A sus 15 años, Juan Pablo Ajeataz imparte clases de inglés y matemáticas

Juan Pablo Ajeataz Escobedo, estudiante de Bachillerato en Ciencias y Letras, tiene un certificado como maestro de inglés y su habilidad para las matemáticas supera al de jóvenes de su edad.

Juan Pablo Ajeataz Escobedo muestra parte de las medallas que ha obtenido en actividades académicas en distintas partes del país. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Juan Pablo Ajeataz Escobedo muestra parte de las medallas que ha obtenido en actividades académicas en distintas partes del país. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

¿Recibiría clases de matemáticas o inglés con un estudiante de 15 años? Juan Pablo Ajeataz Escobedo a través de las redes sociales ofrece a jóvenes y adultos enseñarles un nuevo idioma y ayudarlos a resolver problemas matemáticos.

La habilidad que Ajeataz Escobedo tiene con los números le permitieron en 2017 ser uno de los ganadores de la edición 30 de la Olimpiada Nacional de las Ciencias.

El “joven genio” como le llaman conocidos y familiares en Huehuetenango obtuvo un certificado como maestro de inglés en 2019, con ese título busca dar clases en su vivienda para ayudar a otras personas a aprender ese idioma.

Juan Pablo Ajeataz imparte clases de matemáticas en la sala de su casa ubicada en Corral Chiquito, zona 8 de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Ajeataz Escobedo cuenta que desde niño ha sido un alumno distinguido, en primero básico –12 años– participó en su primera olimpiada de las ciencias y obtuvo el segundo lugar, posteriormente, en competencias regionales triunfo nuevamente. Fue admitido en la selección nacional de matemáticas luego de superar el examen de admisión.

Un arduo camino

Para el joven estudiante su preparación en matemáticas no ha sido fácil, al comienzo de formación viajaba cada viernes a la medianoche a la capital para estar a primera hora del sábado en la sede de la selección para resolver durante el día cinco problemas matemáticos y retornaba a Huehuetenango por la noche.

Ajeataz Escobedo se entrena en matemáticas junto a con otros 14 jóvenes originarios de la capital, Cobán, Quetzaltenango e Izabal. Explicó que competir con estudiantes europeos es complejo porque están mejor preparados que los estudiantes guatemaltecos. “La preparación en Europa es muy superior, tienen el apoyo de los gobiernos, lo que no ocurre en Latinoamérica donde los niveles son bajos”, lamentó.

Juan Pablo Ajeataz junto a sus padres y su hermana muestra las medallas que obtuvo en competencias regionales y nacionales. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

El matemático participó en cuatro competencias internacionales, la más reciente fue en 2019, los resultados fueron enviado a Argentina. “He participado en eventos que se efectuaron en Guatemala y los resultados se enviaron a distintos países, las olimpiadas internacionales sirven para reforzar conocimientos”, detalló.

Ajeataz Escobedo anhela convertirse en científico y aportar su conocimiento para el desarrollo de la nación. “Me gustaría sacar adelante al país porque el gobierno nos hace vivir en la ignorancia al no invertir en educación quiero fundar institutos”, dijo.

El estudiante espera obtener una beca de estudios en alguna universidad de Estados Unidos o Europa; aparte de ser científico no descarta estudiar química bióloga, medicina, alguna ingeniera en sistemas o electrónica.

Juan Pablo Ajeataz estudia matemáticas en su casa ubicada en la zona 8 de Huehuetenango mientras espera a sus estudiantes. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Orgullo familiar

El joven huehueteco cuenta con el apoyo de sus padres, Miriam Escobedo y Adonías Ajeataz.

“Él a los cinco años comenzó la primaria y desde entonces ha mostrado interés por el estudio y por eso nosotros le ayudamos en lo que podemos”, describió la madre del joven.

“Yo le di sus primeras clases”, recordó Escobedo y señaló que desde pequeño su hijo ha sido responsable con cada actividad que desarrolla.

La vida de Ajeataz Escobedo transcurre entre tareas, viajes y salidas con sus amigos, señaló Escobedo. “Él sale con sus amigos y aunque quisiera que el día tuviera más horas se sacrifica”, “algunas veces, por ejemplo, cuando él viaja quisiera salir con sus amigos o ir a una fiesta de 15 años, pero lo ha sacrificado por su formación”, explicó.

El padre del joven ha sido el compañero de viaje de su hijo por todo el país. Describió a Juan Pablo como un joven aplicado y dedicado en su formación académica.

Juan Pablo Ajeataz Escobedo muestra el certificado de maestro de inglés que obtuvo y uno de los reconocimientos por participar en la olimpiada de las ciencias. (Foto Prensa Libre Mike Castillo)

Prepara a estudiantes

Ajeataz impartió clases de matemáticas en 2019 a jóvenes que participaron en las olimpiadas departamentales de las ciencias, luego de esa experiencia y con el título de maestro en inglés surgió el interés por ofrecer cursos para aprender el idioma y las matemáticas.

Luz Samayoa, quien recibe clases de matemáticas con Ajeataz, explicó que se le facilitó aprender con alguien de su misma edad y sus dudas fueron despejadas.

Agregó que es admirable el desempeño de Juan Pablo porque mientras ella dedica tiempo para navegar en internet, usar su teléfono, salir con amigas o ir al cine, él estudia. “Es motivo de admiración que un joven se dedique tanto a su preparación y que a su corta edad sea mejor que muchos maestros con amplia trayectoria”, enfatizó.

 

Contenido relacionado

> Esto se sabe de los gusanos que aparecieron en los estanques que surten a Santa Ana Huista

> ¿Por qué faltan más de 800 maestros en escuelas e institutos de Huehuetenango?

> Migrante apuesta por llevar educación para generar desarrollo en San Mateo Ixtatán