CubeSat Guatemala: "Crear CubeSats es un orgullo y emoción"

El doctor Scott Palo, quien estuvo de visita en Guatemala la semana última, es profesor e investigador  de la Universidad de Colorado, EE. UU., con experiencia en el diseño y misiones de satélites pequeños, quien visualiza un gran futuro para la ciencia aeroespacial del país.

Por Brenda Martínez

Archivado en:

Cubesat Quetzal-1 Tecnología
El doctor estadounidense Scott Palo, en el primer laboratorio de ingeniería aeroespacial de Guatemala, ubicado en la UVG. (Foto Prensa Libre, Brenda Martínez)
El doctor estadounidense Scott Palo, en el primer laboratorio de ingeniería aeroespacial de Guatemala, ubicado en la UVG. (Foto Prensa Libre, Brenda Martínez)

Palo visitó la Universidad del Valle de Guatemala (UVG) —con  el  apoyo de la Embajada de Estados Unidos en Guatemala—, donde se desarrolla Quetzal-1, el primer satélite nacional, para dictar conferencias, así como conocer y asesorar este proyecto.

¿Qué beneficios representa el diseño de un CubeSat para Guatemala?

Uno de los beneficios es capacitar a estudiantes en ciencia e ingeniería aeroespacial. Diseñar y construir un pequeño satélite es complicado, porque tiene los mismos componentes que uno de gran tamaño. Ellos no solo deben entender qué hacer para que funcione el sistema, sino encontrar soluciones, porque no saben con cuáles problemas se toparán. Aprenden a ser creativos.

Toma mucho tiempo hacer pruebas; por ende, ellos aprenden a ser persistentes, a alcanzar  metas, a no darse por vencidos y a trabajar en equipo, especialmente con integrantes con diferentes perspectivas y experiencias. Esta última es pieza fundamental de proyectos como este. El orgullo y la emoción de hacer algo que va al espacio  los motiva. Más adelante, podrán enseñar a otros estas nuevas tecnologías.

Le puede interesar: ¿Cuántas piezas tiene el CubeSat?

Muchas universidades tienen programas espaciales de pequeños satélites, y los estudiantes que participaron en ellos fundaron después compañías importantes de esta tecnología. No sé si este tipo de emprendimiento sucederá en Guatemala, pero esta industria prometedora comienza con estos pequeños aparatos. En  países desarrollados, el espacio es un lugar de significantes oportunidades en el futuro.

¿Qué piensa del desarrollo de Quetzal-1?

Es impresionante  y grande el trabajo que están haciendo. Se nota la pasión y la calidad de trabajo, la misma que he podido ver en universidades como la de Colorado. Hay muchas similitudes; enfrentan los mismos problemas. He visto el interés y curiosidad de comprender el por qué de las cosas.  En EE. UU. tenemos recursos para resolver problemas  más fácilmente.  Aquí —UVG—  no  tienen todos los recursos, por lo que deben buscar alternativas a las soluciones.

¿En qué misiones satelitales se encuentra trabajando en la actualidad?

Estamos trabajando en cinco misiones. La próxima se lanzará en octubre de este año, parecida a la que lanzamos hace dos años. Se trata de un satélite que analizará la radiación solar para entender sus efectos en la atmósfera, cómo llega a la Tierra y afecta el clima espacial y la comunicación. También seremos una de las primeras universidades que lanzaremos un satélite al espacio profundo, en el 2019, que orbitará la Tierra a gran altura hasta que se ‘desprenda’  y se aleje eventualmente para comprender cómo se comportará el aparato estando tan lejos.

¿Qué misión de CubeSat le ha sorprendido más?

En los últimos dos años ha habido muchas  misiones interesantes, pero la que más me ha llamado la atención es una llamada Marco, que son dos CubeSats  lanzados a Marte por la Nasa este año, a donde se espera que lleguen en unos nueve meses. Uno de ellos enviará un vehículo que aterrizará en la superficie de ese planeta y el otro, comunicará a la Tierra los datos que se recaben. La Nasa planea seguir usando CubeSats para estudiar otros planetas.

Perfil 

El doctor Scott Palo ha recibido varios reconocimientos por su labor educativa.

  • En 1994 obtuvo su grado doctoral de Ingeniería Electrónica en la Universidad de Colorado, EE. UU.
  • Del 2001 al 2008 fue profesor de Ciencias de Ingeniería Aeroespacial en la referida universidad.
  • Del 2013 a la fecha ha sido decano de Investigación del Departamento de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de ese lugar.
  • Entre los reconocimientos que ha recibido está el de Timed Mission de la Nasa (2008), Líderes Emergentes de la Universidad de Colorado (2012) y Profesor Comprometido Victor Charles Schelke (2014).
  • Ha diseñado, construido y desplegado sistemas de pequeños satélites, así como sensores remotos de termosfera e ionosfera.

Contenido relacionado:

>Cómo se comunicará el primer satélite nacional

>Así será la mision de Quetzal-1

>¿Quién es el joven que pensó en el nombre de Quetzal-1?