China mantiene altas expectativas en nueva ronda de negociación comercial con EE. UU.

China espera un “buen resultado” en la nueva ronda de negociaciones para poner fin a la ‘guerra comercial’ entre China y Estados Unidos que se celebra esta semana en Pekín.

De Donald Trump y Xi Jinping depende el alcance que tendrá el conflicto comercial entre Estados Unidos y China. (Foto Prensa Libre: Infobae.com)
De Donald Trump y Xi Jinping depende el alcance que tendrá el conflicto comercial entre Estados Unidos y China. (Foto Prensa Libre: Infobae.com)

“Las dos partes van a hablar sobre los asuntos comerciales con una mayor profundidad. Esperamos ver que las conversaciones den buen resultado”, dijo hoy la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying en una rueda de prensa.

Las conversaciones comenzaron este lunes a un nivel preparatorio con la participación del representante adjunto de Comercio estadounidense, Jeffrey Gerrish.

Después, el jueves y viernes tendrán lugar las reuniones de alto nivel entre el vicepresidente chino Liu He, el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, según informó Hua.

Se trata de la tercera reunión cara a cara entre representantes de ambos países desde que Xi y Trump acordaran el pasado 1 de diciembre una tregua de 90 días, lo que significa que el plazo para cerrar un pacto comercial definitivo expira el próximo 1 de marzo.

La última ronda de negociaciones comerciales mantenida a principios de febrero en Washington produjo “avances importantes”, según la agencia estatal de noticias china Xinhua, aunque los capítulos más peliagudos entre las dos mayores economías, como la transferencia forzada de tecnología o la propiedad intelectual, siguen pendientes de resolución.

Desde la tregua entre Pekín y Washington del 1 de diciembre, China ha adoptado varias medidas de buena voluntad, como la bajada de aranceles a los vehículos importados de EEUU, la reanudación de la compra de soja de ese país o la presentación de un proyecto de ley para prohibir la transferencia forzada de tecnología.

Por su parte, Trump suspendió de manera temporal el aumento del 10% al 25% de los aranceles a productos chinos valorados en US$200 mil millones, aunque advirtió que seguiría adelante con su plan si no se cierra un acuerdo comercial antes de que expire el plazo de 90 días.

Los negociadores

Los primeros negociadores estadounidenses encargados de hallar una solución a la guerra comercial con China se encontraban en Pekín este lunes, menos de tres semanas antes de que cumpla el plazo fijado por Donald Trump para una nueva tanda de sanciones.

El representante adjunto de Comercio, Jeffrey Gerrish, salió de su hotel, cerca de la embajada de Estados Unidos, a primera hora de la mañana.

El negociador, que debía participar este lunes en discusiones con responsables chinos, no hizo declaraciones a la prensa.

Gerrish debía iniciar unas conversaciones preliminares antes de que el jueves y el viernes se lleven a cabo en Pekín las negociaciones con los principales responsables del dosier: el representante comercial Robert Lighthizer y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, del lado estadounidense; y el vice primer ministro Liu He y el gobernador del banco central Yi Gang, del lado chino.

Estas discusiones siguen a las que el mes pasado se llevaron a cabo en Washington, que dieron pie a una entrevista entre Liu He y el presidente estadounidense, Donald Trump.

Estas negociaciones insuflaron optimismo, pero la semana pasada Washington advirtió que queda “todavía mucho trabajo” antes de que las dos primeras potencias económicas del mundo logren superar sus múltiples diferendos.

Donald Trump, que anunció que “en un futuro próximo” se celebraría una reunión con el presidente chino, Xi Jinping, indicó incluso que no había previsto reunirse con él antes de principios de marzo.

Además, Washington exige que China ponga fin a prácticas consideradas injustas, como la transferencia forzada de tecnologías estadounidenses, el “robo” de propiedad intelectual estadounidense, la piratería y los subsidios masivos a empresas estatales chinas para hacerlas líderes nacionales.

*Con información de AFP

Contenido relacionado:

> Estos fueron los temas abordados por Trump en su discurso de la Unión

> Quién es David Malpass el candidato de Donald Trump para presidir el Banco Mundial

> Cuáles son las guerras comerciales de Donald Trump