El New York City FC quiere evitar sorpresas ante Comunicaciones en Liga de Campeones de la Concacaf

Vigente campeón de la MLS, el New York City FC reanuda el martes su búsqueda del reinado regional recibiendo al Comunicaciones de Guatemala en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de Concacaf.

Publicado el
El New York City chocará contra los cremas en los cuartos de final en el partido de vuelta de la Concachampions. (Foto Prensa Libre: Twitter @NYCFC)
El New York City chocará contra los cremas en los cuartos de final en el partido de vuelta de la Concachampions. (Foto Prensa Libre: Twitter @NYCFC)

El goleador argentino Valentín Castellanos y el resto del equipo neoyorquino tuvo un plácido cruce de octavos ante el Santos de Guápiles costarricense (6-0 global) pero su próximo rival ya sabe lo que es eliminar a una franquicia de la MLS.

En febrero, Comunicaciones fue capaz de sobrevivir al Colorado Rapids en un feroz cruce de vuelta que jugó bajo la nieve y con un jugador menos durante 75 minutos.

Pleno de confianza se presentará la escuadra guatemalteca el martes en el estadio Pratt & Whitney de East Hartford (Connecticut), donde el New York City FC ejercerá de local.

Su cancha habitual, el Yankee Stadium de beisbol, no está aprobada por la Concacaf por lo que el campeón de la liga norteamericana deberá desplazarse esta vez a 190 kilómetros al noreste de Nueva York.

“Aunque sabemos que no es un lugar conveniente para muchos aficionados, esperamos que algunos de ellos puedan hacer el viaje para apoyar al equipo en este importante partido”, dijo el director ejecutivo del equipo, Brad Sims.

Propiedad del City Football Club, dueño de numerosos clubes como el Manchester City inglés, el New York City FC ha hecho una gran apuesta por extender su dominio a la Liga de Campeones de Concacaf y lograr el boleto al próximo Mundial de Clubes de la FIFA.

Para ello mantuvo en su plantilla al ‘Taty’ Castellanos, Bota de Oro de la MLS y autor de los dos goles del triunfo en la ida ante el Santos de Guápiles, así como al también argentino Maxi Moralez.

En la liga local, el equipo neoyorquino no ha arrancado con buen pie la nueva temporada, sumando un empate y una derrota en las dos primeras jornadas.