Modric declaró en los juzgados españoles por un supuesto delito fiscal

Luka Modric, declaró este martes como investigado en los juzgados de Alcobendas, Madrid por los supuestos delitos fiscales de que le acusa la Agencia Tributaria española.

Publicado el
El centrocampista de Real Madrid Luka Modric, a su salida de los juzgados de Alcobendas acompañado de su abogado, su mujer y un guardaespaldas. (Foto Prensa Libre: EFE)
El centrocampista de Real Madrid Luka Modric, a su salida de los juzgados de Alcobendas acompañado de su abogado, su mujer y un guardaespaldas. (Foto Prensa Libre: EFE)

Modric, llegado en 2012 al equipo merengue, es acusado por la fiscalía de haber utilizado una sociedad con sede en Luxemburgo para evadir el pago, en 2013 y 2014, de los impuestos de sus ingresos por derechos de imagen, según la querella presentada en noviembre pasado.

Este martes, el jugador presentó en el tribunal a cargo del caso, en Alcobendas, Madrid, justificantes de pago al fisco con fecha del 4 de enero por un monto cercano a €1 millón, que incluiría la suma que se le reclama más intereses.

A la salida de los juzgados, no hicieron declaraciones, tanto su abogado como el propio jugador de Real Madrid, sobre cómo fue la vista.

Luka de 32 años pagó de manera voluntaria, sin llegar a un acuerdo con la fiscalía o la abogacía del Estado, afirmó a la AFP una fuente judicial.

La justicia continúa investigando sobre la posible existencia de cuentas del futbolista en la Isla de Man, Reino Unido, evocadas por la fiscalía en su querella, sobre lo que Modric se ha negado a declarar ante el tribunal.

Varios compañeros del Real Madrid se han visto obligados también a arreglar sus cuentas con Hacienda, como el brasileño Marcelo, que en noviembre se comprometió a pagar cerca de medio millón de euros, o el argentino Ángel di Maria, actualmente en el PSG, que aceptó en junio desembolsar €2 millones.

El quíntuple Balón de Oro portugués Cristiano Ronaldo está también acusado de un presunto fraude fiscal de  €14.7 millones, mientras que su agente Jorge Mendes es sospechoso de haber ayudado a varios de sus clientes a defraudar al fisco.