La Fifa suspendió al presidente de la Federación brasileña de futbol investigado por corrupción

El comité de ética de la Fifa supendió durante 90 días de manera cautelar de todas las actividades relacionadas con el futbol al presidente de la Federación Brasileña Marco Polo Del Nero, anunció este viernes la federación internacional.

Publicado el
El futbol sudamericano ha sido el más señalado en el caso del Fifagate. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El futbol sudamericano ha sido el más señalado en el caso del Fifagate. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“La duración de la prohibición puede extenderse por un periodo adicional que no supere los 45 días. Durante este tiempo, Mr. Polo Del Nero tiene prohibidas todas las actividades ligadas al futbol tanto a nivel nacional como internacional”, señaló el comunicado, que añadió que la prohibición tiene “efecto inmediato”.

Del Nero, antiguo miembro del consejo de la federación internacional, forma parte de los numerosos directivos del futbol sudamericano perseguidos por la justicia estadounidense en el marco del gran escándalo de corrupción alrededor de la Fifa.

La suspensión había sido reclamada por la cámara de investigación de la comisión de ética de la FIFA, la justicia interna de la instancia. Este órgano de instrucción está presidido por la jueza colombiana María Claudia Rojas. Una vez que la instrucción haya terminado, el dosier será transmitido a la cámara de enjuiciamiento.

El 27 de mayo de 2015, el predecesor de Del Nero, José María Marín, de 83 años y actualmente juzgado en Nueva York, formó parte de la primera oleada de arrestos, en una intervención de la policía en un hotel de Zúrich contra siete responsables del fútbol mundial.

El proceso de este vasto escándalo de corrupción que implica a numerosos responsables del futbol sudamericano y a dirigentes de empresas de marketing se abrió en noviembre en Nueva York.

De las 42 personas detenidas en este caso, solo tres están en el proceso de Nueva York: Marín, Juan Ángel Napout, de 59 años y expresidente de la federación paraguaya y de la Conmebol, y Manuel Burga, de 60 y exdirigente de la federación peruana. Los tres insisten en su inocencia.