Salud y PDH se contradicen en cifra de médicos contagiados con coronavirus en Chimaltenango

El Ministerio de Salud y la Procuraduría de los Derechos Humanos informaron sobre los casos de covid-19 detectados en el Hospital Nacional de Chimaltenango. Sus cifras no coincidieron, pero ambos emitieron sus argumentos.

El Hospital Nacional de Chimaltenango habría sido uno de los puntos de contagio. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé).
El Hospital Nacional de Chimaltenango habría sido uno de los puntos de contagio. (Foto Prensa Libre: Víctor Chamalé).

En horas de la mañana de este 8 de mayo la Defensoría de Salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) reportó el hallazgo de 9 médicos contagiados de coronavirus en el referido centro asistencial.

Entre la verificación, la PDH señaló que se trata de 6 médicos residentes y 3 médicos jefes de turno del área de maternidad y ya se encuentran en cuarentena.

En el Hospital Nacional de Chimaltenango quedan para la atención solo 3 médicos residentes y 2 médicos jefes, informó esa entidad que vigila el protocolo establecido para poder atender los casos de coronavirus.

Zulma Calderón, defensora de la Salud de la PDH, explicó que cada semana evalúan las condiciones de diferentes centros de atención hospitalaria y uno de los mayores reclamos del personal médico es que requieren más equipo de protección.

“Se recibió una serie de llamadas y denuncias de varias personas de forma anónima informando que habían casos positivo de covid-19 en el hospital de Chimaltenango. Se investigó como corresponde y se encontró que hubo casos positivos”, dijo Zulma.

En horas de la noche el Ministerio de Salud emitió un comunicado en el que señaló que la información que dio la PDH era “incorrecta”.

“No se han diagnosticado con covid-19 a seis médicos residentes del Hospital de Chimaltenango, como lo hizo saber la PDH. EI MSPAS confirma que fueron dos los médicos que dieron positivo al nuevo virus”, indicó.

La cartera hizo “un llamado a las autoridades de la Procuraduría de Derechos Humanos para realizar un trabajo en conjunto y evitar información incorrecta”.

Jordán Rodas, procurador de los Derechos Humanos, dijo a Prensa Libre que la información revelada por la entidad que dirige no fue falsa porque sí hubo casos positivos en dicho nosocomio y atribuyó la variación de los datos a la imprecisión con la que el Gobierno está manejando los datos que da a la población.

“En cuanto a los números, lamentablemente como el Gobierno no es preciso en cuanto a los municipios y otros datos que tendría que dar de forma transparente, lejos de aclarar confunde a la población”, afirmó.

Respecto al llamado que hizo Salud a la PDH para trabajar en conjunto, Rodas apuntó que las dos instituciones tienen diferentes competencias. Criticó que el ministerio haya hecho la aclaración en un comunicado y no en el mensaje en cadena nacional.

Señaló que el ministro de Salud, Hugo Monroy, ha sido “opaco y mediocre” en su gestión y por eso ha pedido al presidente Alejandro Giammattei que lo destituya del cargo.

Carta

La cartera de Salud también difundió la carta que la directora del Hospital Nacional de Chimaltenango, Claudia Bethancourt, envió al viceministro de Hospitales, German Shell, sobre la situación de los médicos contagiados.

En el documento informa que dos médicos residentes del área de Ginecobstetricia dieron positivo a la prueba de coronavirus.

“Se procede a dejar en cuarentena a 11 médicos residentes y 1 jefe de turno. Ambos médicos están totalmente asintomáticos, al igual que el resto del personal. También le informo que se continuarán haciendo los hisopados respectivos por bloques a todo el personal hospitalario”, detalló Bethancourt.

Casos en hospitales

Otros incidentes con personal sanitario se han reportado en otros centros hospitalarios como el Hospital Roosevelt y Amatitlán, entre otros.

El presidente Alejandro Giammattei visitó esta semana Patzún, municipio de Chimaltenango, donde terminó el cordón sanitario que se había establecido.

Chimaltenango es el departamento con mayor número de municipios con casos confirmados de covid-19, lo que ha obligado a líderes comunitarios y autoridades locales a extremar las medidas sanitarias.