Alta Verapaz

Naciones Unidas verifica situación de desalojados en Tactic

Una comisión de La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llegó a la Cumbre, Tactic, Alta Verapaz, para verificar la situación en que se encuentran 25 familias desalojadas por el Ministerio Público y la Policía Nacional Civil, el 1 de noviembre último.

Por Eduardo Sam

Situación en la que viven 15 familias que fueron desalojadas.(Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)
Situación en la que viven 15 familias que fueron desalojadas.(Foto Prensa Libre: Eduardo Sam)

Los desalojados manifiestan que no existió un plan de reubicación y no tienen acceso a servicios básicos. Las familias conformadas por buena cantidad de niños se trasladaron a pie a 10 kilómetros del lugar del desalojo, con parte de la cosecha que lograron rescatar.

Los afectados solicitan que se les devuelva el lugar en donde vivían, además, denunciaron que durante las acciones de las autoridades hubo varias agresiones y una mujer de avanzada edad resultó herida.

"Debido al desalojo los niños han sufrido de fiebre y diarrea y algunas mujeres de trastornos mentales”, dijo uno de los líderes comunitarios.

Pedro Enrique Col, uno de los desalojados, refirió que un niño al que solo conoce como Ricardo fue golpeado porque no quería abandonar su vivienda.

“Pedimos el diálogo porque de lo contrario tomaremos otras acciones, lo que pedimos es que nos devuelvan nuestras viviendas y tierras, nos quedamos sin nada, no es justo”, indicó Col.

  • Lea también: Organización recauda zapatos para niños que descalzos a la escuela.

Sin servicios

Los desalojados construyeron champas donde han pernoctado, aunque carecen de agua potable, ropa y víveres, pues aseguran que les quemaron sus cultivos y pertenencias.

Delegados de Naciones Unidas verificaron las condiciones en las que viven los afectados.(Prensa Libre: Eduardo Sam)
Delegados de Naciones Unidas verificaron las condiciones en las que viven los afectados.(Prensa Libre: Eduardo Sam)

Quienes vivían en los terrenos desocupados exigieron la pronta acción de las organizaciones nacionales e internacionales, al argumentar que los terrenos les pertenecen porque sus ancestros ocuparon esas tierras durante muchos años.

Delegados de Naciones Unidas no emitieron opinión alguna a los medios de comunicación, únicamente dijeron que llegaron a verificar la situación de las familias.