Violencia persiste en Izabal pese a estado de Sitio

José Edemirso Castillo Jiménez, de 23 años, se convirtió en la séptima víctima mortal en Izabal desde que rige el estado de Sitio.

Archivado en:

Estado de SitioViolencia
Policías resguardan el lugar en el que fue ultimado un motorista este sábado en Izabal. (Foto: Dony Stewart)
Policías resguardan el lugar en el que fue ultimado un motorista este sábado en Izabal. (Foto: Dony Stewart)

Varios sujetos atacaron a balazos a Castillo, quien se conducía en una motocicleta, en un callejón cercano al cementerio de la colonia El Progreso, Puerto Barrios.

A principios de septiembre, el presidente Jimmy Morales decretó un estado de Sitio durante 30 días en 22 municipios del nororiente de la República donde incursiona el narcotráfico, con lo cual quedaron suspendidas varias libertades constitucionales para las personas.

Con esta medida, se reforzó el número de contingentes policiales y militares en ese departamento; sin embargo, la violencia persiste.

El 23 de septiembre último el empresario productor de hule, ganadero y presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de Buenos Aires, Lívingston, Amilcar Osvaldo Salguero Esmieu, murió a balazos en el barrio San José, entrada a Morales.

La víctima fue atacada por sicarios cuando salía de una tienda de productos de consumo diario.

(Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

A estas muertes se suman las de un ganadero asesinado a balazos en San José, Morales, Izabal.

Y un deportista que fue ultimado cuando compraba en una tienda de barrio, en El Carrizal, Morales, Izabal, entre otras víctimas de ataques similares.

(Foto: Dony Stewart)

Contenido relacionado

> Jan Egeland: Centroamérica huye de una guerra con una violencia generalizada

> Autoridades indígenas de Sololá rechazan solicitud de estado de Sitio para Nahualá e Ixtahuacán

> Armas y material para la elaboración de drogas han sido incautadas durante estado de Sitio

 

 

 

1

Rodolfo Hernández Hace 6 meses

Estado de sitio es una burda burla tanto para los verdaderos soldados del Ejército de Guatemala y para nosotros los guatemaltecos honestos y que creemos en Guatemala. Izabal está peor, no hay respeto para las autoridades y eso demuestra que estamos bajo un poder y de rodillas, poder más fuerte que el propio Ejército y las leyes guatemaltecas.