Violencia agobia a vecinos de Escuintla, quienes exigen más seguridad al nuevo gobierno

Escuintlecos confían en que las nuevas autoridades retomen el control en Escuintla, el cual es afectado por una ola de violencia.

La comisaria de la PNC de Escuintla recibió nueve autopatrullas para reforzar la seguridad. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
La comisaria de la PNC de Escuintla recibió nueve autopatrullas para reforzar la seguridad. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

La inseguridad mantiene en zozobra a los escuintlecos, quienes esperan que las nuevas autoridades implementen acciones que les devuelva la tranquilidad.

Este lunes en un intento por tener una mejor respuesta ante hechos delictivos, la Policía Nacional Civil (PNC) de Escuintla recibió nueve autopatrullas, que deberán ser distribuidas en el departamento.

Jorge Segura, gobernador de Escuintla, dijo que las unidades fueron asignadas a las subestaciones policiales de los municipios donde se han elevado los índices de violencia, aunque no facilitó las cifras de los hechos de violencia.

Vecinos comentaron que para hacerle frente a la delincuencia se necesitan estrategias concretas, y creen que con la asignación de más autopatrullas la situación no mejorará porque los delincuentes se desplazan en motocicletas y con facilidad escapan de las autoridades.

 

Escuintlecos esperan que nuevas autoridades de gobernación mejoren la seguridad en el departamento. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Jairo Quan, comerciante, señaló que la delincuencia común y organizada no se detiene y roba la tranquilidad a los vecinos.

“El presidente Giammattei ofreció devolver la seguridad y tranquilidad de los guatemaltecos y esos ofrecimientos solo esperamos que se cumplan, y que quienes sudamos para llevar el sustento a nuestros hogares podamos vivir con tranquilidad”, comentó Quan.

Ever Vásquez, jefe de la comisaría de la PNC de Escuintla, informó que con estos vehículos se incrementa a 69 el número de patrullas asignadas al departamento, y que mil 300 agentes están distribuidos en los 14 municipios. “Aproximadamente hay un agente por cada 615 escuintlecos”, comentó Vásquez.

“Estamos haciendo otras gestiones para que se pueda tener motocicletas, ya presentamos un plan de reacción para reducir los índices de violencia y ahora tendremos mayor presencia en zonas rojas”, aseguró el jefe policial.

 

La comisaría de Escuintla tiene mil 300 agentes que deben cuidar a más de 800 mil habitantes. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Wálter Nájera, alcalde de Sipacate, comentó que a la subestación de su municipio se le asignó un autopatrulla, con lo que se espera mejorar la seguridad a vecinos y turistas.

“Hacemos patrullajes combinados junto a la PNC y los Policías Municipales, a esto le sumamos la vigilancia con las 45 cámaras instaladas en el municipio, las cuales son controladas desde un centro de vigilancia, donde se coordinan las acciones ante un hecho de violencia”, señaló Nájera.

Estado de prevención

Abraham Rivera, alcalde de Escuintla, resaltó que, ante los índices de violencia solicitó al presidente Giammattei implementar el estado de Prevención para garantizar la tranquilidad del municipio.

“Esperamos una respuesta positiva ante la petición que hicimos, es necesario que se retome el control en nuestra ciudad, pues los vecinos merecen vivir en un lugar tranquilo”, dijo el jefe edil.

 

Contenido relacionado

Video: El momento exacto en que la avioneta del equipo Redbull cae a tierra en Iztapa

Alcaldesas señalan deudas millonarias en comunas y desconocen cómo pagar salarios

Basureros ilegales proliferan en Escuintla ante falta de conciencia ambiental

 

0