Sábila: Todo lo que debes saber sobre esta beneficiosa planta

A pesar de que aún queda mucho por aprender sobre esta planta, no cabe duda que la sábila es uno de los ingredientes naturales más beneficiosos y con más aplicaciones conocidas en la actualidad.

Publicado el
sabila aloe vera
La sábila tiene muchas propiedades para la salud y la estética. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

El aloe vera, conocido comúnmente como sábila, se ha convertido en una de las plantas más representativas de los tratamientos con ingredientes naturales.

Ya sea que se la utilice como ingrediente principal de un producto cosmético o como un ungüento natural para tratar quemaduras, los usos y beneficios de esta planta no tienen ningún tipo de comparación.

Sin embargo, este ingrediente todavía está rodeado de muchas afirmaciones que requieren de mayores estudios para poder ser confirmadas científicamente. A continuación se estudiará con mayor detenimiento algunas de las afirmaciones y contradicciones más conocidas de esta planta.    

El auge de la medicina natural

Para nadie es un secreto que la medicina natural está experimentado un renacimiento en la sociedad actual.

Gracias a todo el conocimiento y el fácil acceso a la información con que se cuenta hoy en día, era solo cuestión de tiempo para que la opinión pública volcara la balanza a favor de los ingredientes naturales.

Actualmente estamos mucho más conscientes de las consecuencias del uso excesivo de los productos y complejos químicos elaborados artificialmente.

La industrialización agresiva que han sufrido los mercados agrícolas ha sido un fenómeno que ha traído muchos problemas de salud en gran parte de la población mundial.

Por eso, este nuevo aprecio por parte de los consumidores a los ingredientes de origen natural ha obligado a muchas empresas a hacer cambios significativos en sus productos. Entre las industrias que han dado un giro de 180°, se destacan aquellas que se dedican al ramo de la belleza y el cuidado personal.

Lea también: Beneficios de la sábila para la piel y otras propiedades

Basta con dar una pequeña caminata en el pasillo dedicado a los cosméticos para encontrar anaqueles repletos de cremas, ungüentos y pomadas fabricadas principalmente con ingredientes naturales.

Así, en los tratamientos para reparar el cabello dañado o rejuvenecer la piel reseca, el uso de ingredientes de origen natural empieza a ser más frecuente.

Y encabezando la lista de los ingredientes más populares se encuentra la sábila.

Desde que el ser humano empezó a dar sus primeros pasos sobre la tierra, este se ha valido del poder medicinal y curativo de las plantas.

Y una vez más, la humanidad vuelve a recurrir a las mismas. Pero en esta oportunidad, se plantean como una alternativa menos dañina y segura a los productos ofrecidos por las grandes compañías.

En internet abundan los blogs y sitios web repletos de recetas con ingredientes naturales para elaborar tratamientos de belleza caseros o solucionar algún tipo de malestar.

Así, se puede ver como las propiedades de la sábila, el té verde, el aguacate o el aceite de coco pueden ser de gran ayuda en nuestro día a día si aprendemos a usarlos adecuadamente.

Origen de la sábila

Es difícil no sentirse intrigado y al mismo tiempo impresionado por toda la ciencia e historia que rodea a esta planta procedente de la familia de las suculentas.

A pesar de que la sábila es una planta que suele verse con mayor frecuencia en el continente americano, si investigamos con cierto detenimiento su historia, nos daremos cuenta de que esta planta es originaria de la Península Arábiga, una región que se extiende desde África hasta Asia.

Una de las características más destacadas de este territorio, es que posee un clima árido con poca presencia de humedad exceptuando algunas regiones que se encuentran más cerca de las costas.

Considerando esto, podemos entender por qué la sábila es una planta que posee un mantenimiento tan poco demandante.

Dicha cualidad hace que sea una planta que puede sobrevivir sin ningún inconveniente dentro de un departamento. Solo tendríamos que ubicarla cerca de una ventana para así asegurarnos que reciba luz solar suficiente y regarla con poca agua una vez a la semana.

cuidado facial con sabila
La sábila es un compuesto natural muy utilizado en productos de belleza. (Foto Prensa Libre: Pexels)

En la actualidad, existe un debate muy intenso entre los especialistas sobre de dónde proviene el nombre científico de la planta “aloe vera”. Uno de los argumentos más aceptados, es que el término aloe es una variante latina de la palabra griega “alos”, que significa amargo.

Pero a pesar de su origen árabe, es en América donde existe la mayor cantidad de plantaciones de sábila destinadas a la elaboración de productos industriales.

México encabeza la lista de países en donde la sábila forma parte esencial del producto interno bruto. Solamente en el estado de Tamaulipas, se exportan un total de 158 mil toneladas de esta planta al año.

Otro dato curioso sobre esta planta, es que en la actualidad se conocen un total de 525 especies dentro de la misma familia.

Ahora, en lo que se refiere a su composición química, el gel que segrega la planta es altamente rico en azúcares como la glucosa, galactosa y arabinosa; y también cuenta con cantidades considerables de ácidos urónicos y fructosa.

Para qué sirve la sábila

Es bien sabido que la naturaleza está repleta de ingredientes con muchas propiedades medicinales; pero muy pocos resultan ser tan versátiles y cuentan con tantas aplicaciones como la sábila.

Cuando se trata de hidratación y regeneración celular, ningún otro producto es capaz siquiera de intentar replicar los resultados que se obtienen al aplicar el aloe vera.

A pesar de que el olor que desprende el gel extraído de esta planta no es muy agradable, esto lo compensa con la sensación humectante que deja sobre la piel.

Muchos estudios importantes han comprobado que el alto contenido de azúcares hidrolizados que posee el gel de la sábila ayuda a remover células de piel muerta. Igualmente, sirve como un estimulante natural para acelerar la producción de colágeno.

No por nada los expertos en cuidado de la piel consideran que la sábila es la reina indiscutida en lo que se refiere a tratamientos antiedad.

Pero no solamente es nuestra piel la que saca provecho a todos los beneficios que posee esta planta. Este ingrediente también es parte fundamental de muchos tratamientos para la recuperación y el cuidado del cuero cabelludo.

Esto se debe en parte a que la sábila está repleta de complejos vitamínicos A, B, C y E. Como si esto no fuera poco, el gel de esta planta contiene enzimas que estimulan el sano crecimiento y recuperación de los folículos que conforman el cuero cabelludo.

Sin embargo, los beneficios de la sábila no solamente se limitan a complementarla y revitalizar la estética de las células que conforman nuestra piel.

planta de sabila
La sábila es una planta que puede cultivarse fácilmente en casa. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

El gel de la sábila también es extremadamente rico en elementos como el zinc, calcio, magnesio y potasio. Esto hace que el mismo sea ideal tanto para desinfectar, como para acelerar el proceso de cicatrización de las heridas.

De hecho, los tratamientos naturales a base de este ingrediente son altamente recomendados por la comunidad médica para tratar quemaduras y brotes de acné, así como enfermedades como la psoriasis.

Muchos portales web especializados han determinado que la sábila cuenta con todas las propiedades para ser un buen laxante. Sin embargo, los mismos advierten que para este fin, la planta debe ser administrada en dosis muy pequeñas y no debe usarse con frecuencia.

Basándonos en todo lo antes mencionado, queda más que claro que en la época del resurgimiento de la medicina y los tratamientos naturales, no existe nada que se compare con la sábila.

Principales beneficios de la sábila

Hoy en día, los productos de belleza y tratamientos naturales a base de gel de sábila se están volviendo cada vez más populares entre el público en general.

Y como pudimos ver anteriormente, todo el revuelo y fascinación por las propiedades hidratantes de esta planta está bien justificada.

Es que cuando hablamos de la sábila, no solamente hablamos de una planta que podríamos tener cómodamente en nuestro hogar. Nos referimos a un ingrediente con cualidades hidratantes y rejuvenecedoras a la par de cualquier compuesto creado en laboratorios.

Pero aunque muchas personas y páginas web afirman que los resultados obtenidos con este ingrediente son casi milagrosos, en realidad estos responden a principios científicos básicos.

tratamiento de belleza con sabila
Son muchas las opciones de tratamientos de belleza que incluyen la sábila en sus ingredientes. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

Una de las principales características del gel extraído del aloe vera, es que al ser aplicado en un área determinada es absorbido casi al instante. Esto hace que el ingrediente sea extremadamente eficaz para tratar quemaduras tanto de primer como de segundo grado.

Además, casi el 95% de la planta está compuesta principalmente por agua y es extremadamente rica en ácidos galacturónicos, un compuesto químico común en muchas frutas.

Estudios científicos han demostrado que cuando este ácido entra en contacto directo con las células que conforman la piel no solamente ayuda a remover el tejido muerto, sino que es ideal para estimular la producción natural de colágeno del organismo.

En el mercado mundial, la demanda de fórmulas a base de ingredientes naturales ha aumentado considerablemente. Y aquellos productos elaborados con sábila se encuentran entre los más populares.

Si bien aún queda mucho por ser descubierto en cuanto a los beneficios de la sábila, hay algunos que la ciencia moderna ha logrado confirmar y, a continuación, se los presentamos.

Crecimiento del cabello 

El gel que se obtiene de la sábila está cargado de minerales y complejos vitamínicos que fortalecen y estimulan el sano crecimiento de los folículos capilares.

Pero los beneficios de la sábila en cuanto al cuidado del cabello no se limitan solo a la hidratación y la recuperación del cabello maltratado por el calor o los tintes. Esta planta también ha mostrado ser eficiente para remover las células de piel muerta que producen la caspa.

Antienvejecimiento

Cómo hemos comentado con anterioridad, el gel extraído de la sábila está cargado de vitaminas esenciales que estimulan la producción de colágeno.

Esta proteína es la encargada de darle a la piel sus cualidades elásticas y renovar el tejido epidérmico a nivel celular. Actualmente, entre los cosméticos producidos comercialmente abundan los tratamientos antiarrugas hechos a base de esta planta.

Regeneración de la piel 

Si bien el uso más común de la sábila es como un hidratante, recientemente se ha demostrado que también funciona para oxigenar y exfoliar la piel.

Como el gel se absorbe con extrema facilidad, esto hace que sea un estupendo estimulante de la actividad celular. Ya que la sábila limpia, hidrata, desinfecta y remueve las células muertas de la zona donde es aplicada.

Contraindicaciones 

Aunque no cabe duda que la sábila es un ingrediente natural extremadamente beneficioso para la salud de nuestra piel y nuestro cabello, Internet está plagado de muchos mitos o afirmaciones que todavía requieren del respaldo científico.

Haciendo uso del interés que existe alrededor de esta planta, muchos portales digitales y medios de comunicación han empezado a filtrar información que no resulta del todo fiable.

Todos y cada uno de los beneficios que expusimos con anterioridad, cuentan con un respaldo científico que, a su vez, están corroborados por datos obtenidos en diversos estudios.

En lo que se refiere a la sábila, de cada hoja de la planta es posible obtener dos subproductos. Uno de ellos es el gel transparente que se encuentra en el interior de la hoja y el segundo es un látex de color amarillo.

Lea también: Remedios caseros para las alergias en la piel

Si bien este último es quizás el menos utilizado por la mayoría de nosotros, se ha comprobado que el látex que segrega esta planta es ideal para tratar el estreñimiento.

Pero todos los expertos en botánica y salud advierten que este no debe ser ingerido en dosis muy grandes ni con demasiada frecuencia. Ya que el exceso de esta sustancia puede generar problemas renales severos e incluso cuadros de deshidratación.

También investigaciones recientes han demostrado que el látex de sábila sin procesar contiene agentes químicos que son posiblemente cancerígenos.

Muchas fuentes confiables también advierten de los peligros de ingerir este subproducto de la planta junto con otros medicamentos de comercialización libre. Si una persona diabética ingiere sábila cómo un complemento para su tratamiento, esta podría sufrir una baja peligrosa de los niveles de azúcar en su sangre.

gel de sabila
El gel de sábila puede ser comestible, pero solo en pequeñas cantidades. (Foto Prensa Libre: Pixabay)

Obviamente todo esto deja muy mal parado al látex de la sábila en comparación con el gel que se extrae de la misma. Pero no debemos olvidar que estamos hablando del látex extraído directamente de la planta.

Cientos de laboratorios hacen un uso de este ingrediente como un componente clave de muchos tratamientos comerciales para tratar el estreñimiento. Por supuesto, estos cuentan con los equipos e instalaciones adecuadas para procesar y trabajar adecuadamente con este látex.

Todavía queda mucho por aprender acerca de la sábila y sus posibles usos dentro de la medicina. Pero lo cierto es que si queremos disfrutar de los beneficios de este producto natural, es necesario aprender a tratarlo adecuadamente.  

Conclusión 

Ciertamente la medicina natural es más que solo una moda pasajera. Las plantas medicinales han existido desde los inicios de la humanidad y seguirán existiendo en el futuro.

Las plantas, los minerales y los productos que pueden ser obtenidos de la tierra siempre serán la alternativa por excelencia para tratar cualquier padecimiento.

Y no hay mejor ejemplo de los beneficios y ventajas de los productos naturales cuando son utilizados de manera adecuada, que el caso particular de la sábila.

Es realmente curioso como justo en la época de la medicina moderna, la opinión pública a generado que actualmente vivamos el renacimiento de la medicina natural.

Las recetas, tratamientos y datos que corroboran sus beneficios abundan tanto en internet como en los medios de comunicación tradicionales. Sin embargo, nunca es bueno bajar la guardia del todo.

Es necesario ser muy juiciosos y empezar a cultivar el hábito de investigar por nuestra cuenta para corroborar la información que se nos suministra.

La sábila, como muchos otros productos naturales, se encuentra en ese punto medio donde no se sabe dónde termina el mito y dónde empieza la información corroborada por la ciencia.

Para poder analizar toda la información suministrada al respecto de esta planta, es necesario que estemos muy conscientes que no existe nada como una “cura milagrosa”.

Cómo hemos visto aquí, todas las propiedades y beneficios confirmados de la sábila cuentan con una explicación científica para esclarecer mejor la razón.

Lo que la ciencia nos ha permitido confirmar es que cuando se trata de hidratar la piel, tratamientos antiedad, cicatrizar heridas y el cuidado capilar, ningún ingrediente cuenta con tantas aplicaciones y resulta ser tan eficiente en cada uno de estos casos como la sábila.