Mi esposo, Byron Echeverrí, ha sido un gran papá, y a pesar que es su primer hijo, lo ha sabido cuidar muy bien. Y trabaja muy duro para darnos lo mejor. Ama estar con su bebé y le encanta jugar con él”.


Karina Ochoa: “Cuando mis hermanos y yo estábamos pequeños, nos reuníamos a escuchar las historias que nos contaba mi papá, le dábamos rienda suelta a la imaginación y viajábamos en sueño a Quetzaltenango, Costa Rica o Disney. Ahora estoy en proceso de quimioterapia y tuve que cambiar de imagen. Mi papá también se rapó y me di cuenta del amor que me tiene”.


Nancy Leiva: “Mi papa es un héroe, porque es un padre excelente, no solo de sus hijas si no de sus nietos, te amo, Julio Leiva, con todo mi corazón. Feliz Día del Padre”.

Hermanitos García: “Te amamos, papi, por ser el mejor, por darnos un buen ejemplo y por ser  nuestro mejor amigo. Que Dios te bendiga hoy y siempre. Tus hijos”.


Alejandra Gutiérrez: Edin Castañaza, padre de Sheila y Joseph, aparta tiempo después de trabajar para atenderlos cuando ellos lo buscan o cuando están enfermos. Por eso lo celebro y porque, a pesar de las circunstancias de la vida, él es un héroe de mis niños”.


Marisabel y Marilyn Aldana: Óscar Aldana es nuestro héroe porque comparte su tiempo y  lo mejor de él con nosotras, enseñándonos con su ejemplo el valor de su familia. Feliz día, papi, que Dios te bendiga”.


Marcela Garavito: “Papa Lalo, es un padre y abuelo ejemplar. Él es un héroe de los que necesita Guatemala, un hombre que defiende sus valores y los pone en práctica. Siempre dispuesto a ayudar, a dar una sonrisa y cuando nos comparte anécdotas del pasado, nos regala lo más preciado: sus vivencias y aprendizajes. Esos consejos son joyas que brillarán en nuestro futuro. Me da orgullo decir que soy nieta de Juan Gerardo Garoz Reyes“. 


Sofía Annette Alonzo: “El padre de mis hijos,  es un hombre trabajador, que viaja al trabajo todos los días desde Chimaltenango a la capital, para que no les falte nada a nuestros dos bebés de 3 y 4 años. No podrá tener súperpoderes, pero los ama y daría todo lo que está a su alcance para que ellos no sufran. Los ayuda a hacer las tareas y se desvela cuando se enferman”.


Merten Susana Alvarado de Hegstenberg: “Mi papá, Mariano Alvarado, es un héroe porque a pesar que lo abandonó mi mamá dejándole a dos hijos, él supo ser madre y padre a la vez. Con el tiempo recupero a nuestro hermano. Al pasar el tiempo le cobra la factura una grave enfermedad, pero como guerrero sigue luchando fuerte”.


André Montoya: “Mi  papá, Allan Castro Molina, dejó la universidad para trabajar por mí. Lo vi trabajar duro para comprarme regalos o llevarme al cine. Nunca ha estrenado ropa en ocasiones especiales, para que yo tuviera estreno. No es mi padre biológico, pero aun así no hace diferencias entre mi hermano y yo. Me dio biberón y me cambió los pañales. Es un excelente padre, desde que tengo 2 años. Lo amo con todo mi corazón”.

Lea la nota completa en la edición impresa de Prensa Libre, o adquiérala aquí.