Guatemala

Familiares y amigos piden justicia durante el sepelio de los periodistas Laurent Castillo y Luis de León

Entre lágrimas y aplausos, familiares, amigos, periodistas y vecinos de Coatepeque, Quetzaltenango, dieron el último adiós al periodista Laurent Castillo y al diseñador Luis de León, encontrados sin vida y con heridas de arma de fuego el jueves último, en un cañaveral de la finca Cristalina, Suchitepéquez.  

Por Sergio Morales y Rolando Miranda

Periodistas mostraron repudio por la muerte de Laurent Castillo y el diseñador Luis de León. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)
Periodistas mostraron repudio por la muerte de Laurent Castillo y el diseñador Luis de León. (Foto Prensa Libre: Rolando Miranda)

“Conocí a Laurent en la universidad desde hace ocho años. El recuerdo que tengo de él es el carisma y perseverancia que lo caracterizaba para perseguir sus sueños. Anhelaba graduarse de periodista profesional en el Centro Universitario del Sur Occidente”, comentó Pedro Tahual.

Armando Fuentes, vecino, lamentó que la inseguridad tiene de rodillas al país y esta vez le quitan al pueblo de Coatepeque una pieza fundamental en el área del periodismo.

“Estamos consternados por la muerte de los dos jóvenes que tenían muchas aspiraciones en la vida. Esperamos que se haga justicia porque son dos vidas que se fueron segadas por personas inescrupulosas”, agregó Fuentes.

Los cuerpos de Castillo y de León fueron trasladados este sábado al Cementerio General de la localidad. Durante el recorrido hacia el camposanto, familiares de las víctimas pedían justicia.

Sip condena asesinato de periodistas

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó los asesinatos en Guatemala de un periodista y un publicista e instó a las autoridades a indagar con celeridad para conocer los móviles, dar con los responsables y llevarlos ante la justicia.

Los cadáveres de Laurent Ángel Castillo Cifuentes, corresponsal del diario Nuestro Diario, en Coatepeque, Quetzaltenango y de Luis Alfredo de León Miranda, trabajador de la radio Coaltepec, fueron hallados el pasado jueves por cortadores de caña en una finca local.

Los cuerpos estaban atados de pies y manos y tenían heridas de bala en la cabeza, informó el Ministerio Público.

El presidente de la SIP, Gustavo Mohme, expresó su solidaridad con los familiares y colegas de los comunicadores.

"Aunque desconocemos si los crímenes están relacionados a su actividad en sus respectivos medios de comunicación, retomamos lo que advertimos hace pocos días en torno a que los ataques verbales contra periodistas y medios pudieran incentivar actos de violencia", indicó Mohme en un comunicado emitido por la SIP.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, subrayó que "las autoridades de Guatemala deben investigar con la mayor celeridad estos asesinatos", ya que "garantizar la seguridad de los periodistas es esencial para el ejercicio de la libertad de prensa".

Castillo, de 28 años, y De León, de 30, habían viajado desde el domingo 28 de enero a la ciudad de Mazatenango para cubrir la celebración del carnaval local con la intención de publicar una revista sobre esa festividad.

Una persona cercana a la familia de Castillo contó que el periodista había recibido llamadas recientemente para extorsionarlo por lo que había cambiado su número telefónico, aunque según su padre, su hijo nunca mencionó que hubiera sido amenazado.

Este viernes, familiares y amigos de Castillo lamentaron el asesinato e informaron que el periodista tenía metas por cumplir, entre ellas, cerrar su carrera profesional universitaria.

En Coatepeque, donde trabajaba el periodista Laurent Castillo, familiares y amigos lamentaron el asesinato. (Foto Prensa Libre: Rolando MIranda)
En Coatepeque, donde trabajaba el periodista Laurent Castillo, familiares y amigos lamentaron el asesinato. (Foto Prensa Libre: Rolando MIranda)

Ángel Castillo, padre del periodista asesinado, refirió que el domingo pasado fue el último día que vio a su hijo, y desconoce qué pasó, ya que Laurent "no había dicho si estaba amenazado o tenía problemas con alguien", sin embargo, pidió a las autoridades que investiguen el hecho.

Otra condena

También, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Oacnudh), en un comunicado conjunto, lamentaron los crímenes de los comunicadores.

"Preocupa la situación de la libertad de expresión y de la seguridad de los periodistas en el país", afirmaron en una nota Liliana Valiña, representante de Oacnudh, y Julio Carranza, de Unesco.

"La democracia de un país se mide también a partir del espacio existente para ejercer un periodismo libre e independiente, así como de la garantía de protección para los periodistas", añadieron.

Las oficinas de la ONU expresaron su confianza en que las investigaciones puedan esclarecer prontamente estos hechos.

*Con información de Rolando Miranda y agencia AFP