Jorge Sampaoli ofrece disculpas por sus insultos a agentes de tránsito

El seleccionador de Argentina, Jorge Sampaoli, ofreció disculpas a las autoridades de su ciudad natal, Casilda, tras reaccionar el fin de semana de forma agresiva contra agentes de tránsito.

Jorge Sampaoli, técnico de Argentina, está involucrado en una polémica con agentes de tránsito. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Jorge Sampaoli, técnico de Argentina, está involucrado en una polémica con agentes de tránsito. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Me llamó al celular pidiéndome disculpas, mostrándose arrepentido, diciendo que estaba muy bien lo que estábamos haciendo en materia de tránsito, que él se había enojado porque se tenía que ir caminando”, declaró hoy el Secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana de Casilda, Federico Censi.


El incidente ocurrió en la madrugada del domingo, cuando Sampaoli regresaba junto a otras siete personas en un automóvil de la boda de su hija Sabrina en las afueras de Casilda, una ciudad de la provincia de Santa Fe ubicada a 335 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

El técnico del conjunto liderado por Lionel Messi reaccionó con enojo cuando los efectivos solicitaron que varios ocupantes del vehículo en el que viajaba descendieran porque superaban el número máximo permitido.

“Me hacés caminar dos cuadras (200 metros), boludo. Cobrás 100 pesos (US$5,50) por mes, gil (estúpido)”, increpó Sampaoli a uno de los efectivos según el video viralizado en las redes sociales que reprodujeron los diarios “Olé”, “Clarín” y “La Nación”. Quienes lo acompañaban lo alejaron de los agentes de tránsito para calmar la tensa situación.

El control de tránsito había interceptado el vehículo en el que viajaba Sampaoli para realizarle un examen de alcoholemia a su conductora, que dio negativo, según confirmó el funcionario de Casilda.

“Estábamos a una cuadra y media del hotel y se detiene un auto que era manejado por una mujer de unos 25 ó 30 años. Se le realiza el test de alcoholemia y da negativo. Luego se le solicita la documentación, y al comprobar que estaba todo bien, el inspector que estaba en ese momento le indica que se tenían que bajar las personas que iban de más”, relató el secretario de Prevención y Seguridad Ciudadana.

Sampaoli “estaba enojado y escuché lo de los 100 pesos”, añadió el funcionario, que señaló que ese tipo de episodios se registran “todos los fines de semana”. “Yo no estoy para nada de acuerdo con la reacción de Sampaoli. El destrato que tuvo con el inspector uno no lo comparte, pero es habitual que los que cometen una infracción se enojen”, agregó.

El entrenador debió completar el camino al hotel donde se alojaba en Casilda a pie. “Me enojé porque tenía que ir caminando”, le dijo al funcionario de su ciudad.