Política

Crece disputa por reforma política

Jefes de diferentes bloques legislativos, líderes sociales y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) defendieron ayer las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, reconocen que son insuficientes, pero demandan al presidente Jimmy Morales que sancione la normativa para que entre en vigor de inmediato.

Por Jessica Gramajo

Sectores y diputados defienden nueva Ley de partidos políticos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Sectores y diputados defienden nueva Ley de partidos políticos. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El domingo último, el mandatario evidenció en su cuenta de Facebook su rechazo a  las reformas políticas, al indicar que está preocupado porque no contienen los cambios que la población reclama.

Aunque la Constitución establece un máximo de 15 días para que el presidente vete o sancione la ley, Morales aseguró que convocará a un diálogo para analizar si las reformas electorales están correctas.

Julio Solórzano, magistrado del TSE, señaló: “Como Tribunal queremos que se apruebe, que lo sancione el presidente. Las reformas no serán perfectas, pero solventan grandes temas como el voto en el extranjero, las pautas en las campañas publicitarias, otorga facultades sancionatorias y permite la fiscalización de los fondos que reciben los partidos”.

Agregó: “Sin ser perfecta —la ley— lleva muchas ventajas para el próximo proceso electoral. Además, todo el análisis de los cambios representó un costo económico. El TSE es ponente de las reformas, se escuchó a diferentes sectores, no sancionar la normativa sería un retroceso”.

Por su parte, el presidente del Congreso, Mario Taracena,  a diferencia de días anteriores asumió un tono más conciliador. Dijo que ya no continuará con la confrontación y le recomendó a Morales que no haga nada con la ley, pues al terminar el plazo de 15 días esta debe  regresar al Legislativo y  se da por sancionada.

La dirección legislativa envió el decreto al Ejecutivo el 4 de mayo recién pasado,  y Morales tiene hasta el 25 de este mes para decidir.

“Si no quiere comprometerse con los sectores que defiende, que no lo haga. No tiene que vetarla ni sancionarla; yo asumo la responsabilidad, le prometo que el 26 yo mando al diario oficial la ley para que la publiquen. Que le ponga mi nombre a las reformas”, afirmó Taracena.

El artículo 178 de la Constitución establece que luego de 15 días la ley se da por sancionada y debe regresar al Legislativo.

Plazos

Solórzano explicó que es necesario que  Morales tome una decisión, por los plazos que deben cumplirse durante la aplicación de la normativa.

“La reforma debe  aprobarse  de forma urgente y   oportuna. Aunque lleve grandes beneficios, no funcionará si se hace cerca del proceso electoral”, explicó el magistrado del TSE.

Recordó que con las modificaciones se adelantaron las elecciones, por lo que los plazos se acortan. Además, se aprobó el voto en el extranjero, el cual se emitiría por primera vez en la historia del país, por lo que se carece de experiencia, solo se conoce la de otros países, que no ha sido tan positiva.

El TSE también explicó que la contratación y distribución de tiempos y espacios en los medios de comunicación es una novedad en la que tampoco se cuenta con experiencia y “es un tema sensible”.

De igual forma recordó que después de que entre en vigor la ley, ese máximo tribunal  cuenta con 90 días para elaborar el reglamento.

Nueva generación

Solórzano reconoció que la ley no recoge todo lo que la población había solicitado, pero recordó que en esta misma se establece que cada vez que concluya un proceso electoral debe hacerse una revisión del decreto.

El presidente de la Comisión de Asuntos Electorales del Congreso, Ovidio Domingo Bámaca, informó que para el próximo 17 de mayo se convocó a los integrantes de esa sala para comenzar la discusión de la “segunda generación” de modificaciones electorales.

Domingo Bámaca afirmó que en la reunión se definirá cuándo se hará la convocatoria a mesas técnicas, en las que se invitará a todos los sectores interesados en la discusión.

“Hasta el presidente —Jimmy Morales— va a poder enviar a sus representantes”, enfatizó el congresista.

Detalló que como punto de partida ya se establecieron varios puntos por discutir, como la votación uninominal para la elección de diputados, el establecimiento de una segunda vuelta para alcaldes municipales, la eliminación del nepotismo en la postulación de candidatos y la participación igualitaria de hombres, mujeres e indígenas.

Razones para el veto

En una cita con directores de medios, Morales expuso las razones por las que se opone a las reformas.

  • Señaló que el Congreso no respetó el dictamen en el que se plasma la opinión de la Corte de Constitucionalidad.
  • Aumentaron la cantidad de diputados a 160, cuando el máximo tribunal lo dejó en 158.
  • No tomaron en cuenta el clamor popular respecto de las cuotas para mujeres e indígenas.
  • Se dejó  abierta la posibilidad para que los legisladores se cambien de partido en año electoral.
  • La no cancelación de los partidos políticos.

Congreso defiende la Ley

El presidente del Congreso responde al mandatario y le pide la aprobación de la normativa.

  • Insistió en recomendarle a Morales que lea la propuesta para que vea que recoge el 75 por ciento de las solicitudes de la población.
  • “Debemos dejar de insultarnos, los dos nos debemos respeto”, dijo.
  • Consideró absurdo que se quiera convocar a diálogos. “No encaja ni está en la ley”, manifestó.
  • Argumentó que la ley quita el secreto bancario a los partidos políticos, democratiza el acceso a los medios de comunicación y permite la fiscalización y transparencia.

Pide mesura

Carlos Alvarado, rector de la Universidad de San Carlos, recordó a los presidentes del Legislativo y del Ejecutivo que tienen un papel constitucional y que deben  asumir con  visión de país.

Anunció que la Usac presentará otras reformas electorales.

Debe sancionar

Pedro Cruz, de Primero Guatemala, indicó: “El Congreso solo dio pinceladas del clamor popular; no respondió a lo que se solicitó. No permitió hacer una depuración de la clase política; pero el presidente debe  sancionar el decreto, porque se abre la opción de mejorar el trabajo”.

Mala intención

Marielos Fuentes, de Guatemala Visible, recordó que el Frente de Convergencia Nacional (FCN) participó en retrasar la aprobación de las reformas. “Los cambios no convencen, porque los trasquilaron mucho; pero es un primer paso. Que el presidente la sancione”, dijo.

Mala práctica

Carmen Aída Ibarra, del Movimiento Pro Justicia, ve peligroso  que el presidente “inaugure nuevas prácticas, como convocar a diálogos siempre que una ley no le guste a él o a los sectores donde tiene compromisos; de lo contrario,  el Organismo Ejecutivo se convertirá en un cuello de botella”.

Justifica a Morales

El vicepresidente Jafeth Cabrera aseguró que el propósito del mandatario Morales de llamar a un diálogo para decidir el futuro de la ley  es   que los sectores que pedían reformas profundas “y que no se dieron”  puedan hacer un “llamado a la reflexión”.

Lamenta disputa

Álvaro Velásquez, diputado de Convergencia, indicó: “El presidente tiene cosas más importantes que hacer, como solucionar la crisis en salud, que enfrascarse en una guerra política. Si quería legislar se hubiera postulado para diputado. ¡Que sancione las reformas!”.

Reconoce debilidad

Amílcar Pop, legislador de Winaq, reconoció que las reformas tuvieron debilidades y que fuerzas radicales imposibilitaron los cambios, como el de la paridad, pero calificó de exagerada la reacción del Ejecutivo, pues “sus diputados tampoco defendieron la ley”.

Defiende a sectores

Orlando Blanco, jefe de la UNE, consideró que Morales está cumpliendo con una estrategia mediática para quedar bien, “según él, con los sectores que defendían la ley. Pero en el fondo está defendiendo los intereses de sus financistas, como lo es Ángel González —dueño de canales de TV—”.