Uveítis, la enfermedad que causa inflamación y enrojecimiento de los ojos

Al presentar enrojecimiento en el ojo, es importante acudir con un oftalmólogo y no automedicarse. El chequeo le permitirá obtener un diagnóstico y el tratamiento adecuado.

Publicado el

Archivado en:

ojosOjos rojosUveítis
La uveítis es una enfermedad que consiste en la inflamación de la úvea, en los ojos. (Foto Prensa Libre: Servicios).
La uveítis es una enfermedad que consiste en la inflamación de la úvea, en los ojos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

La uveítis consiste en la hinchazón e irritación de la úvea, que es la parte media del ojo y se encuentra debajo de la parte blanca del mismo; está encargada de suministrar la mayor parte del flujo sanguíneo a la retina.

La inflamación de la úvea podría ser causada por trastornos autoinmunitarios, es decir, cuando el sistema inmunitario ayuda a proteger al organismo de sustancias nocivas, pero, por error, ataca y destruye el tejido corporal sano; en este caso, la úvea.

Una de las señales más evidentes es el fuerte enrojecimiento del ojo, así que es importante el chequeo para obtener un diagnóstico adecuado y, sobre todo, no automedicarse.

La uveítis puede afectar uno o ambos ojos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

De acuerdo con Jorge Hernández, oftalmólogo especialista en glaucoma y presidente de la Sociedad de Glaucoma en Guatemala, el riesgo de automedicarse es muy alto. “Cuando no hay un diagnóstico, el paciente se automedica y, ante el enrojecimiento del ojo, se aplica esteroides. Esto eleva la presión y los ojos pueden quedar ciegos”, explica.

Síntomas

Los síntomas podrían presentarse en ambos ojos, o solamente en uno, de manera repentina y avanzar rápidamente. Las señales que podrían alertarle de una uveítis son: un fuerte enrojecimiento, dolor, fotofobia (mucha sensibilidad a la luz), visión borrosa, disminución de la visión e, incluso, manchas oscuras que flotan en el campo de visión.

La uveítis puede darse tanto en niños como en adultos. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Causas

De acuerdo con el especialista en glaucoma, Jorge Hernández, la uveítis es una enfermedad frecuente en Guatemala y, en al menos el 40% de los casos, se desconoce qué la causa.

“La uveítis se puede dar como la asociación a una condición o enfermedad, o por la presencia de un tumor”, dice Hernández, y agrega que muchas veces se debe realizar una investigación exhaustiva para llegar al diagnóstico final.

Uno de los síntomas de la uveítis es la fotofobia, es decir, una gran sensibilidad a la luz. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Mientras tanto, se trata como una inflamación. Otras razones por las que podría desarrollarse una uveítis son:

  • Lesiones o cirugías oculares
  • Trastorno autoinmunitario
  • Trastorno inflamatorio
  • Infección (Sífilis, Tuberculosis, SIDA, otros)
  • Cáncer

Lo recomendable es que, al presentar síntomas en los ojos, debe acudir inmediatamente con un oftalmólogo para realizarse un chequeo. El diagnóstico para determinar si se trata de uveítis, requiere de varias pruebas, pues no se detecta tan fácilmente.

Al presentar enrojecimiento de los ojos, es importante realizarse un diagnóstico con profesionales. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Si no se trata la uveítis, según Hernández, podría causar complicaciones y llegar a ser glaucoma, lesionar el nervio óptico, desprender la retina o perder totalmente la visión. Por ello, en cuanto se tiene el diagnóstico, es importante tomar el tratamiento adecuado y continuar el proceso con especialistas.

Tipos de uveítis

  • Uveítis anterior

También llamada iritis, es el tipo de uveítis más frecuente en pacientes. Esta consiste en la inflamación en la cámara anterior del globo ocular (entre el iris y la córnea).

 

  • Uveítis intermedia

Es conocida también como ciclitis y, en este caso, el ojo no suele enrojecerse, pero el paciente sí percibe una visión borrosa.

En este caso, la inflamación se da en la cavidad vítrea, que se encuentra entre el cristalino y el fondo del ojo.

 

  • Uveítis posterior

Esta es la inflamación que afecta las estructuras del fondo del ojo (retina y coroides), por lo que también podría denominarse retinitis y coroiditis. En caso de que afecte ambas, se le conoce como corio-retinitis.

Aunque no hay enrojecimiento del ojo, la paciente nota manchas negras que flotan, así como una visión borrosa.

 

  • Panuveítis

También denominada uveítis difusa, consiste en la inflamación de todas las capas de la úvea. En este caso, el ojo se enrojece a causa de la inflamación, se percibe una visión borrosa, así como la presencia de manchas negras flotantes.

¿Es reversible?

Hernández explica que, en la mayoría de los casos, cuando el paciente es diagnosticado a tiempo, responde a los tratamientos y es posible revertir la inflamación a través de la medicación en un tiempo prolongado.

Cuando se diagnostica a tiempo, es posible revertir la inflamación mediante la medicación adecuada. (Foto Prensa Libre: Servicios).

Es importante saber que los pacientes que tienen uveítis pueden recaer esporádicamente, por lo que, al presenciar nuevamente los síntomas, es necesario que se chequee de inmediato para que se le administre nuevamente el tratamiento.

Al recaer, los síntomas vuelven a presentarse y es necesario realizarse nuevamente las evaluaciones. (Foto Prensa Libre: Servicios).

“En algunos casos se repiten los exámenes porque, al haber una segunda presentación, podrían resultar positivos para en el diagnóstico”, dice.

 

Contenido relacionado:

>Un trasplante que devuelve la visión

>Ojos y pantallas: 2 consejos que pueden ayudar a los padres a prevenir la miopía en sus hijos

>Desarrollan lente de contacto que frena progresión de miopía en 43 por ciento