Política

Gobernadora sale llorando de reunión con diputados de FCN-Nación

Una extraña citación se efectuó ayer en la bancada del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), que concluyó con el llanto de la gobernadora de Alta Verapaz, Estela Ventura, y la denuncia de supuestas presiones para favorecer contrataciones de personal y de obras.

Por Jessica Gramajo

Estela Ventura, gobernadora de Alta Verapaz, sale llorando de una citación con FCN-Nación; fue candidata a diputada por la URNG. (Foto Prensa Libre: E. Bercian)
Estela Ventura, gobernadora de Alta Verapaz, sale llorando de una citación con FCN-Nación; fue candidata a diputada por la URNG. (Foto Prensa Libre: E. Bercian)

Para la reunión no se convocó a la Prensa, y cuando se solicitó el ingreso, el comunicador de FCN-Nación, Gustavo Cárdenas, indicó que la citación era “privada”, pese a que  la Constitución garantiza el libre acceso a las fuentes.

El asesor de la gobernadora, Homero Gatica, tampoco pudo estar presente, pues fue expulsado.

Afuera de la oficina de la bancada el ambiente era tenso. Lesvia Mus, activista indígena, quien acompañó a la funcionaria, denunció que los diputados le exigían plazas y obras.

Asesores legales de la Gobernación de Alta Verapaz solicitaron ingresar; se les pidió tiempo, y minutos más tarde Mus salió del salón, mientras se cubría el rostro y lloraba. No quiso hablar.

Giordano niega

Después de la insistencia de reporteros para obtener declaraciones, Manuel Giordano, diputado de FCN-Nación (tránsfuga de Líder) negó que se hubiera presionado a la gobernadora. Explicó que en la citación participaron todos los miembros de la bancada, y que se efectuó para “fiscalizar”.

Javier Hernández, jefe de ese bloque, negó haber participado en la citación. “Estaba en la oficina, pero en otra reunión”, dijo.

El vocero del Gobierno, Heinz Heimann, indicó que no ha recibido denuncias de los funcionarios sobre presiones, y afirmó que hay obligación de denunciar los abusos.

Exigen plazas

El Congreso denunciará esta semana al ministro de Salud, Alfonso Cabrera, por omisión de denuncia, luego de que se conoció que se quejó de que congresistas lo extorsionaban para privilegiar contrataciones.

“Solo me sugirieron nombres de personas”, dijo Cabrera en una citación con el bloque Todos, la semana pasada. También reconoció que las reuniones se hacían en privado, en su oficina.

Doble cita

Prensa Libre acudió a la reunión a la que estaba citado el viceministro de Cultura, Érick Sosa, a quien se supone que diputados de FCN-Nación le exigen 40 plazas; pero se informó que sería en otro salón, del que salió la gobernadora de Alta Verapaz.