Justicia

Caso La Línea | Otto Pérez Molina: “Queda demostrado que es un caso político”

El expresidente Otto Pérez Molina presenta las pruebas de descargo en la etapa intermedia del caso La Línea y argumenta que “es un caso político”.

Por Roni Pocón y Javier Lainfiesta / Guatemala

Otto Pérez Molina presenta sus pruebas de descargo en caso La Línea. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Otto Pérez Molina presenta sus pruebas de descargo en caso La Línea. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Pérez Molina expuso que la persecución en su contra, desde que era presidente, ha sido política, aseguró que el exembajador de los Estados Unidos, Todd Robinson, fue un actor político importante para que el caso avanzara.

“Las acusaciones han sido genéricas que hasta el nombre me confundieron con la exvicepresidenta, es la misma acusación contra Claudia Méndez”, maniestó Pérez Molina

El exgobernante reclama que se ha perseguido a los políticos, pero no a los empresarios importadores que presuntamente estaban involucrados en el caso. "En lugar de ser el 'mega caso' resultó ser el 'mega fracaso'  del Ministerio Público", manifestó el expresidente Pérez Molina.



#EnVivo

#CasoLaLínea | OTTO PÉREZ DECLARA ANTE EL JUEZ | El expressidente Otto Pérez Molina rinde declaraciones en la etapa intermedia del caso La Línea luego que en las jornadas pasadas lo hicieran Roxana Baldetti y Claudia Méndez.

Posted by Prensa Libre on lunes, 16 de octubre de 2017


El exmandatario habló que todo comenzó desde que él hizo pública su intención de no extender el mandato de la Comisión Interncional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig). Pérez Molina mencionó que se reunió con cuatro embajadores de los países cooperantes para de la Cicig y les manifestó su intención, lo que posteriormente hizo público en los medios de comunicación.

Otto Pérez subrayó que su decisión se fundamentó en los escasos resultados que había obtenido la comisión en los ocho años que llevaba en el país.

Consultó decisión

El expresidente señaló que su decisión la comunicó a la Comisión de Apoyo al Sector Justicia, integrada por la Fiscal General Thelma Aldana, el entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Josué Felipe Baquiax, el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla y  el director del Instituto de la Defensa Pública Penal, Remberto Ruíz.

“La primera que se pronunció fue la fiscal: "sabe que vamos a hacer presidente, vamos a hacer un estudio de cuanto ha gastado la Cicig en estos ochos años y a la par vamos a poner los escasos resultados que se han obtenido’ me dijo ella ”, aseguró Pérez Molina.

El exgobernante declaró que ese caso -la línea- salió forzado porque el 16 de abril -de 2015- hicieron las capturas que no estaba fundamentadas, “pero fue por eso, fue porque ellos vieron que estaba en juego la estadía de la Cicig”.





Mandato Cicig

Pérez Molina contó al juez que después que manifestó la decisión de poner fin a la Cicig, fue a una reunión en la Casa Blanca para reunirse con los entonces presidente Barack Obama y vicepresidente Joe Biden, donde también participaron los presidentes de Honduras y El Salvador.

“Cuando terminamos el almuerzo me dijeron que el vicepresidente quería reunirse en privado conmigo. Lo único que me dijo fue que procurara la forma para que la Cicig se quedara y que les ayudara a que se extendiera a Honduras y El Salvador”, contó Pérez.

Otto Pérez Molina se apoya en una presentación de Power Point para presentar las pruebas de descargo. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
Otto Pérez Molina se apoya en una presentación de Power Point para presentar las pruebas de descargo. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

Posterior a eso, hubo una visita oficial del vicepresidente Biden a Guatemala y según Pérez Molina cuando conoció la agenda, se percató que se contemplaba una visita a la Cicig.

“Hablé con el canciller y le dije: pídale que el vicepresidente Biden no vaya a la Cicig, porque ese un asunto interno y aún lo estamos analizando. ¿Sabe que hicieron señor juez? terminan haciendo lo que se les da la gana, llamó al comisionado -Iván Velásquez- a la embajada y ahí se reunieron”, acotó Pérez Molina.

También les pedí que no se pronunciaran respecto al tema de la Cicig por tratarse de asuntos internos. “Dos cosas pasaron, Biden pidió una reunión solo conmigo. Estuvimos los dos solos en la Casa Presidencial, sabe de qué hablamos los 15 minutos de que la Cicig debía permanecer y le dije que esos eran asuntos internos”.

Elecciones

El expresidente también dijo que se tardó en presentar su renuncia porque se enteró que había un grupo interesado en suspender y aplazar las elecciones y que por eso espero para hacerlos hasta dos semanas antes que se realizaran los comicios.

"Yo me tarde en renunciar porque quería asegurarme que hubiera elecciones en el país, había un grupo que no quería", dijo Pérez.

Pérez continuó su declaración y presentó fotografías del día cuando le dio la bienvenida al comisionado y contó que desde el Ejecutivo ya se hacía una investigación sobre defraudación aduanera.

"A mí no me hubiera faltado el carácter para decirle al comisionado de la Cicig que detuviera la investigación de haberlo sabido porque yo ya estaba llevando una averiguación de la defraudación aduanera", enfatizó el exmandatario.

Lo asemeja a libro

Otto Pérez Molina contó que la acusación del MP está basada en un libro que habla de la actuación de grupos paramilitares y narcotraficantes, de cómo toman el poder del Estado en Colombia y México. "Esa no es la realidad del país", aseguró.

“Cómo es posible que el Ministerio Público y la Cicig hagan una marrada así”, cuestiono Pérez Molina.

Con relación a la denominación del “1 y 2” en referencia a la pesquisa que menciona que serían el presidente y vicepresidenta. Pérez Molina argumentó que esa conclusión la efectuó un analista, con lo cual  expresó, “así que fácil. La discrecionalidad es muy alta para que yo pueda decir quién es quién".

En otra parte de su defensa Pérez Molina  manifestó que desde febrero del 2014, había un convenio con Cicig para investigar la corrupción en las aduanas. “Nunca señor juez, le di instrucciones a personas del Ejecutivo, ni de la SAT para conformar una estructura o se efectuaran cobros ilegales.

Escuchas

El exmandatario se refirió a una de las escuchas telefónicas presentadas durante la investigación, la cual supuestamente lo involucra en la estructura de defraudación. La escucha fue presentada por el MP y la Cicig el 24 de agosto de 2015, donde Pérez mantiene una conversación con el entonces superintendente de Administración Tributaria, Carlos Muñoz.

"El de Recursos Humanos, que habíamos dicho de los cambios, porque si no, no me va a caminar nada. Ya el sindicato dice que va a empezar a boicotear y hacer cosas, entonces antes de eso... Entrémosle", se escucha decir a Pérez Molina hablando con Muñoz.

En otro fragmento de la conversación esto dice Pérez Molina: "Ponga entonces a ese Sebastián... pero póngamelo ya, mañana", a lo que el jefe de la SAT responde: "Hoy mismo hago el cambio, presidente".

Después de eso, fue nombrado Sebastián Herrera como jefe de Recursos Humanos de la SAT.

En su declaración, Pérez Molina dijo que, a Sebastián Herrera, no lo conocía, y el cambio de quien estaba anteriormente se dio por informaciones que le trasladaron del sindicato y de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIE).

“Me dijeron que había puestos que estaban colocados y le dije a Carlos que tenía que hacer ese cambio, pasó el tiempo y ese cambió no se dio. Ponga a la persona que usted quiera, pero póngala ya”, recuerda Pérez que dijo a Muñoz.

“Sebastián Herrera no era persona de mi confianza, no lo conocía, nunca había escuchado hablar de él, no me lo recomendó nadie más que Carlos Muñoz, es así como llega a ese cargo”, argumentó. 

El general retirado también dijo al juez que, Herrera demostró durante su declaración que no se dieron cambios durante su periodo, al frente de Recursos Humanos de la SAT  “es más hay otra secuencia de llamadas en donde a los tres meses se está yendo Sebastián Herrera”.

Además, hizo referencia a una escucha donde, según Pérez Molina, Herrera le manifiesta su preocupación a un amigo en esa llamada “por eso le pregunta, ¿será que el uno sabe que soy yo? y el otro contesta: no tengas pena, estás blindado y a los dos días lo cambian”, argumentó, mientras se escucharon risas en la sala.

Sobre Javier Ortiz y Geovanni Marroquín, Pérez dijo que a Marroquín lo vio cuando llegaron a hacer la supuesta presentación de un plan para la mejora de recaudación de impuestos, una reunión organizada por Salvador González alias ECO, y posterior a eso no lo volvió a ver hasta que se reunieron en Mariscal Zavala.

El Gobierno había anunciado la posible contratación de los servicios de una empresa extranjera para que se encargara del trabajo en las aduanas, la cual debía cumplir con una meta de recaudación, y el pago sería un porcentaje sobre el monto que lograra superar.

“No se derivó ningún cambio, ni se hizo nada del plan que ellos tenían para mejorar la recaudación de impuestos internos”, acotó Pérez Molina.

“El analista de la Cicig, y el fiscal del MP siguiendo el juego del analista, dice que esta conversación constituye un hito para la investigación y me pongo en el lugar del analista, y digo, si en verdad esto es un hito, ¿qué se puede esperar de la investigación?” cuestionó.

Pérez Molina también llevó un listado de los superintendentes de SAT nombrados durante su mandato y las justificaciones de las circunstancias que supuestamente motivaron los cambios.