Vecinos desaprueban candidatura de edil

La intención del alcalde de la cabecera de Huehuetenango, Augusto Gómez Sosa, de buscar la reelección por el Partido Patriota ha causado indignación en pobladores, quienes señalan que en su gestión no ha resuelto los problemas que afronta la población y, por el contrario, la situación ha empeorado, sumado a la poca transparencia.

Augusto Gómez, alcalde de Huehuetenango, regaló Q125 mil en electrodomésticos durante su lanzamiento de campaña para la reelección. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Augusto Gómez, alcalde de Huehuetenango, regaló Q125 mil en electrodomésticos durante su lanzamiento de campaña para la reelección. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Hugo Villatoro, vecino de la zona 3 de esa ciudad, dijo que tienen dos meses sin agua. “Desde antes que Gómez llegara a la alcaldía tenemos este problema y si él continúa vamos a seguir peor”, expresó.

Agregó que desde hace 15 años los problemas han aumentado, al igual que la expansión demográfica, a lo cual se suma que la red de energía eléctrica está en mal estado. Señaló que no hay una estrategia para urbanizar la ciudad y que a diario ocurren atascos.

Juegan con la necesidad

“Se hacen millonarios y hacen desplantes al jugar con la integridad de la gente al regalarles alimentos, lo que en lugar de desarrollo es una humillación, porque se juega con la necesidad de los huehuetecos”, dijo Villatoro. Añadió que anualmente la comuna invierte unos Q35 millones en la red vial, pero no se nota.

El jefe edil lleva 15 años en la administración edil en puestos de concejal y alcalde, y vecinos lo criticaron porque recientemente regaló Q125 mil en diferentes artículos para promocionarse.

Marina González, vecina de la zona 1, dijo que la población vive agobiada por los problemas sin resolver y que pese a ello las autoridades buscan mantenerse en el poder. Resaltó que siempre el agua entubada es un problema que ofrecen resolver, pero solo ha quedado en promesa.

El alcalde ha dicho que ha comprado manantiales y que se ha efectuado una inversión millonaria, pero no se sabe dónde está el dinero y tampoco tienen servicio, resaltó González. Recordó que hace unos 50 años la ciudad era un lugar limpio, pero ahora se ha convertido en un basurero.

Yolanda Alfaro, pobladora, indicó que es indignante que el parque La Unión se haya convertido en un mercado y comedor. Afirmó que junto a otros vecinos han pedido que mejore el ornato, pero no han obtenido respuesta. Gilma Herrera, otra vecina, indicó que es tiempo de cambiar e innovar.

Comerciantes informales aseguran estar cansados de realizar su actividad en las calles. Recordaron que Gómez les ofreció construir un mercado, pero solo fue promesa. Solicitaron la intervención de la Contraloría General de Cuentas para fiscalizar la comuna y que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala investigue a los funcionarios.

Gómez se defiende

El alcalde Gómez aseguró que una parte de la población no lo quiere, pero la mayoría decide, a través del voto, si lo mantiene al frente de la comuna. “De unas cien personas hay 50 a mi favor y 50 en contra”, afirmó. “Si yo no gano es recompensa por mi mal trabajo, pero si gano se debe respetar porque es el pueblo el que decide”, afirmó.

Respecto de los señalamientos de los problemas sin atender, explicó que en su administración ha mejorado las calles, compró un manantial y que trabaja para gestionar un préstamo de Q25 millones para llevar agua a la ciudad.

Leer nota completa aquí