La última aventura en la carrera de Ancelotti: “Terminar una carrera larga en este club es la mejor manera”

La última aventura en la gran carrera profesional del técnico italiano Carlo Ancelotti en los banquillos será en el Real Madrid, en donde aseguró se quedaría “hasta los 80”.

Publicado el
El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, celebra la victoria ante el Manchester City al término del partido de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. Foto Prensa Libre (EFE)
El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, celebra la victoria ante el Manchester City al término del partido de semifinales de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu, en Madrid. Foto Prensa Libre (EFE)

La última aventura en la carrera profesional de Carlo Ancelotti en los banquillos será en el Real Madrid. Así lo confirmó el técnico italiano, de 62 años, que mostró su felicidad plena en el presente, su deseo de que le dure “hasta los 80” y la imposibilidad de que un proyecto posterior le pueda motivar más que dirigir al “mejor equipo del mundo”.

Si todo va bien, en el Real Madrid me quedaría hasta los 80, ¿por qué no? Hasta que no me vuelva completamente loco“, aseguró Ancelotti antes de confirmar que el final de su carrera se producirá el día que se acabe su segunda etapa como técnico en el club blanco.

Mi idea es que el día que pare con el Real Madrid pararé de entrenar. He disfrutado mucho y buscar un equipo mejor en el fútbol mundial va a ser complicado. El día que el Real Madrid se canse puedo pensar en parar, no tengo problema, tengo muchas cosas que hacer después“, aseguró.

Ancelotti entiende que hay facetas de su vida personal que no ha podido disfrutarlas como merecía por los condicionantes del fútbol y cuando cierre su carrera, se centrará en cumplir viajes pendientes con su pareja y disfrutar de sus nietos.

No pienso de verdad que haya un club más grande que el Real Madrid. Terminar una carrera larga en este club es la mejor manera. Me quiero quedar muchos años, ganar muchos títulos, disfrutar del club y de la ciudad, y después hacer otra cosa. Ser marido, abuelo y aficionado“, dijo.

Al técnico italiano le pidieron que se definiera a sí mismo. “Un hombre tranquilo que le gusta mucho lo que hace, una persona normal que le gusta disfrutar de la vida, sin ser un obsesionado del fútbol aunque es su pasión primaria. Alguien que tiene la suerte de trabajar en un mundo que le gusta“, afirmó.