Tragamonedas: el vicio que atrapa a niños y adolescentes

Pareciera solo un inocente juego que funciona en una caja de madera con botones y figuras luminosas, sin embargo, los traganíqueles o tragamonedas comúnmente colocados en tiendas y abarroterías, son objeto de ilegalidades y pueden dañar la vida de un niño en edad escolar, dicen expertos.

Publicado el

Archivado en:

Adiccionesciudades
Los tragamonedas han sido decomisados en todo el país.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los tragamonedas han sido decomisados en todo el país.(Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Según el psicólogo Eduardo Joachín, un niño o adolescente que se envicia con juegos mecánicos o digitales, presenta trastornos compulsivos como hiperactividad, debido a que necesita satisfacer su necesidad de jugar y de esa manera elimina la ansiedad, esto ocurre especialmente si se le prohíbe de forma radical que juegue esos mecanismos como los tragamonedas.


Joachín explica que el menor también puede presentar depresión, euforia, aislamiento social, o conducta agresiva cuando le prohíben jugar.

Además advierte que el vicio por cualquier tipo de juego es como una “droga” y al no satisfacer esa necesidad puede provocar que la persona se provoque daño así mismo.

El psicólogo Marco Antonio Garavito refiere que este tipo de negocios son muy comunes en los municipios y no deberían existir, ya que tienden a generar adicciones, lo cual altera la vida escolar y social de los estudiantes.

“El mayor efecto tiene que ver con que se desarticula su vida escolar y social”, asegura.


Garavito advierte que en muchas ocasiones un niño enviciado con este tipo de juegos mecaninos no necesariamente presentará  alteraciones de conducta, o los padres no se darán cuenta en el hogar, pero en sus estudios el menor bajará en su rendimiento.

“Si pasa pegado a la computadora o celular por horas eso ya es una adicción, e incluso las parejas que van a restaurantes ven su celular todo el tiempo, eso es adicción”, aseveró Garavito.

Operativos  

Los operativos para decomisar traganiqueles son constantes en todo el país según jefes policiales, al asegurar que “son ilegales” por fomentar el vicio y ser una distracción para los estudiantes y en algunos casos refugio de “delincuentes”.

En la capital los operativos se han efectuado en colonias y mercados, especialmente en la terminal de buses en la zona 4 y el Guarda en la colonia el Progreso zona 11.

Después de los operativos los traganiqueles consigandos son llevados a bodegas, aunque las autoridades policiales no tienen un número establecido de cuantos han sido decomisados desde años anteriores, y se desconoce el control que se tiene sobre el almacenaje de los aparatos.

Juan, como se identifica un vecino en la colonia Quinta Samyoa en la zona 7, dice ser testigo de como los estudiantes llegan desde temprana hora para jugar en un tragamonedas que funciona frente a su residencia.

“Los patojos viven engañados con la esperanza de echar una moneda y sacar el triple de estas, pero para mi que las maquinas están amañadas solo para robarles su dinero”, asevera.

El tendero de la abarroteria prefiere no hablar y se limita a decir que solo es trabajador del negocio, y la máquina que en ese momento ocupa un adulto, está disponible hasta las 20 horas, cuando cierra la tienda.

Delito

El 5 de agosto último durante un allanamiento en la zona 11 capitalina fue detenida Cheng I Tieng, originaria de Taiwán, a quien se le decomisaron US$68 mil y 93 máquinas tragamonedas, así como 118 tablas de madera, cables y varias piezas para fabricar ese tipo de máquinas.

Según investigadores policiales, muchos de los traganíqueles se fabrican de forma anómala en el país y luego son vendidos a diferentes negocios.

Violencia

Durante un operativo en Chimaltenango, Luis Chávez, jefe de la Comisaría de la PNC, explicó que esas máquinas operan de manera ilegal y los lugares en donde estan instaladas son frecuentados por jóvenes y niños que pasan varias horas “perdiendo el tiempo”,

“Supimos de un incidente en una tienda donde habían varias máquinas tragamonedas, ya que un hombre que llegó a efectuar compras resultó herido por arma blanca por cuatro jóvenes que se encontraban jugando”, relató Chávez.