Michael Phelps hace angustiante confesión sobre su depresión que lo llevó al borde del suicidio

El exnadador olímpico Michael Phelps abrió su corazón y sorprendió con fuertes declaraciones sobre su lucha contra la depresión: “Nunca me curaré, esto nunca desaparecerá”.

Michael Phelps, el atleta más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos, lucha contra la depresión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Michael Phelps, el atleta más laureado en la historia de los Juegos Olímpicos, lucha contra la depresión. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Michael Phelps, quien cosechó 28 medallas olímpicas en su carrera como deportista, se retiró después de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y en enero del 2018 le confesó al mundo que luchaba contra la depresión.

Estas declaraciones sorprendieron a todos, pues dijo que a pesar de sus logros sufría una “profunda depresión que lo había llevado al borde del suicidio“.

En aquel momento, el exnadador, ganador de ocho medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, también aseguró que esa etapa oscura de su vida había quedado en el pasado.

Sin embargo, en una carta escrita para la cadena ESPN, Phelps abrió su corazón y confesó que continúa luchando contra este trastorno del estado de ánimo.

En ese texto, Michael asegura que se ha visto afectado por la cuarentena a causa de la pandemia del coronavirus.

Me vuelve loco. Estoy acostumbrado a viajar, competir, conocer gente. Esto es solo locura. Mis emociones están por todos lados. Siempre estoy al límite. Siempre estoy a la defensiva. Soy disparado tan fácilmente”, dijo el exatleta de 34 años.

“La cuestión es que las personas que viven con problemas de salud mental lo saben, nunca desaparece. Tienes días buenos y malos. Pero nunca hay una línea de meta”, asegura el exdeportista estadounidense.

“Hice tantas entrevistas después de Río donde la historia fue la misma: ‘Michael Phelps habló sobre la depresión, entró en un programa de tratamiento, ganó el oro en sus últimos Juegos Olímpicos y ahora está mejor’. Desearía que fuera la verdad. Desearía que fuera así de fácil”. – Michael Phelps

Michael Phelps se retiró después de los Juegos Olímpicos de Río 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Honestamente, y lo digo de la mejor manera posible, eso es simplemente ignorante. Alguien que no entiende con qué lidian las personas con ansiedad o depresión o trastorno de estrés postraumático no tiene idea”, añadió Phelps.

Michael Phelps, uno de los mejores atletas en la historia del deporte mundial, dijo que es consciente de lo afortunado que es al no tener problemas económicos y tener el apoyo y amor de su familia, pero a pesar de eso, no puede superar su conflictos.

Aquí está la realidad: nunca me curaré. Esto nunca desaparecerá. Es algo en lo que he tenido que aceptarlo, aprender a lidiar con eso y convertirlo en una prioridad en mi vida. Y sí, es mucho más fácil decirlo que hacerlo”, afirmó.

En la reveladora carta, Phelps no se guardó nada y fue una especie de desahogo para él: Hay momentos en los que me siento absolutamente inútil. Si soy honesto, más de una vez grité en voz alta: ‘¡Ojalá no fuera yo!’. A veces hay una sensación abrumadora de que no puedo soportarlo más. Ya no quiero ser yo“.

1