Quetzaltenango

Sin terreno para planta de tratamiento

Comuna de Quetzaltenango no ha podido comprar el espacio en el que construiría la planta de tratamiento de aguas residuales. 

Por María José Longo / Quetzaltenango

Basura y aguas residuales se acumulan en el río Seco, un recurso natural perjudicado por la falta de tratamiento de desechos en Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Basura y aguas residuales se acumulan en el río Seco, un recurso natural perjudicado por la falta de tratamiento de desechos en Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)

De las cuatro opciones que tenía la Municipalidad de Quetzaltenango para adquirir un terreno y construir la planta de tratamiento de aguas residuales quedan pocas alternativas, y la comuna inició recientemente la negociación con la última posibilidad, indicó Roberto Galindo, director de drenajes.

Dos de las alternativas fueron inviables, en una tercera hay proceso de negociación, ya que el avalúo determinó un precio menor al que pide el propietario.

“Del cuarto estamos ahora recabando toda la información para solicitar el avalúo al Dicabi. Está ubicado entre las zonas 2, 5 y 6, cerca del puente Los Batanes. Estamos sacando la topografía del terreno, ya que está disponible para la venta”, explicó Galindo.

Le puede interesar: Quetzalteco consquista tres medallas en Irlanda

Con el tercer terreno, ubicado en el kilómetro 224, en la salida de Xela a Cantel, la comuna tiene problemas, pues el valor que determinó la Dirección de Catastro y Avalúos de Bienes Inmuebles (Dicabi) por el terreno es menor a lo que pide la sociedad propietaria del inmueble.

“Estamos un poquito por debajo del precio; entonces, continuamos con la negociación. De acuerdo con la Ley de Contrataciones, nosotros como Municipalidad no podemos ofertar más de lo que establece el avalúo del Dicab. Si fuera por nosotros y ante la necesidad, se les ofrece más; pero no es posible”, refirió el director.

Este es el terreno que la comuna desea adquirir pero su precio, según avalúo, es inferior a lo que pide la empresa propietaria. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Este es el terreno que la comuna desea adquirir pero su precio, según avalúo, es inferior a lo que pide la empresa propietaria. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Con las primeras dos opciones que tenía la comuna, uno de los bienes pertenecía a la Municipalidad de Cantel, pero esa corporación les informó que no vendería; y en el otro, los propietarios también indicaron que no estaba en venta.

Por ahora, el sitio para ubicar la planta de tratamiento no está definido, aunque se esperaba que la comuna tuviera lista la obra para mayo del 2019, algo que será difícil de cumplir sin el lugar para la construcción.

Galindo reconoció que no contar con el terreno ha perjudicado los planes de la comuna. “Primero, porque el proceso para obtener el avalúo es bastante largo, un aproximado de cinco meses, y después estamos amarrados a ese precio. Por ahora estamos agotando la tercera y cuarta opciones”, indicó Galindo.

Lea también: El Cascanueces se presentará en el Teatro Municipal de Xela

El alcalde Luis Grijalva indicó que aún siguen en negociación con la tercera opción de la comuna, y agregó que el Dicabi dio un valor aproximado de Q16 millones, tomando en cuenta el impuesto al valoragregado (IVA), mientras que los propietarios piden Q19 millones.

El rió Seco es uno de los recursos naturales dañados por la falta de tratamiento de las aguas residuales de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)
El rió Seco es uno de los recursos naturales dañados por la falta de tratamiento de las aguas residuales de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Seguimos haciendo gestiones. La empresa nos envió una propuesta y nosotros le hicimos una contraoferta; la diferencia es de aproximadamente Q3 millones. Esperamos que nos responda claramente si la venden o no al precio que les ofrecimos. Estamos viendo otros terrenos, pero tendríamos que comprar varios y después unificar la finca para hacer la planta”, refirió.

La ambientalista Andrea Beletzuy recomienda a la comuna prestar atención a este tema, “porque Xela está creciendo aceleradamente y cada vez se acumulan más aguas residuales que perjudican los recursos naturales”, expresó.

Agregó que esos líquidos necesitan un tratamiento adecuado para proteger el medioambiente y prevenir que causen enfermedades, sobre todo digestivas. “Hay muchos requisitos que cumplir y obstáculos,como encontrar un terreno adecuado al precio que lo establece la dirección. Es algo difícil, pero debe priorizarse”, puntualizó.

Al menos 7.5 hectáreas se necesitan para la construcción de la planta de tratamiento, según una consultoría que hizo la comuna de Xela.

Contenido relacionado 

> Marn da tres años más a comunas para tratar aguas residuales

> Contaminación del río Ocosito asfixia plantaciones de mangle y merma la pesca artesanal

> El 95% del agua se desperdicia en Guatemala debido a la contaminación ambiental