Migrantes

Sigue éxodo de niños guatemaltecos a EE.UU.

Niños guatemaltecos arriesgan la vida al viajar solos a Estados Unidos, en donde muchos son detenidos. Lejos de concretarse están  los ambiciosos programas presentados hace dos años que pretendían disminuir la migración irregular, cuando estalló una crisis humanitaria en albergues fronterizos de ese país.

Por Sergio Morales y Henry Pocasangre

Este año subieron 39 por ciento detenciones en el país del norte, en relación con las del  2015. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)
Este año subieron 39 por ciento detenciones en el país del norte, en relación con las del  2015. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)

Las cifras con que cerró el año fiscal 2016 en EE. UU. —del 1 de octubre del 2015 al 30 de septiembre del 2016—, muestran un alza del 39% de las detenciones de menores guatemaltecos en la frontera sur estadounidense.

Según las estadísticas del sitio web de la Patrulla Fronteriza, en ese período, fueron aprehendidos 18 mil 913 menores de edad guatemaltecos, cinco mil 324 más que en el año fiscal 2015.

El número es superior, incluso que la cantidad de detenciones del 2014, cuando  Barack Obama, presidente de EE. UU., declaró una crisis debido a la gran cantidad de menores que atestaron los centros de detención en ese país.  

Guatemala fue el territorio del que más niños huyeron hacia EE. UU. durante el 2016, delante de El Salvador —17 mil 512—, Honduras —20 mil 226— y México —tres mil 481—. En total 58 mil 918 menores fueron detenidos en el último año, lo que hace temer una nueva crisis.

En agosto pasado, a petición de activistas y organizaciones estadounidenses, se difundieron imágenes de varios centros de detención de la Patrulla Fronteriza que mostraban celdas abarrotadas y migrantes en condiciones deplorables.

Fracaso de políticas

Expertos coinciden en que el marcado aumento de la migración irregular es el resultado del fracaso de las políticas sociales de los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

“Las condiciones de vida para millones de personas son tan malas, que la gente se arriesga a todo con tal de vivir un poco mejor en otro lugar”, afirmó por medio de un correo electrónico Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Ángeles (Chirla, en inglés).  

“Mientras no haya una condena pública mundial en contra de estos países, los gobiernos continuarán como si nada está pasando”, agregó Salas.

Según la directora de Chirla, la organización tiene información de que “los centros de detención en Estados Unidos están a su máxima capacidad y que el trato a los detenidos es cuestionable”, no obstante, añadió, mientras el Congreso estadounidense siga autorizando fondos públicos a compañías privadas por el manejo de las cárceles “siempre habrá espacio para detener a más personas”.

Óscar Chacón, director ejecutivo de Alianza Américas, otra organización pro inmigrantes de Estados Unidos, también culpa a la incapacidad de los estados de generar mejores condiciones de vida para sus ciudadanos, y al Plan Alianza para la Prosperidad lanzado en el 2014 que “se quedó muy corto”.

De acuerdo con Chacón, el plan “no representa una nueva apuesta de desarrollo para la región”. Además, “no ha generado interés en el mundo de la cooperación e inversión financiera internacional”, indicó.



Menores guatemaltecos viajan solos a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Menores guatemaltecos viajan solos a Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


Esperan fondos

El Plan Alianza para la Prosperidad contempla una asignación de US$750 millones para Centroamérica en el  2017, toda vez que Guatemala, Honduras y El Salvador cumplan con una serie de requisitos relacionados al combate de la corrupción, transparencia, reducción de la pobreza y aumento de ingresos fiscales.

Del total de fondos, US$127 millones serán para Guatemala, país que junto a Honduras ya fue “certificado” por EE. UU.

La pobreza es la principal causa

Para el canciller guatemalteco, Carlos Raúl Morales, la pobreza es el detonante principal de la migración.

“La población ha sido expulsada del país, se han tenido que marchar contra su voluntad, pero es la que hoy mantiene la economía y más importante, a sus familias con algo que comer”, manifestó el funcionario.

La reunificación familiar, los desastres naturales y la inseguridad son otras de las causas, según Morales, quien aclaró que los migrantes se trasladan pese a las campañas de advertencia de los riesgos de viajar, porque “el hambre y la necesidad es más fuerte”.

También culpó a los coyotes, quienes se aprovechan de la coyuntura electoral en EE. UU. y convencen a las personas de que viajen de forma ilegal “diciéndoles” que si gana Donald Trump ya no lo podrán hacer después.

Coyotes burlan controles en México

El aumento de detenciones de menores de edad en la frontera sur de Estados Unidos podría explicarse con la  disminución de las capturas en México, de acuerdo con Óscar Chacón, de Alianza Américas.

Según un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, ese país detuvo a más de 20 mil niños y adolescentes durante el 2015, un promedio de mil 660 al mes, mientras que en los primeros siete meses del presente año han aprehendido a nueve mil 926, un promedio mensual de mil 332.

Chacón consideró que los traficantes de personas “se han adaptado exitosamente” a los controles en México. El resultado, aseguró, son nuevas rutas, con frecuencia más costosas económicamente y más riesgosas para la seguridad de las personas que migran.