“Las casas están enterradas, hundidas o se las llevó el río”: Poxlac Las Brisas clama por ayuda

Comunidades de Huehuetenango han sido de las más afectadas por las inundaciones y derrumbes que dejó la depresión tropical Eta.

Comunidades de Huehuetenango han sido de las más afectadas por las inundaciones y derrumbes que dejó la depresión tropical Eta.  (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Comunidades de Huehuetenango han sido de las más afectadas por las inundaciones y derrumbes que dejó la depresión tropical Eta. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Pobladores de la comunidad Poxlac Las Brisas, en San Juan Ixcoy, Huehuetenango, piden ayuda pues quedaron atrapados por las inundaciones y derrumbes que causó la depresión tropical Eta.

“Somos como unas 200 personas, y hay muchos niños y mujeres, quienes necesitamos alimentos. No hemos recibido nada. Nos han dicho que nos van a ayudar, pero no hay nada”, indicó José González Pérez, uno de los afectados.

“Entre nosotros nos hemos ayudado, aunque sea una tortilla cada uno, porque estamos afectados todos. Hemos llamado para pedir ayuda, pero todo está tapado y no pueden pasar”, expresó González, quien añadió que se encuentran a unas dos horas de la cabecera departamental.

El camino de terracería que comunica a la aldea quedó inundado o con derrumbes, por lo que el único acceso es aéreo, indicó González.

“Algunas personas rescataron pocas pertenencias de sus casas, cobijas o ropa para cambiarse, pero casi toda la comunidad está bajo el agua”, indicó.

Las más de 200 personas se encuentran en una escuela y unas casas que no fueron alcanzadas por el agua.

“Desde que comenzó a llover, por ahí por el martes en la noche, nos salimos porque había derrumbes por todos lados y tuvimos que correr. Las casas están enterradas, hundidas y otras se las llevó el río”, añadió.

Héctor García González, alcalde auxiliar, indicó que otra de las comunidades afectadas es Saliclac Poxlac, donde pobladores viven una situación alarmante.

“Está bien crítico todo. Hay casas que están hundidas. Casi toda la aldea está afectada. Algunas personas lograron sacar pocas cosas, pero las casas están hundidas y otras se derrumbaron”, señaló.

“La comida que algunas personas tienen se está compartiendo con otras, por lo que necesitamos ayuda porque algunas personas llevan dos días sin comer nada. Los niños son los más afectados”, lamentó.

Se necesitan más socorristas

Autoridades de Gobernación de Huehuetenango informó este sábado que es muy complicado llegar a más comunidades afectadas, pues la mayoría se encuentra en el área de Cuilco y Soloma, donde se reportan personas que quedaron soterradas.

Socorristas indican que han solicitado ayuda a la Unidad Canina de la capital, pero tendría que ser trasladada vía aérea si las condiciones climáticas lo permiten.

Hay muchas dificultades para movilizar las brigadas de rescate pues gran parte de las rutas en Huehuetenango están afectadas con derrumbes e inundaciones.

En San Juan Ixcoy, los rescatistas ya lograron llegar y están colocando cuerdas para lograr rescatar a 50 personas que están atrapadas. Además, después, en espera del apoyo de la unidad canina, iniciarán la búsqueda de seis miembros de una misma familia que están desaparecidos.

Mientras tanto, en otras comunidades de Huehuetenango, que están cerca de Quiché, las autoridades no pueden llegar por tierra y no han logrado llegar por vía aérea, debido a las condiciones del clima.

Así trabajan los bomberos en Huehuetenango: