Qué es la varicela y cómo tratarla en niños y adultos

La varicela es una infección causada por el virus de la varicela zoster. Esta enfermedad la pueden sufrir tanto adultos como niños. La única forma de prevención es la vacunación.

Publicado el
La varicela puede causar consecuencias graves tanto en adultos como niños. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).
La varicela puede causar consecuencias graves tanto en adultos como niños. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

Para muchos, un recuerdo de su infancia es cuando tuvieron varicela. Esas ampollas rojas en el cuerpo que causaban mucha picazón. Aunque es una enfermedad común durante la niñez, cualquier persona, a cualquier edad, puede contagiarse una vez no esté vacunada y no la haya tenido antes. Esta enfermedad puede ser grave para alguien con el sistema inmune débil, por lo que la mejor forma de prevenirla es vacunándose contra esta patología.

La varicela es una enfermedad causada por el virus de la varicela zóster, que provoca erupción con ronchas en la piel, luego ampollas y después costras. Estas se centran en la cabeza, rostro,  tronco, extremidades, así como en los genitales y en el oído interno. Esta manifestación se acompaña, en la mayoría de las veces, de fiebre y picazón, dice Carlos Fernando Grazioso, infectólogo pediatra.

“Es una enfermedad que, si le da una vez, le crea inmunidad y no le puede dar otra vez. Se puede contagiar muy fácilmente desde el primer día que se tiene. Las formas de contagio son al tocar los líquidos de una ampolla de varicela o cuando el enfermo tose o estornuda cerca y usted inhala las partículas que queda en el aire”, agrega el médico.

Síntomas

La mayoría de las personas con varicela presentan fiebre, dolor de garganta y de estómago antes de que aparezcan las ronchas en la piel. Las erupciones ocurren entre los 10 y 21 días de haber tenido con alguien que tenía la enfermedad, detalla el portal Medlineplus.

La mayoría de las ampollas de varicela no dejarán cicatrices a menos que resulten infectadas con bacterias a causa del rascado.

¿A quienes les puede dar varicela?

Es común que les dé a los niños en edad escolar, aunque también la pueden sufrir menores de un año. Según Medlineplus, no es muy probable que los niños cuyas madres hayan tenido varicela o hayan recibido la vacuna contra esta enfermedad la contraigan antes de cumplir el año.

Si la contraen, a menudo será algo leve. Esto se debe a que los anticuerpos de la sangre de sus madres ayudan a protegerlos. Sin embargo, los niños de menos de un año cuyas madres no han tenido varicela o no han recibido la vacuna pueden contraer una varicela grave.

Si un adulto no ha tenido varicela y no ha sido vacunado, puede contagiarse de la enfermedad. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

Cuando una persona no ha sido vacunada contra la varicela puede ser contagiada también en la adultez. Sin embargo, en estos casos es más frecuente que se presenten complicaciones graves. Sobre todo, aquellas que tienen el sistema inmunitario debilitado debido a enfermedades o medicamentos para el VIH/Sida, cáncer o quienes han recibido trasplantes, entre otros.

Tanto niños y adultos pueden presentar complicaciones como infecciones en la piel, neumonía, inflamación del cerebro, problemas de sangrado, etc. Por lo que, si la persona tiene alguna enfermedad crónica, en algún momento le cuesta respirar o convulsiona, se debe llamar al médico de inmediato, enfatiza Mario Melgar, infectólogo pediatra.

Virus Zóster

El virus zóster aparece en personas a quienes ya les dio varicela porque es causado por el mismo virus, varicela-zóster.

Después de haber tenido varicela el virus permanece “dormido” o inactivo en las raíces de los nervios, sobre todo en los que están cerca de la médula espinal y el cerebro. Si una persona tiene su sistema inmune saludable, el virus no se manifestará, pero si se ve comprometido por alguna otra enfermedad o medicamento, puede reactivarse.

El herpes zóster no es una afección que pone en riesgo la vida, pero puede ser muy dolorosa. Algunos de los síntomas son dolor o ardor de una zona del cuerpo, erupción cutánea de color rojo que podría comenzar días después de haber sentido el dolor, ampollas llenas de líquido que se abren y forman costras y picazón.

Actualmente existe una vacuna para prevenir esta enfermedad, sin embargo, no está disponible en Guatemala.

Tratamiento

La varicela se puede prevenir con una vacuna. La primera dosis se coloca al primer año de nacido y la segunda al año y medio. Un adulto a quien no le ha dado varicela también puede colocársela. Esta puede ser adquirida en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) o con médicos privados, ya que en el sistema de salud pública aún no está disponible.

Procure mantener limpia las ampollas de la varicela, para evitar infecciones. (Foto Prensa Libre: Shutterstock).

Para la varicela existe un medicamento que ayuda con los síntomas, el cual debe ser recetado por un médico.

Los especialistas recomiendan, que cuando una persona tenga varicela, no se rasque las ampollas debido a que esta acción podría causar infección. Lo ideal es mantenerse fresco y evitar el calor porque el sudor provocará más comezón. También remojar un paño con agua tibia y colocarlo en las ampollas que más le causen picazón.

El doctor Melgar recomienda que las ampollas siempre se mantengan limpias mediante los baños diarios y paños húmedos, no es aconsejable colocar otras cosas porque podrían provocar infección. Para la fiebre es aconsejable tomar acetaminofén y no se recomiendan medicamentos más fuertes.