Petén

Hombre, víctima de la violencia, no se da por vencido y fabrica muebles

Para Miguel Pérez Santos, residente de Poptún, Petén, haber perdido la movilidad de las piernas, luego de haber sido herido por una bala perdida, no ha sido obstáculo para demostrar su arte al transformar piezas de bejuco bayal en llamativos muebles.

Por Rigoberto Escobar

Miguel Pérez Santos, quien se moviliza en un vehículo de madera, fabrica muebles con bejuco bayal, en Poptún. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos, quien se moviliza en un vehículo de madera, fabrica muebles con bejuco bayal, en Poptún. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Don Miguelito, como es conocido por vecinos del barrio La Amistad, donde vive, cuenta que todos los días se levanta temprano y en compañía de su hijo, César, salen hacia las montañas para cortar el bejuco que utiliza en su trabajo, con el cual gana dinero para el sustento familiar.

Explicó que desde el 2008 se moviliza en un vehículo de madera que fabricó, pues una bala perdida se le incrustó en la columna cuando se dirigía a su hogar.

Relató que aprendió el oficio cuando era joven, por lo que ahora transforma el bayal o bejuco maya en muebles, sillas, mesas, roperos y gabinetes; además, combina ese oficio con la reparación de zapatos y el afilado de cuchillos, machetes, serruchos y cadenas de motosierras. También elabora hamacas y atarrayas.

Pérez Santos añadió que anhela obtener un lote de herramientas modernas, con el objetivo de fundar un taller y brindar un mejor servicio y atención a los clientes. En la actualidad utiliza el patio de su casa para desempeñar su labor.

Yadira Tzin Cordón, directora de la Oficina Municipal de Discapacidad de la comuna de Poptún, comentó que Pérez es integrante del equipo de baloncesto Los Guerreros All Star, un ejemplo para los vecinos del área, principalmente para los jóvenes.

Edwin Reyes, vecino de Poptún

La discapacidad está en la mente, cuando uno se traza una meta se logra, es de admirar el trabajo de don Miguel. Su labor le permite ayudar en el hogar, sin duda alguna es un ejemplo de superación”.

Agregó que un estudio hecho en la zona urbana del municipio permitió registrar al menos a 250 personas con discapacidad, por lo que imparten charlas, talleres y capacitaciones especiales, que pueden ser utilizadas como herramientas para el desarrollo personal y laboral de las personas con capacidades diferentes.

Lea además: Tacorazón, la taquería que vende burritos con sabor a solidaridad en Xela

Lourdes Saquil, residente del barrio El Venado, resaltó la labor de Pérez Santos, ya que a través de su arte ayuda a otras familias a adquirir amueblados a precio cómodo.

Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)
Miguel Pérez Santos no puede caminar, pero eso no le impide fabricar muebles y ganarse la vida por sus propios medios. (Foto Prensa Libre: Rigoberto Escobar)

Contenido relacionado 

>El políglota de los 10 idiomas cuenta cómo nació su interés por aprender otras lenguas

>Con una singular voz, el anunciador de la sexta atrae a cientos de clientes

>Una muestra de solidaridad en la ciudad