Este equipo médico necesita el Hospital Regional de Quiché

Una de las razones por las que el Hospital Regional de Quiché remite a enfermos a laboratorios privados se debe a que el centro asistencial en mención carece de equipo para efectuar diagnósticos médicos.

Lavadoras con más de 25 años de uso en el Hospital Regional de Quiché necesitan ser reemplazadas. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Lavadoras con más de 25 años de uso en el Hospital Regional de Quiché necesitan ser reemplazadas. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

La mayoría del equipo médico del hospital de Quiché tiene más de 25 años de estar en funcionamiento están obsoletos y fallan constantemente otros nunca llegaron al hospital a pesar de múltiples solicitudes al Ministerio de Salud, informaron las autoridades de ese nosocomio.

Salomón Delgado, director del hospital, indicó que recientemente adquirieron un esterilizador que tuvo un costo de Q817 mil que sustituiría al viejo equipo que tenía 25 años de uso y fallaba constantemente.

Delgado mencionó que el aparato era necesario para esterilizar el instrumental quirúrgico y la ropa de los médicos y enfermos.

Otros equipos que el hospital cambiará en los próximos meses será una lavadora y secadora que también tienen más de 25 años de funcionamiento, argumentó Delgado.

El director señaló que el centro asistencial no cuenta con equipo de tomografía ni ultrasonido para adultos necesarios para diagnosticar enfermedades, el único ultrasonido que poseen está al servicio del área de maternidad y pediatría. “Tenemos programado invertir Q7 millones para comprar equipos”, explicó Delgado.

Lea también: Este problema enfrenta la construcción del edifico del Centro de Atención Permanente en Canillá

“Durante el gobierno Álvaro Colom una empresa prestó el servicio de tomografía, pero el equipo era obsoleto y finalmente dejó de funcionar”, mencionó Delgado.

Empleados de Salud revisan la nueva esterilizadora que sustituirá un equipo similar que tienen 25 años de funcionamiento.(Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Carlos Marroquín llegó al hospital con un dolor abdominal, pero fue enviado a un laboratorio privado para que le practicarán un ultrasonido porque el centro asistencial carece de ese equipo. La familia de Marroquín pagó Q150 por el diagnóstico.

Marroquín se negó a practicarse una endoscopia que tendría un valor de Q800, “simplemente me negué y le pedí –al médico– medicinas para el dolor y cuando tenga el dinero me haré el examen”, dijo el enfermo.

En abril, el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, visitó el hospital de Quiché verificó la carencia de equipo quirúrgico, presupuesto y recibió denuncias de enfermos.

Contenido relacionado

> Otto Pérez Molina permanecerá en prisión por caso La Línea, resuelve Tribunal

> Erwin Sperisen pierde apelación en Suiza por muerte de reos en Pavón

> Capturan a hermano de La Rancherita por caso de atentado con explosivo contra bus

 

0