9 de cada 10 motos vendidas en Guatemala fueron de bajo cilindraje en 2020

La venta de motocicletas en el país durante el 2020 creció 22% informó la Asociación de Importadores de Motocicletas (Asim).

Por actividades de mensajería y servicio a domicilio se demandaron más motocicletas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Por actividades de mensajería y servicio a domicilio se demandaron más motocicletas. (Foto, Prensa Libre: Hemeroteca PL).

Los datos anuales hasta el 2019, reflejaban un crecimiento promedio de 15%, sin embargo el año pasado el comportamiento cambió influido por la pandemia y restricciones para evitar contagios del coronavirus, explicó el gerente de Asim, César Amézquita.

Aunque los primeros meses de la pandemia hubo una contracción del mercado, luego se registró un repunte y se cerró con mejores datos de lo proyectado, agregó el ejecutivo.

Según la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) se emitió placa para 245 mil 792 motocicletas en el 2020, a ese dato se le añade alrededor de 5% de unidades pendientes de emisión lo que representa que las ventas estuvieron en alrededor de 258 mil motocicletas, comentó.

Solo los agremiados de ASIM, que está integrada por 17 empresas, tramitaron 230 mil ante la SAT, detalló.

Las que más demanda tuvieron, y ocuparon el 90% del mercado, son las de bajo cilindraje, de 100 a 250 centímetros cúbicos, dijo Amézquita. A estas se les conoce popularmente como moto de mensajero.

El otro 10% llega hasta 1 mil 200 centímetros cúbicos.

Amézquita considera que las de bajo cilindraje tuvieron mucha demanda porque durante la pandemia se convirtió en oportunidad de empleo para muchas personas que perdieron su trabajo entonces se dedicaron a mensajería o entregas a domicilio.

Las aplicaciones para entrega a domicilio se volvieron una opción de trabajo para muchos, aparte de servicios independientes, o empresas y restaurantes que decidieron aumentar su flotilla para entregas de comida, artículos varios.

Las restricciones y confinamiento en el país incluyeron el cierre de servicio de mesas de restaurantes y solo se les permitía el servicio a domicilio, además comercios tenían limitación de horarios y aforos por lo que tuvo auge la compra en línea o por teléfono. Además, durante la medida de pico y placa asignando días para transitar a los vehículos y reducir la movilidad, las motos podían circular sin restricción

Amézquita mencionó que este tipo de transporte es una herramienta que permite la movilización, las motos también ofrecen ventajas como ahorro en tiempo y gasolina, bajo costo, menos tiempo en tráfico.

Los 17 socios de ASIM son: Italika, BMW, Indian, Kawasaki, Yamaha, Grupo Uma, Honda, Hero, Freedom, Motocom, Avanti, VCR, Suzuki, Haojue, Serpento y Motolansa.

La organización lanzará este mes una campaña de educación vial para evitar accidentes y además que los motoristas porten su casco y equipo necesario para evitar lesiones. La campaña se denomina #UsaMotoSeguro

También trabaja en proceso de certificar una escuela de educación vial para que, en junto el sector privado y el sector público, se brinde capacitación a nuevos motoristas.

Se impulsó además el proyecto fue denominado placas digitales con el apoyo de la SAT, para el trámite de las primeras placas.

Durante la conferencia de prensa se cuestionó que las empresas entregan las motocicletas sin que el comprador tenga licencia lo cual provoca problemas posteriores en el mal uso que se le pueda dar al vehículo, además que se entregan sin placas y en ocasiones los usuarios no regresar por ese distintivo.

Amézquita dijo que aparte de la campaña de educación vial y facilitación de trámites para las placas, pero conversarán con autoridades al respecto de lo planteado.

En el parque vehicular registrado en la SAT, al cierre del 2020 hay 1 millón 729 mil 356 motocicletas. En ese registro el crecimiento fue de 13.5%, es decir 205 mil 235 unidades más que un año antes.