Huehuetenango

Consternación se vive en velatorio de familia masacrada

Entre escenas de dolor y muestras de solidaridad en el cantón Independencia, Santa Ana Huista, Huehuetenango, velaron los restos de la familia Torres Vicente, masacrada la noche del miércoles último cuando retornaba de trabajar.  

Por Redacción

Vecinos asisten al velatorio de las tres víctimas en Santa Ana Huista. (Foto Prensa Libre).
Vecinos asisten al velatorio de las tres víctimas en Santa Ana Huista. (Foto Prensa Libre).

El velatorio se efectuó en la vivienda de las víctimas, donde las condiciones de pobreza se evidencian, pues en dos bancas fueron colocados los tres féretros.

La pared de adobe fue cubierta con un nailon blanco; mientras algunos colaboradores regaron con agua el piso de tierra para evitar que el polvo afectara a los presentes.

Parientes que no se identificaron, manifestaron que ha sido una tragedia la muerte de violenta de Arnulfo Torres Aguilar, de 30 años, Adriana Emeteria Vicente Recinos, 36, y la hija de ambos Geidy Anabelly Torres Vicente, 12.

Expresaron que les entristece que quedara en la orfandad un menor de 8 años, quien estaba con una tía cuando su familia fue atacada a balazos en el cantón El Campo, Santa Ana Huista. 

El alcalde Filomeno Hernández afirmó que la comuna, a través de la Oficina Municipal de la Mujer, brindará ayuda especializada al menor, quien por ahora permanece con unos parientes.

El funcionario añadió que tienen conocimiento de que las víctimas rentaban terrenos, a donde todos los días acudían a trabajar en su sembradío de maíz.

“Es triste lo que les ocurre a familias pobres que apenas tienen para su comida”, expresó un vecino, quien agregó que Santa Ana Huista ha sido un municipio tranquilo y ahora será difícil borrar esa mala imagen que dejó esta masacre.

El sepelio de las tres víctimas fue la tarde del viernes pasado en el Cementerio General de la localidad, donde la comuna donó los panteones.