Mbappé autocrítico tras una nueva derrota del PSG: “Tenemos que respetarnos”

El París SG perdió 3-0 contra el Mónaco (7º), cosechando su tercera derrota en los últimos cinco partidos de la Ligue 1.

Publicado el
Mbappé se lamenta al fallar una de las pocas ocasiones que generó el PSG (Foto Prensa Libre: EFE)
Mbappé se lamenta al fallar una de las pocas ocasiones que generó el PSG (Foto Prensa Libre: EFE)

El París SG perdió 3-0 contra el Mónaco (7º), cosechando su tercera derrota en los últimos cinco partidos de la Ligue 1, aunque el equipo parisino, eliminado de las competiciones europeas, mantiene aún una holgada ventaja (15 puntos) sobre el segundo clasificado.

Pese a no jugar con Lionel Messi, que se quedó en París aquejado de una gripe, el técnico Mauricio Pochettino alineó a su equipo titular, con Neymar y Kylian Mbappé en ataque, pero aún así no evitó un nuevo descalabro que deja al entrenador rosarino en una situación muy delicada.

El Mónaco se llevó la victoria con goles de Wissam ben Yedder (25 y 84, de penal) y del alemán Kevin Volland (68) en un partido programado para las 13h00 de París.

El París SG, que salvo algunas acciones personales de Mbappé en la segunda parte, estuvo a merced de los monegascos desde el pitido inicial, como demuestra el hecho de que los parisinos tardaron 10 minutos en jugar con la pelota controlada en campo rival.

“Es inaceptable empezar el partido así. Hay que tener vergüenza deportiva”, declaró Pochettino en conferencia de prensa. “Hay que olvidarse de la frustración por la eliminación en la Liga de Campeones. Hay que pensar en dar lo mejor de uno mismo. Nos ha faltado espíritu de lucha y de combate. Es inadmisible”, insistió en las críticas hacia sus jugadores.

Otra imagen que resume el desastre parisino fue el penal que supuso el tercer gol del equipo de Principado: el italiano Gianluigi Donnarumma (que volvió a dejar en el banco al costarricense Keylor Navas) adivinó el lanzamiento de Ben Yedder y se tiró al buen costado, pero la pelota le pegó en el cuerpo y acabó enviándola al fondo de la red.

No obstante, de no haber sido por las paradas del meta italiano en la primera parte (6, 13, 21, y 40), el París SG podría haber sufrido una goleada aún mayor.

Los numerosos errores en el pase del argentino Leandro Paredes, el penal concedido por Presnel Kimpembe, el lenguaje corporal de un frustrado Mbappé. Todo salió mal para un PSG que sigue pendiente del futuro del campeón del mundo francés, que pese a acabar contrato el próximo 30 de junio sigue sin renovar.

“Hemos perdido contra un buen equipo que está jugando en Europa. Les felicitamos y espero que jueguen en Europa la próxima temporada”, declaró Mbappé al canal Primer Video.

– “Tenemos que respetarnos” –

El astro francés recordó que “el objetivo es ganar un 10º campeonato, el resto poco importa a la gente”, aunque admitió que el recuerdo de la eliminación europea sigue presente: “Podemos ganar 8-0 o 9-0, pero la gente seguirá pensando en la Liga de Campeones”.

“Tenemos que ser profesionales, respetar a los aficionados que nos apoyan... Creo que tenemos que respetarnos a nosotros mismos. Si tenemos un mínimo d estima por lo que hacemos y lo que somos, tenemos que respetarnos”, añadió.

El París SG cae ante un equipo que ha naufragado durante toda la temporada, que apenas había sumado una victoria en sus últimos ocho partido de competición y que a falta de 9 jornadas para el final está fuera de la zona de clasificación europea para la próxima temporada.

Tras la humillante eliminación en la Liga de Campeones contra el Real Madrid, el PSG suma su cuarta derrota este temporada en el campeonato doméstico, dando una imagen indigna de su estatuto, y podría ver reducida su diferencia la frente de la tabla clasificatoria a los 12 puntos con respecto a Marsella (2º) o Niza (3º), que se enfrentarán en el último duelo dominical.

Una distancia que parece insalvable para los perseguidores del PSG, pero el capitán Marquinhos alertó: “Estamos en un momento difícil, pero no podemos tirar todo por la ventana (…) Si seguimos jugando así está claro que el título peligra“, dijo el brasileño.