Justicia

La verdad del caso La Línea, según Pérez Molina

El expresidente Otto Pérez Molina cuestionó la acusación que el Ministerio Público (MP) hace en su contra en el caso de defraudación aduanera   La Línea e hizo serios señalamientos hacia la Embajada de Estados Unidos y su representante, Todd Robinson, acerca de la posibilidad de que desde esa sede se haya dirigido un plan para apartarlo del Gobierno.

Por Carlos Álvarez

El expresidente se presentó a las 5.47 horas, y su única declaración fue: “Esperemos que todo se aclare”. (Foto Prensa Libre: EFE)
El expresidente se presentó a las 5.47 horas, y su única declaración fue: “Esperemos que todo se aclare”. (Foto Prensa Libre: EFE)

El exmandatario dijo ser inocente y busca resolver su situación jurídica en un debate, pues considera que no existe ninguna prueba en su contra.

“Yo no me digo inocente. Yo soy inocente, y eso lo tienen que respetar todos. Lástima que se atrasó esta audiencia porque lo voy a demostrar”, dijo.

Antes de que comenzara la diligencia, los abogados defensores de Pérez Molina entregaron copias encuadernadas de la acusación que la Fiscalía hace en contra de este.

La publicación no indica dónde fue redactada ni cuántos ejemplares se imprimieron. El abogado Moisés Galindo indicó que fueron 200.

Estaba encuadernada y tenía pastas en las cuales figuraba un mosaico con fotografías del expresidente.

El juez Miguel Ángel Gálvez suspendió la diligencia, por una apelación que la Procuraduría General de la Nación (PGN) presentó en contra del fallo que la dejó fuera del caso, por considerar que el Estado es representado por la Superintendencia de Administración Tributaria.

El juzgador señaló que  una sala de Apelaciones deberá determinar  si se confirma   la exclusión de la PGN y que hasta que quede firme se reprogramará la diligencia.

El fiscal Juan Francisco Sandoval manifestó estar de acuerdo con la suspensión de la audiencia, porque si resulta favorable la resolución de la sala para la PGN podría haber un perjuicio para el proceso si se continúa.

Contra la Cicig

Antes de regresar a  la cárcel de la Brigada Militar Mariscal Zavala, zona 17, Pérez Molina afirmó que la Embajada de EE. UU. ha intervenido en varios asuntos internos y que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) es una de sus herramientas para ejercer presión.

“Lo vuelvo a repetir: aquí, detrás de esto, sigue estando la Cicig, que se ha convertido en una herramienta de los EE. UU”, declaró.

Agregó que en la reunión que sostuvo con Thomas Shannon, consejero del Departamento de Estado de EE. UU., en Izabal, en julio del año pasado, le pidió que   le llamara la atención a Robinson para que dejara de influir en asuntos internos.

El expresidente aseveró que el embajador habría cabildeado en el Congreso la reelección de la magistrada Gloria Porras para la Corte de Constitucionalidad.

Atacan investigación

Pérez Molina criticó el uso de colaboradores eficaces en la investigación, y aseguró que el caso carece de soporte jurídico y pruebas.

“Veníamos preparados para esta —audiencia de— etapa intermedia. Quiero ir a ese debate porque ahí no se van a dar habladas, sino pruebas”, comentó Pérez Molina.

Afirmó —sin aclarar cómo se enteró— que la familia de Salvador González Álvarez, alias Eco, por la declaración que este hizo sobre el caso, fue trasladada a Canadá y recibe US$5 mil de manutención.

Enfatizó en la falta de certeza de las declaraciones de una persona que figura como colaborador eficaz y recordó el caso Rosenberg, en el cual Mario Luis Paz Mejía dijo antes de morir   que la Cicig lo había obligado a mentir.

Se pidió la opinión de  la Cicig sobre los comentarios de Pérez Molina y la oficina de Comunicación de esa instancia dijo que no fijarían postura.

Pérez Molina habla

El exmandatario se dirigió a los medios de comunicación luego de suspenderse la audiencia y allí volvió a insistir en su inocencia, la débil investigación del MP y la supuesta injerencia de EE. UU, en los temas políticos del país.

  • "Yo no me digo inocente, yo soy inocente y eso lo tienen que respetar todos… lástima que se atrasó esta audiencia porque lo voy a demostrar, no con análisis falsos".
  • "Es un caso que se ha retrasado, el resto –de sindicados- va a cumplir un año y hay violaciones que se dan al debido proceso y derechos humanos".
  • "Es una persecución política la que están haciendo, incluso con mi hija de quererle congelar las cuentas".
  • "Tengo siete meses de estar retenido, cuatro de ellos ilegales, no hay modo de ver a la (ex) vicepresidenta hasta el día de hoy. No tuve ni siquiera la oportunidad de saludarla".
  • "Lo vuelvo a repetir, aquí detrás de esto sigue estando la Cicig, que se ha convertido en una herramienta de los Estados Unidos".
  • "En el caso del testigo protegido donde le sacan a la familia, se van para Canadá, le dan casa, carro, le pagan US$5 mil, no le embargan ninguna de sus cuentas, así cualquiera estaría dispuesto a hacerlo pero no es la forma de construir casos".
  • "Casos que se elaboran con testigos protegidos, con colaboradores eficaces con las condiciones que les di. De dónde va a salir ese dinero, de dónde salió el dinero para pagar casa y carro de un señor que vino a decir un montón de mentiras".
  • "Hay asuntos internos en los que Estados Unidos dijo que había que ver cómo extender la frontera. El vicepresidente –Joseph- Biden me pidió que se viera como se ponía una Cicig en Honduras y en El Salvador".
  • "Todos sabemos cuál es la motivación de Estados Unidos: el tema del terrorismo, narcotráfico y el tema de los migrantes".
  • "Vuelvo a denunciar la injerencia y el caso más reciente que lamento no salió como debería de ser es cómo se hizo la elección de la magistrada Gloria Porras, porque el que cabildeo en el Congreso a la magistrada fue la Embajada de los Estados Unidos".