Justicia

Triángulo Norte ataca a criminales

Aunque la criminalidad acecha en el Triángulo Norte de Centroamérica, Guatemala y Honduras comienzan a ver un leve descenso en sus cifras de homicidios, pero en El Salvador, desde que trascendió la ruptura de la tregua con las pandillas, el índice se elevó drásticamente.

Por Julio Lara

Guatemala y Honduras reflejan índices menores de homicidios que El Salvador, en lo que va del año.
Guatemala y Honduras reflejan índices menores de homicidios que El Salvador, en lo que va del año.

Nery Ramos, director de la Policía Nacional Civil de Guatemala, explicó que la reducción de homicidios se produce desde la desarticulación de bandas de sicarios.

También, por la aplicación de métodos de investigación criminal con los que cuenta la institución y el apoyo del Ministerio Público.

“Estamos en 29 homicidios por cada cien mil habitantes, lo que significa que se está reduciendo con relación al año pasado”, explicó.

Ramos también atribuyó la reducción de ese flagelo al trabajo de inteligencia policial, que les ha permitido la captura de estructuras de extorsionistas, delito en el que más participan los pandilleros.

“Hemos desarticulado bandas de pandilleros, y cada grupo delictivo tenía hasta 30 y 40 integrantes”, señaló.

No se negocia

  • Experta
  • Lorena Escobar, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, dijo que no es factible negociar con pandilleros. “No se negocia con delincuentes”, afirmó.
  • Explicó que aunque en Guatemala integrar una pandilla no es ilegal, el referente es que estos grupos se han dedicado a cometer fechorías como extorsiones y crímenes, entre otras.
  • “Guatemala lo que necesita son políticas de prevención, que ya están aprobadas, pero no se han llevado a la práctica”, mencionó.
  • Escobar agregó que también el Estado debe trabajar en proyectos de reinserción para los pandilleros que han cometido actos delictivos.
Añadió que eso ayudó mucho para que los cabecillas no tengan actualmente la suficiente capacidad para dirigir desde las cárceles a sus cómplices.

Terroristas

En El Salvador, los medios de comunicación locales han publicado que el ministro de Seguridad, Benito Lara, y el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, han coincidido en que las pandillas, a las que catalogan como terroristas, son las que buscan aumentar el número de homicidios.

Estas acciones tienen como objetivo presionar al Gobierno a negociar, para volver a obtener privilegios como los que obtuvieron en la administración anterior.

Las autoridades han insistido, señalaron periodistas locales, en que no habrá ninguna negociación con pandilleros.

Agregaron que de manera extraoficial saben que podría haber una nueva tregua, por medio de una ley de reinserción y rehabilitación de los pandilleros, y se habla de que la iniciativa contiene una especie de amnistía.

Desciende

Hasta el 2014, Honduras era el país más violento del Triángulo Norte de Centroamérica.

La policía hondureña lidiaba con hasta 68 homicidios por cada cien mil habitantes.

Según una nota del diario La Prensa, de ese país, publicada el 14 de agosto último, el Observatorio de Violencia informó que ultimaban a 14 personas a diario, y en 2012 eran 20.

No obstante, Armando Muñoz, reportero de sucesos de ese matutino, explicó que para la ciudadanía las cifras que ofrece el Observatorio tienen “maquillaje”, pues la percepción es otra, ya que han ocurrido matanzas en algunos sectores.

El periodista indicó que las autoridades atribuyen la reducción de homicidios a que aumentaron la presencia militar en apoyo de la Policía.

Agregó que, pese a ello, en las calles, barrios y sectores marginales de San Pedro Sula, Puerto Cortés y La Ceiba sigue corriendo sangre.