Comuna de Esquipulas restringirá actividades de la Caravana del Zorro

Autoridades municipales de Esquipulas, Chiquimula, delegados de turismo y gobernación, restringirán las actividades de la Caravana del Zorro debido a los disturbios que se registraron en la peregrinación pasada.

Publicado el
Durante la actividad pasada se registraron disturbios en el casco urbano de Chiquimula.(Foto Prensa Libre: Mario Morales)
Durante la actividad pasada se registraron disturbios en el casco urbano de Chiquimula.(Foto Prensa Libre: Mario Morales)

“No se autorizará ningún espacio público para la realización de actividades referentes a la Caravana del Zorro, disposición que hemos tomado con el Concejo Municipal”, expresó Carlos Lapola Rodríguez, jefe edil de Esquipulas.


Lapola Rodríguez, dio a conocer que no se les ha vedado el acceso a Esquipulas, pero sí se restringirán las actividades o fiestas que han realizado en los espacios públicos, ya que es ahí donde inicia el desorden y los problemas.

Durante una reunión el viernes último en el salón de sesiones del ayuntamiento municipal, los integrantes del Concejo recordaron que en la última actividad de la Caravana del Zorro hubo cuatro muertos y al menos 30 heridos durante les disturbios, aparte de los daños provocados a inmuebles.

A pesar de que dicha tradición fue nombrada en el año 2011 Patrimonio Cultural Intangible de la Nación, autoridades locales y sociedad civil, manifestaron su descontento ante el Ministerio de Cultura y piden que a la actividad le sea retirado dicho título, ya que no cumplen con los requisitos para ser un patrimonio de la nación.

No llega

En dicha reunión se tenía prevista la presencia del señor Eddy Villadeleón, hijo del fundador de la Caravana del Zorro, sin embargo no estuvo presente. El Concejo anunció que se llevaría a cabo otra reunión cuya fecha aún no ha sido establecida para que Villadeleón llegue al lugar y se establezca un diálogo con las autoridades.

Villadeleón dijo vía telefónica que se encuentra convaleciente por un accidente en moto y por ahora no puede dar una postura al respecto, debido a que deben consensuar con los organizadores las acciones que se tomarán, aunque no dio tiempo estipulado de cuando se pronunciarán.

Los diferentes sectores de Esquipulas, tanto gubernamentales, civiles, sociales y religiosas aseguran querer preservar dicha tradición que por más de 55 años ha prevalecido como una peregrinación al Cristo Negro de Esquipulas, aunque lamentaron que en los últimos años el evento se ha salido de contexto.

Vecinos y comerciantes esquipultecos han manifestado su descontento ante esta actividad que se lleva a cabo cada primer fin de semana del mes de febrero, ya que aseguran que muchos motoristas no viajan como un acto de fe sino de desenfreno y libertinaje.

 “Antes era una actividad muy sana, que junto a mi familia salíamos a apreciarla, pero ahora se ha convertido en un Sodoma y Gomorra, esto por las actividades que realizan con mujeres semidesnudas, licor y hasta drogas”, dio a conocer Enrique Lemus, vecino esquipulteco.

En una entrevista realizada el domingo 5 de febrero de este año ante medios nacionales durante su visita a Esquipulas, Villadeleón expresó que él no tenía la capacidad para controlar a los más de 50 mil motoristas que integraban dicha peregrinación, por lo que no se responsabilizaría de lo que ocurriera.

Dichas palabras las dijo al finalizar un acto de entrega de ayuda a unas escuelas, refiriéndose a los disturbios ocasionados un día antes en pleno centro de Esquipulas.