Solovino, el perro que llegó hace 5 años al Teatro Nacional, ya tiene un área especial para vivir

Solovino es un perro “mestizo” que posiblemente nació en la calle y que desde hace cinco años vive en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, de donde han intentado sacarlo varias veces, Incluso fue llevado a un albergue municipal en la zona 21, pero lloraba y permanecía inquieto, por lo que le habilitaron un área especial en el teatro para su estadía y para que cuide por la noche.

El perro "Solovino" tiene cinco años de vivir en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.(Foto Prensa Libre: Cortesía)
El perro "Solovino" tiene cinco años de vivir en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.(Foto Prensa Libre: Cortesía)

El nombre “Solovino” se lo colocaron los jardineros del teatro cuando lo vieron diambular por todo el recinto, cuando le calcularon unos tres meses de edad. Los trabajadores pensaron que pronto abandonaría el lugar; sin embargo, en los días siguientes volvió a ingresar, posiblemente porque el personal lo alimentaba.

En una ocasión fue trasladado a un albergue municipal de la zona 21, en ese lugar lloraba y se mantenía inquieto, por lo que lo regresaron al teatro, donde nuevamente se le vio con energía y caminar por los jardines.

Con el tiempo, más trabajadores le tomaron cariño, pero algunos directivos del teatro no estaban de acuerdo con su estadía. En cierto momento un trabajador lo adoptó y se lo llevó a su vivienda en la zona 1, aunque “Solovino” nunca estuvo contento en esa vivienda y en su desesperación intentó lanzarse de una terraza para escapar.

Vigilante

María Luisa Liscutín, voluntaria en el albergue municipal de la zona 21, ha conocido de cerca la historia del can y refirió que hubo un tiempo en que los directivos del teatro se oponían a que viviera en el lugar, al argumentar que era agresivo y había mordido a una persona.

“Solovino es un perro mestizo que llegó de la calle, pero que nunca ha mordido a una persona, se les pidió que mostraran al afectado, pero nunca lo hicieron, lo que sucedió fue que una noche ingresaron unos ladrones para tratar de robar en las oficinas del teatro y cuando el perro los descubrió les ladró y le tiraron piedras, entonces tuvo unos días en que mostraba agresividad hacia ciertas personas”, refirió.

“Solovino” ahora durante las noches cuida las instalaciones del teatro, para alertar a los guardias si pretenden ingresar delincuentes.

Lea también: ¿Cómo superar la muerte de una mascota?

Para evitar cualquier incidente, “Solovino” fue trasladado a un área especial del teatro, donde no tiene contacto con los visitantes, pero si con los jardineros y personal de mantenimiento. Para demostrarle cariño al perro, algunos trabajadores se organizaron y le compran concentrado, mientras que una veterinaria lo adiestra sin ningún costo.

“Solovino” fue llevado a una vivienda en el Centro Histórico, pero intentó lanzarse de la terraza para escapar y regresar al teatro. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Área especial

La voluntaria refirió que para asegurar la estadía del perro se pidió una audiencia con autoridades del Ministerio de Cultura y Deportes, quienes autorizaron que “Solovino” permaneciera en el centro cultural.

“Se le tuvo que castrar porque tuvo dos camadas con dos perritas, en total hacen treinta cachorros, han intentado llevarse a “Solovino”, pero siempre regresa”, precisó.

Liscutín le paga los gastos por servicios veterinarios y alguien más le dona baños en jacuzzi.

“Cuando han habido cocteles el llega al loby y se sienta, espera que alguien le de algo de comer y se sienta de nuevo a esperar, es un perro muy educado que no le hace daño a nadie. Es feliz en el teatro, es su casa”, puntualizó.

Contenido relacionado:

> Aplicaciones gratuitas que le ayudarán a entrenar a su perro

> 10 felinos famosos del cine 

> Cómo evitar que su perro o gato bote mucho pelo