¿Quiere saber si su oído funciona bien?, intente escuchar estos sonidos

El paso del tiempo también repercute en la capacidad auditiva, por lo que es importante verificar su estado para tomar las medidas preventivas para no perder de manera paulatina este sentido.

El oído no tiene capacidad de regenerarse si se pierde, por lo que conviene cuidarlo.
El oído no tiene capacidad de regenerarse si se pierde, por lo que conviene cuidarlo.

El cuerpo se degenera con el paso de los años y pierde facultades, tanto físicas como mentales. Y es que las personas oyen cada vez peor con 40 años que con 20.

En el canal de YouTube AsapSCIENCE se puede pasar este test para determinar el estado de salud de este sentido. Basta con subir el volumen de los altavoces y prestar atención a las frecuencias que se sea capaz de escuchar. Se podrá conocer cuánto se ha “desgastado” el oído.

El primero de los pitidos, con una frecuencia de 8 mil hercios, es teóricamente audible para cualquiera. A partir de ahí, la cosa se complica. Los mayores de 50 años suelen tener dificultades para escuchar sonidos con una frecuencia superior a 12 mil hercios, según el sitio abc.es

Si está por encima de esta cantidad puede resultar inaudible para quienes hayan superado la barrera de los 40. A partir de los 16 mil, la mayoría de quienes pasan de los 30 años deja de percibirlo. Pero si se capaz de escuchar el sonido de 17 mil hercios y está en la veintena de años, se puede considerar un privilegiado.

No es fácil contrarrestar el impacto del envejecimiento en el oído, pero hay que cuidarlo desde jóvenes para conservarlo en buen estado durante más tiempo.

En el video se recuerda que, a diferencia de órganos como el hígado o la piel, el oído no tiene capacidad de regenerarse. Entre más alto perciban sonidos las células de este sentido, más estrés sentirán y se degenerará más rápido.

¿Se atreve a pasar la prueba?

Algunas recomendaciones

  • No subir el volumen en exceso cuando se usan auriculares.
  • Evitar la exposición a fuertes fuentes de ruido como bocinas, micrófonos, audífonos o ir con frecuencia a antros, conciertos y estadios.
  • No introducir objetos puntiagudos o hisopos al canal auditivo.
  • No automedicarse, ni colocar gotas de ningún tipo, ya sea químicas o naturales, sino es bajo prescripción médica.
  • Ante la presencia de un tapón de cerumen, es recomendable visitar a un experto en salud auditiva.
  • No bañarse en aguas contaminadas o donde haya dudas de su calidad.
  • Permanecer solo por periodos cortos en zonas como la vía pública, fábricas o zonas industriales. Usar tapones auditivos si se va a pasar más tiempo en estos sitios.

Los comentarios están cerrados.

2