Correntada de lodo y piedras arrastra vehículos y daña viviendas en Sacapulas

Una correntada de lodo y piedras causó daños a tres vehículos y cuatro viviendas en Sacapulas, Quiché, donde varios sectores fueron azotados por la lluvia.

Publicado el
Vecinos observan dos de los vehículos que fueron arrastrados por la correntada en Sacapulas. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).
Vecinos observan dos de los vehículos que fueron arrastrados por la correntada en Sacapulas. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).

Emanuel Aceituno, oficial de los Bomberos Voluntarios en Sacapulas, informó que a las 21.30 horas del martes último, una correntada con lodo y piedras bajó de la parte alta y afectó a vecinos del barrio San Francisco y bloqueó el paso en la calle principal.


Explicó que los vehículos son propiedad de una ferretería que funciona en el lugar y que quedaron cubiertos de lodo.

Una de las viviendas afectadas pertenece a Éver Barrios, la cual se inundó y llenó de lodo. “La familia no quiso ser llevada a un albergue y se refugiaron con unos parientes”, manifestó el socorrista.

Aceituno dijo que la deforestación en las montañas de Sacapulas hace que las correntadas sean más peligrosas. “Desde que tengo memoria siempre han bajado esas correntadas, pero esta ya trajo enormes piedras y mucho lodo, lo triste es que en la montaña deforestan y nosotros pagamos las consecuencias aquí abajo”, enfatizó.

Salomón Barrios, presidente del Consejo Comunitario de Desarrollo del Barrio San Francisco, dijo que la mayoría de las casas del sector se inundaron, pero los vecinos se negaron a evacuar.

No deje de leer: Dentistas atienden a felinos rescatados de circos

Informó que trabajaron en conjunto con los bomberos para atender la emergencia; además, gestionaron para que la municipalidad coordinara el apoyo de maquinaria de la Dirección General de Caminos para habilitar el acceso principal al municipio. 

Luisa Marroquín, vecina del barrio San Francisco, recuerda que en el sector es algo normal que bajen correntadas, las cuales no inundaban las viviendas, pero la del martes último llevaba piedras y lodo, lo que causa temor porque la época de lluvia aún no concluye. 

Eladio Xirum, delegado departamental de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), informó que ninguna persona fue trasladada a albergues y que se activó la sección de operaciones para despejar el acceso principal a Sacapulas. 

Juan José Tiú, alcalde de Sacapulas, dijo que la municipalidad rentó maquinaria para limpiar la calle principal, ya que la maquinaria de la Dirección General de Caminos únicamente habilitó el paso.

Para leer más: Multarán a quien utilice o comercie plásticos desechables y duroport en Santa Lucía Utatlán

“Este es un tema complicado, porque contra la naturaleza no se puede, lo que estamos haciendo es notificarles a los vecinos que estén prevenidos, porque las correntadas pueden volver a llegar”, comentó el funcionario.

Tiú manifestó que la deforestación y los incendios forestales han incrementado la bajada de materiales como lodo y piedras, por lo que la maquinaria rentada estará en el municipio mientras dure la época lluviosa, con el fin de atender emergencias.  

Una de las viviendas afectadas por el lodo y piedras en Sacapulas, Quiché. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero).

Otros incidentes

La Conred también reportó que la tarde del martes último se registró una inundación por el desbordamiento de un río cercano al lugar conocido como Los Cañaverales, kilómetro 26 de la carretera de la circunvalación al Lago de Amatitlán, en Villa Canales, Guatemala.

En el lugar quedaron atrapados dos tráileres, por lo que fue necesario coordinar con la Coordinadora Municipal para la Reducción de Desastres para las acciones de limpieza y la liberación de los dos automotores.

Aparte, en la colonia San Juan, Parramos, Chimaltenango, hubo una inundación súbita que dejó 10 viviendas con daños leves, y cuatro, con moderados, por lo que fue necesario evacuar a 64 personas y habilitar un albergue en el salón municipal.

Video

Recomendaciones de Conred.

Contenido relacionado

>El buen diseño de calles es vital para el desarrollo de las ciudades, afirman expertos

>Por qué la Tierra tiene hoy más bosques que en 1982 (y por qué esto no es necesariamente una buena noticia)

>El efecto dominó que puede empujar a la Tierra a un efecto de invernadero irreversible