Prohíben uso de bolsas plásticas en San Pedro La Laguna

Con el fin proteger el ambiente, la Municipalidad de San Pedro La Laguna, Sololá, publicó un acuerdo en el que prohíbe la venta y distribución de bolsas plástica, duroport, pajillas y derivados.

Por la Redacción / San Pedro La Laguna

Mujeres muestran bolsas de tela que usarán en lugar de las hechas de plástico, en San Pedro La Laguna, Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)
Mujeres muestran bolsas de tela que usarán en lugar de las hechas de plástico, en San Pedro La Laguna, Sololá. (Foto Prensa Libre: Ángel Julajuj)

El acuerdo 111-2016  publicado este viernes por la referida comuna en el diario de Centro América resalta que el objetivo es minimizar los graves perjuicios que el exceso de los referidos productos causa en el ambiente y el Lago de Atitlán. 

Explica que toda persona que individual o jurídica que haga uso de estos productos de único uso inútiles y no reusables, como pajillas duroport y sus derivados, será sancionada con una multa de Q300.

Advierte que las empresas que comercialicen y distribuyan bolsas plásticas y los otros dos referidos productos, en  San Pedro La Laguna, serán sancionadas con una multa que asciende a los Q15 mil.

Según lo acordado por el Concejo, para los  dos casos de sanciones anteriores, la reincidencia en el incumplimiento de la norma, se sancionará con el doble del valor de la multa y queda facultado el juez de asuntos municipales para emitir las sanciones.

A los consejos comunitarios de desarrollo deberán ser los garantes de la aplicación y el cumplimiento de la norma en sus respectivos cantones, sectores y comunidades.

El referido acuerdo tomará vigencia ocho días después de su publicación; luego, comerciantes tendrán 30 días para dejar de usar los derivados plásticos, los cuales podrán entregar de forma voluntaria en lugares indicados por autoridades locales.





Daños graves

En abril último, Sidney Samuels, ministro de Ambiente, se reunió con jefes ediles de Sololá para tratar asuntos relacionados con la conservación del Lago de Atitlán, e indicó que la situación de ese manto acuífero empeorará de forma drástica en siete años, si no se toman las medidas necesarias para dejar de contaminarlo.

El funcionario añadió que se espera que para el 5 de mayo del 2019 funcionen todas las plantas de tratamiento de aguas residuales en el referido lago, debido a que la situación de contaminación es crítica y no se debe esperar más.

Añadió que debido a la contaminación que el lago recibe cada día, se deben de tomar todas las acciones necesarias para rescatarlo, de lo contrario,  podría ser afectado como el Lago de  Amatitlán.

Samuels también comentó que se buscan los recursos necesarios para apoyar proyectos de limpieza, pero es necesario que las autoridades municipales tomen la iniciativa en sus localidades para reducir la contaminación.