Política

Otto Pérez Molina sigue en la Presidencia

Otto Fernando Pérez Molina anunció que no renuncia y se mantiene al frente de la Presidencia, pese al debilitamiento de su propio gabinete de Gobierno y en contra del clamor de sociedad civil, grupos sociales y académicos.

Por Alex Rojas

Otto Pérez Molina sigue en la presidencia, con un proceso de antejuicio solicitado en su contra desde el pasado viernes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Otto Pérez Molina sigue en la presidencia, con un proceso de antejuicio solicitado en su contra desde el pasado viernes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

En un mensaje grabado desde el Salón de los Espejos de Casa Presidencial, el presidente Otto Pérez Molina asegura que no renunciará y enfrentará el debido proceso.

"El fin superior es resguardar la institucionalidad y avanzar en las transformaciones urgentes en lo político y legal", dijo el presidente.





Contra el sector empresarial

El mensaje del mandatario marcó una distancia con el sector empresarial, el mismo que el pasado viernes solicitó su renuncia.

Agregó: "El erario se ha visto como un botín del que se aprovechan funcionarios... el viernes el Mp y la Cicig hicieron señalamientos graves, solicitaron un antejuicio contra mi persona, es más, me sitúan como la cabeza de la estructura y rechazo mi vinculación a la misma y el haber recibido dinero de esa operación".

"Daré la cara y demostraré frente a la institucionalidad, mediante el debido proceso, que no he sido parte y mucho menos receptor de esos fondos mal habidos... entiendo la lógica de los fiscales, pero no hay una línea, son dos y hasta ahora solo ha aparecido la que recibe y no la que paga, sin duda enraizada en el sector empresarial", dijo Pérez Molina.

El mandatario también dijo que existe "una estrategia intervencionista" que quiere tomar decisiones políticas en el país: "si algunos sectores de la comunidad internacional no les parece los candidatos, primero hay que hacer un lado los intereses particulares y ver por el pueblo y la nación guatemalteca. Hoy que recibo el embate político y mediático de estos grupos, aceptaré la Ley".





Pide Perdón

Pérez Molina señaló: "Los hechos son los hechos y con el carácter que niego mi vinculación, no puedo dejar de reconocer que aconteció en mi gobierno y con funcionarios cercanos, y me obliga a pedir una disculpa pública y desde el fondo de mi corazón pedir perdón a los guatemaltecos".

Agregó: "En nuestro país, lo importante es que no se rompa el orden de nuestro pueblo, la ciudadanía debe entender que la única manera es elegir a las autoridades es por la vía del voto consciente".

"Hago un llamado a que se manifieste esa Guatemala profunda, las organizaciones sociales, rural, plural y diversa; los insto a defender nuestra incipiente democracia, que nos abra el camino a una Guatemala más segura, más justa, más participativa y más próspera", resaltó el mandatario.

Gabinete se debilita

Pérez Molina, convocó a sus ministros, luego de la renuncia de cuatro de ellos este fin de semana, los últimos  en presentar su renuncia fueron Sebastián Marcucci de Agricultura y Luis Enrique Monterroso de Salud.



Ministros ingresan por el callejón Manchén a Casa Presidencial. (Foto Prensa Libre: ESbin García)
Ministros ingresan por el callejón Manchén a Casa Presidencial. (Foto Prensa Libre: ESbin García)


Marcucci y Monterroso habrían presentado su renuncia durante la reunión de gabinete a la que fueron convocados este domingo, sin embargo el Presidente no las aceptó y permanecerían en el cargo hasta que las mismas sean aceptadas.

Monterroso explicó que su renuncia al ministerio de Salud es en atención a "las voces ciudadanas" y tiene la "intención personal" de contribuir a la legitimidad de las instituciones. La renuncia la habría presentado en la reunión de gabinete este domingo y fue confirmada a través de la cuenta de tuiter de la cartera de Salud.

El ministerio de Salud en un mensaje en tuiter aclaró que Monterroso seguirá en el cargo hasta que oficialmente le sea aceptada la renuncia.

El destino de Pérez Molina

La decisión de Otto Pérez Molina de permanecer en la presidencia, implicaría que la Corte Suprema de Justicia conozca y de trámite al antejuicio en su contra, solicitado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), por supuestamente liderar desde antes de ser Presidente, una estructura dedicada a la defraudación fiscal en las aduanas.

El Congreso tendría que conocer por segunda ocasión en menos de tres meses, un proceso de antejuicio en contra del mandatario e integrar una Comisión Pesquisidora que evalúe los cargos imputados por el Ministerio Público: Asociación Ilícita, Cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera.

De retirarle la inmunidad a Pérez Molina en el Congreso, el Ministerio Público podría investigarlo como a cualquier ciudadano y enfrentar el proceso en Tribunales, aunque podría seguir en la presidencia sino solicitan orden de captura en su contra, de ser así debería abandonar el puesto y ser encarcelado.