¿Qué relación tiene la vitamina D con las muertes por coronavirus?

Dos estudios refuerzan la postura de un grupo de expertos de que la falta de vitamina D podría estar asociada con el contagio y muertes por covid-19.

Publicado el
El pescado azul es uno de los alimentos con vitamina D. (Foto: AFP)
El pescado azul es uno de los alimentos con vitamina D. (Foto: AFP)

Según una publicación del diario Marca, dos estudios relacionan las muertes por coronavirus en Europa con la deficiencia de vitamina D. 

El primer estudio, efectuado por la Universidad de East Anglia en conjunto con Queen Elizabeth Hospital Foundation Trust, y titulado El rol de la vitamina D en la prevención de la mortalidad por enfermedad de coronavirus 2019, estableció, basado en varios análisis, que los países europeos cuyos habitantes tenían mayores cantidades de vitamina D en sus organismos registraban menos muertes por coronavirus que aquellos con mayor deficiencia de ese compuesto.

Un segundo estudio, Longitudinal Clinical Interventions in Aging, esta vez efectuado por el Trinity College de Dublin, Irlanda, reforzó esa postura, que se aclara, no está aún validada por las comunidades científicas o salubristas mundiales.

De acuerdo con el sitio cuidateplus.marca.com, “la vitamina D es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la formación normal de los huesos y de los dientes y para la absorción del calcio a nivel intestinal”.

Las investigaciones arrojaron que en países como Italia y España, donde las tasas de mortalidad por covid-19 ha sido más altas, sus habitantes tienen “alta deficiencia de vitamina D”, en tanto que al este de Europa, en países como Noruega, Finlandia y Suecia se habían encontrado niveles más altos de esa vitamina, razón por la que la tasa de mortalidad por la pandemia podría ser más baja.

Según el artículo de Marca, esto llevó a que el gobierno del Reino Unido recomiende a su población suministrarse vitamina D a diario. 

El sitio clara.es nos ofrece un listado de los alimentos con más vitamina D, encabezado por el aceite de hígado de bacalao, seguido por el pescado y mariscos en general, hígado, lácteos, huevos, hongos, aguacate y trigo.

… Y para nuestra piel hay una fuente inagotable de vitamina D, el Sol.