Carlos Alvarado, el guerrero de Escuintla, que fortalece el medio campo de Municipal

En su tercer torneo con Municipal, el volante Carlos Fernando ‘el Choco’ Alvarado se abre brecha, y con entrega y buen futbol lucha por ganarse la titularidad.

El escuintleco Carlos Alvarado busca consolidarse en Municipal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)
El escuintleco Carlos Alvarado busca consolidarse en Municipal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

El domingo recién pasado salió desde el inicio en el Clásico 307, jugó 87 minutos (triunfo 1-0), y en el arranque del torneo, contra Xelajú MC, se mantuvo en el campo durante todo el partido. Eso demuestra que está cumpliendo sus objetivos.

“Comencé a jugar en la Tercera División con Obero, en Masagua, Escuintla, cuando tenía 15 años. Luego, a mis 16, me fui a Puerto San José —Primera División—. En esa etapa me salió la oportunidad de ir a prueba a Marquense —Liga Nacional— y me quedé allí tres años”, expresa Alvarado.

En los rojos, el habilidoso jugador disputa el tercer torneo y desde su posición como interior ha podido experimentar gratos momentos y aportar su talento.

Nació el 14 de febrero de 1999, tiene 20 años y es el menor de tres hermanos. Sus sueños no tienen límites.

“Quiero ser campeón con Municipal y después otra de mis metas es salir a jugar al extranjero. Soy un jugador que está bien comprometido con lo que quiere. Mi misión es dar siempre lo mejor.

Muchos dicen que hay que sudar la camisola, porque así es como se ganan partidos y títulos. Quiero ser el mejor en mi posición y ganarme el puesto”, recalca Alvarado.

En los partidos, el mediocentro escarlata aparece un poco más adelante de José Rosales. Es un lugar al que se ha adaptado.

Alvarado asegura que antes no se fijó en ningún jugador que se desenvolviera en ese puesto.

“Ahora sí lo hago cuando miro en la televisión algún partido internacional. He observado a Pjanić, por ejemplo —del AS Roma— y el trabajo que realiza en el centro del campo. Hay que copiar lo bueno siempre”, afirma.

Refiere que su vida, desde que se trasladó a la capital para jugar en Municipal, transcurre en medio del bullicio, pero con completa normalidad. “Ya me acostumbré. Acá vivo en la zona 7 capitalina, junto a Brandon —de León— y Manuel López”, expresa ‘el Choco’.

Por ahora trata de aplicar en el terreno de juego las indicaciones del nuevo estratega escarlata, Sebastián Bini. “El cambio de estratega no me afectó. En lo personal me he sentido bien en estos dos partidos en que él ha estado al frente del equipo”, confiesa.

Los jugadores rojos durante el entrenamiento de Municipal. (Foto Prensa Libre: Francisco Sánchez)

El volante de 1.77 metros de estatura luce con optimismo y dispuesto a continuar mostrando el nivel con el que comenzó el actual campeonato.

“Después de haber jugado mi tercer clásico, creo que las sensaciones son muy buenas. Se nos viene el partido contra Malacateco y espero de nuevo estar en el once inicial para continuar con mi meta de ganarme el puesto”, comenta Alvarado.

Contenido relacionado

> Municipal es arropado por más de 8 mil seguidores en el Clásico 307

> El árbitro Armando Reyna reporta insultos y señalamientos del portero crema José Calderón

> Fredy Thompson: “Arce no hace bien en burlarse de nosotros”

0