Casi 20 buques graneleros esperan ser descargados en Puerto Quetzal desde hace dos semanas, sin una explicación convincente

Un congestionamiento para descargar graneles sólidos se reporta en la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) lo que genera sobrecostos y una crisis en la cadena logística nacional.

Publicado el
Puerto Quetzal Guatemala
Barcos con carga a granel están en fondeo para atracar en el muelle de EPQ en Escuintla. (Foto Prensa Libre: Carlos Enrique Paredes)

Por lo menos 18 buques graneleros están en la espera del desembarco de sus productos en el muelle de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) en Escuintla, lo que cada día representa un costo de US$80 mil a US$100 mil.

Ese puerto, que es el principal del sistema nacional para el movimiento de carga, entró en crisis y hay una “cola” de 18 barcos que traen al país granos, trigos fertilizantes, hierro y acero.

Édgar Lorenzo, jefe de unidad de comercialización y mercadeo de EPQ, informó que este 26 de abril había 18 buques en fondeo, a la espera de ser atendidos en el muelle y atribuyó el hecho a la situación de China, que cuando abre sus puertos, deja salir todos los barcos, lo que satura la actividad.

Además, dijo que los buques vienen sobrecargados, lo que implica una mayor estadía en el puerto y se necesita un mayor tiempo de espera, que afecta a los que están en fondeo.

“Hay crisis”

Consultado Roberto Papadopolo, presidente de la directiva de la Asociación de Navieros de Guatemala (Asonav), confirmó los datos y que se trata de un reflejo de la crisis de infraestructura portuaria en Guatemala, por lo que se necesita con urgencia la inversión en este tipo de obras.

Afirmó que Guatemala no preparó su infraestructura a partir de los años 2000 con base en los pronósticos de crecimiento en los volúmenes de carga, por lo que no realizó las inversiones en infraestructura para evitar caer en la crisis actual y permanente que el sector vive.

Lea además: Las pérdidas económicas por los bloqueos de este lunes totalizan unos Q600 millones, según cálculos preliminares de los empresarios

“La problemática actual en EPQ es para los buques de granel sólido, que están esperando bastante y el reporte que tenemos es de 17 buques esperando atraque”, precisó el directivo la tarde de este martes.

Agregó que uno de esos barcos arribó el 11 de abril, otro el 12, dos el 13, uno el 14, al igual que el 17 y 18 último, por lo que varios ya llevan 15 días esperando posición de atraque en el muelle EPQ. En esos últimos casos, cada barco ya está perdiendo más de US$1 millón, sobrecosto que se carga al producto que viene a descargar.

La descarga de granel sólido ha crecido 300% del 2000 al 2019 y en esos 20 años, hubo una inversión mínima en la infraestructura portuaria: “No ha habido planificación estratégica en ninguna de todas esas administraciones, incluyendo la actual, para el desarrollo de infraestructura portuaria del país”, puntualizó.

Puerto Quetzal
Los sobre costos por fondeo impactan en las operaciones navieras en EPQ. (Foto Prensa Libre: Carlos Enrique Paredes)

Problema permanente

El directivo de Asonav, precisó que esta nueva crisis en EPQ se está visualizando hoy, pero en realidad es permanente y en determinados meses se vuelve a presentar congestionamiento, por lo que es algo recurrente.

En todo caso, dijo esperar que una próxima administración de gobierno o que la actual reaccione, para analizar la situación de la infraestructura portuaria, pues “el interés es evitar una crisis como la actual en el sistema portuario, que provoca sobrecostos a importadores y a las navieras. En Santo Tomás también hay bajos rendimientos que obstruyen el flujo normal de itinerarios de los buques”,  recalcó.

NOTA DEL EDITOR:
Esta noticia fue redactada por Urías Gamarro con la colaboración de nuestro corresponsal en el departamento de Escuintla, Carlos Enrique Paredes, dato que no se consignó esta mañana. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores