Justicia

Pérez Molina pedirá que le cambien los delitos

Por orden de una Sala de Apelaciones, el juez Miguel Ángel Gálvez deberá celebrar una audiencia donde Otto Pérez Molina pedirá una reforma de delitos que enfrenta en el caso La Línea.

Por José Patzán y Jerson Ramos

El ex presidnete Otto Pérez Molina (Izquierda) solicita que se le cambien los delitos en el caso La Línea.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El ex presidnete Otto Pérez Molina (Izquierda) solicita que se le cambien los delitos en el caso La Línea.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Bajo la orden de la Sala, el juez Gálvez tiene 72 horas para programar una audiencia y escuchar los argumentos del exmandatario.

Pérez Molina enfrenta los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y casos especiales de defraudación aduanera.

El 6 de febrero último, la  defensa de Pérez Molina recusó al juez Miguel Ángel Gálvez por considerar que este habría “adelantado opinión” y dudar de su imparcialidad en el proceso contra 31 sindicados en el caso La Línea, al comienzo de la audiencia en la que se discute la acusación que hace el Ministerio Público (MP).

César Calderón, abogado de Pérez, reprochó que el juez haya sido declarado Personaje del Año por parte de “un medio de comunicación”, en referencia a Prensa Libre.

Además, cuestionó que durante la audiencia de primera declaración de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, en agosto del 2015, el juez haya mencionado a Pérez Molina como jefe de una estructura.

La acción fue rechazada por Gálvez, quien consideró que no son ciertos los señalamientos.

“Cuando usted liga a proceso a Baldetti en su alocución, sin que Otto Pérez Molina fuera parte del proceso, sin que fuera despojado de inmunidad como presidente de la República, usted lo colocó como jefe de una estructura”, expresó Calderón.Con la recusación, el defensor pretendía separar a Gálvez del caso.

Pérez reclama

Durante varios minutos Pérez Molina tomó la palabra para explicar a Gálvez por qué cree que adelantó criterio, al punto de sugerir que se ahorrara tres semanas de audiencia y que de una vez mandara a juicio a los acusados.

Su argumento  se centró en  convenios de colaboración eficaz que el MP firmó con Salvador González y Juan Carlos Monzón.