Hemeroteca

A 35 años del golpe de Estado del entonces poderoso Ríos Montt

Este 23 de marzo de 2017 se cumplen 35 años del golpe de Estado que en 1982 llevó al poder al general Efraín Ríos Montt. Solo gobernó 15 meses, pero ese tiempo bastó para ser recordado bien por unos y rechazado por otros.

Por Hemeroteca PL

Junta de gobierno de marzo de 1982, integrada por Horacio Maldonado, Efraín Ríos Montt y Luis Gordillo. (Foto: Hemeroteca PL)
Junta de gobierno de marzo de 1982, integrada por Horacio Maldonado, Efraín Ríos Montt y Luis Gordillo. (Foto: Hemeroteca PL)

Aunque se empecinó en ser reconocido como presidente, la historia y las leyes lo ubican como Jefe de Estado, porque no fue electo libremente.

De hecho, rompió el orden constitucional al haber derrocado al entonces presidente Romeo Lucas García.

Corrupción, elecciones fraudulentas y el avance de la insurgencia fueron supuestamente parte de los motivos que llevaron a oficiales jóvenes del Ejército a derrocar a Lucas García.



Portada del 24 de marzo de 1982. El golpe de Estado es un hecho. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada del 24 de marzo de 1982. El golpe de Estado es un hecho. (Foto: Hemeroteca PL)




El candidato oficialista Aníbal Guevara y su esposa votan en Escuintla el 7 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)
El candidato oficialista Aníbal Guevara y su esposa votan en Escuintla el 7 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)


Antes del golpe de Estado, el país vivía un ambiente de inestabilidad debido a los atentados de la guerrilla y el acoso del Ejército contra poblados civiles, sobre todo en áreas rurales. El conflicto armado interno que vivía el país era más intenso en la provincia, pero pocas noticias llegaban a la metrópoli o se imponía silencio obligado.

La tensión subió al conocerse que las elecciones presidenciales las había ganado el candidato oficialista, el exministro de la Defensa, general Aníbal Guevara, el 7 de marzo de 1982.



Tanques frente al entonces Palacio Nacional, el 23 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)
Tanques frente al entonces Palacio Nacional, el 23 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)


El descontento fue generalizado de distintos sectores, que presionaron para favorecer la salida de Lucas García, considerado altamente represivo.

Descontento

Ese descontento, que irónicamente surgió dentro de las filas del mismo Ejército, puso contra la pared a gran cantidad de líderes militares. El poder civil era casi nulo.



Curiosos observan desde la Sexta Avenida y octava calle de la zona 1 lo que acontece en el Parque Central. Foto del 23 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)
Curiosos observan desde la Sexta Avenida y octava calle de la zona 1 lo que acontece en el Parque Central. Foto del 23 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)


Manifestaciones impulsadas por líderes de ultrataderecha como Mario Sandoval Alarcón y Leonel Sisniega Otero, empujaron la caída de Lucas García, ya que además se oponían a que Guevara asumiera.

En esa época existía presión para que los militares ganaran la guerra a la insurgencia, pero también para que cedieran el poder a civiles, lo cual todavía estaba lejos de suceder.

Los dirigentes de los alzados buscaron a Efraín Ríos Montt para que encabezara la junta militar golpista.



El Ejército custodia la Casa Presidencial, el 23 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)
El Ejército custodia la Casa Presidencial, el 23 de marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)


Ríos Montt había sido candidato presidencial en 1974, pero supuestamente había perdido las elecciones mediante fraude, y en 1982 era un influyente ministro religioso de una iglesia evangélica.

Oportunidad

Ríos Montt vio en el golpe de Estado una oportunidad para reivindicarse y cobrar notoriedad, ya que había sido apartado de toda la esfera política y orillado a puestos de segunda categoría.

Aquel 23 de marzo, la junta de gobierno, formada por Ríos Montt, el general Horacio Maldonado Schaad y el coronel Francisco Luis Gordillo, anunciaron que convocarían a nuevas elecciones, pero no precisaron la fecha.

A las 17 horas de ese día, Ríos Montt dio su primera conferencia de prensa como jefe de Estado. En ella indicó que el golpe era exclusivamente militar y remarcó que el Ejército llegaba como “salvador” de los valores del pueblo.



Grupos de personas corren hacia el Parque Central, para sumarse a manifestación. (Foto: Hemeroteca PL)
Grupos de personas corren hacia el Parque Central, para sumarse a manifestación. (Foto: Hemeroteca PL)




Esquina suroriente del entonces Palacio Nacional, flanqueado por tanquetas. (Foto: Hemeroteca PL)
Esquina suroriente del entonces Palacio Nacional, flanqueado por tanquetas. (Foto: Hemeroteca PL)




Aníbal Guevara es proclamado presidente por las bases de su partido político, en marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)
Aníbal Guevara es proclamado presidente por las bases de su partido político, en marzo de 1982. (Foto: Hemeroteca PL)


La junta de gobierno disolvió el Congreso y abolió la Constitución. Días después esta junta militar queda desintegrada y deja al mando a Ríos Montt.

“Quería informarles: el día de hoy se llevó a cabo un movimiento armado que tuvo por objeto desconocer al gobierno. Lo hemos hecho y hemos controlado la situación. En este momento integramos la junta de gobierno tres personas, el general Horacio Maldonado Schaad, el coronel Francisco Gordillo Martínez y yo”.

“Los propósitos que animan a la junta son los siguientes: en primer lugar, decirle a Guatemala que tiene una institución; la respaldará su calidad de ciudadanos”.

“En segundo lugar, queremos manifestar al pueblo que el movimiento es exclusivamente institucional, para revitalizar las instituciones y para revalorizar los valores”.

“Los valores morales se han quebrantado, las instituciones se han quebrado y los hombres las han ensuciado”.

Un año y tres meses después, Ríos Montt fue depuesto por su ministro de la Defensa, Óscar Mejía Víctores, el 8 de agosto de 1983.

¿Qué fue de Ríos Montt?

Aunque se alejó del escenario político, Ríos Montt todavía está pendiente de enfrentar juicio por varias masacres cometidas en la década de 1980 en el Triángulo Ixil, Quiché, durante el conflicto armado interno.

El 10 de mayo del 2013, el Tribunal de Mayor Riesgo A condenó a Ríos Montt a 80 años de prisión al declararlo culpable de genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad.



Ascenso y caída de Ríos Montt según seis fechas claves de su vida. (Foto: Hemeroteca PL)
Ascenso y caída de Ríos Montt según seis fechas claves de su vida. (Foto: Hemeroteca PL)


Diez días después la Corte de Constitucionalidad anuló el fallo y ordenó un nuevo juicio, por errores en el procedimiento.

Unido a lo anterior, Ríos Montt ha conseguido retrasar el proceso, que busca juzgarlo de forma individual y no unido al de otros actores que formaron parte de su régimen de facto.

Hasta finales de 2016, en el caso del Triángulo Ixil se habían recolectado 806 medios de prueba, de los cuales 736 son documentos, 40 peritos y 30 testigos.



Tanques apuntan hacia el Palacio Nacional, la mañana del 23 de marzo de 1982. Ya los principales cuarteles del país habían sido tomados. (Foto: Hemeroteca PL)
Tanques apuntan hacia el Palacio Nacional, la mañana del 23 de marzo de 1982. Ya los principales cuarteles del país habían sido tomados. (Foto: Hemeroteca PL)


En enero de 2015, Zury Ríos Sosa, exdiputada e hija de Ríos Montt, lo llevó en camilla a la audiencia para demostrar que no estaba en posibilidad de declarar, y luego quiso actuar como tutora de este en noviembre de 2016.

El 9 de octubre del 2015 y 2 de febrero de 2016, el general fue examinado físicamente como parte del proceso.



Portada del 6 de enero de 2015, en la que aparece la exdiputada Zury Ríos, quien asiste a su padre, Efraín Ríos Montt, el día de la audiencia. (Foto: Hemeroteca PL)
Portada del 6 de enero de 2015, en la que aparece la exdiputada Zury Ríos, quien asiste a su padre, Efraín Ríos Montt, el día de la audiencia. (Foto: Hemeroteca PL)








Efraín Ríos Montt permanece en camilla, en la audiencia del 5 de enero de 2015. De espaldas, su hija Zury, quien lo acompañó. Al frente, sus abogados. (Foto: Hemeroteca PL)
Efraín Ríos Montt permanece en camilla, en la audiencia del 5 de enero de 2015. De espaldas, su hija Zury, quien lo acompañó. Al frente, sus abogados. (Foto: Hemeroteca PL)


El 25 de agosto de 2016 fue sometido al último procedimiento, por orden judicial. Las conclusiones de los médicos fueron que no se encuentra en el uso de sus facultades mentales y que no puede valerse por sí mismo.

El 1 de febrero de 2017 se corrió el rumor de que había fallecido, lo cual fue desmentido por su familia.



Ríos Montt fue sometido a evaluaciones médicas que determinaron que no está en uso de sus facultades mentales y que no puede valerse por sí mismo. (Foto: Hemeroteca PL)
Ríos Montt fue sometido a evaluaciones médicas que determinaron que no está en uso de sus facultades mentales y que no puede valerse por sí mismo. (Foto: Hemeroteca PL)