Comercios y restaurantes cierran para unirse a manifestación ciudadana

La marcha pacífica convocada para hoy recibió el apoyo de comercios, pequeñas empresas y restaurantes quienes se sumaron a las universidades, colegios, organizaciones campesinas e indígenas para repudiar la corrupción y exigir una depuración del Congreso, entre otras demandas.

Publicado el
Restaurantes como Café Saúl cerraron sus puertas y permitieron a sus colaboradores asistir a la marcha pacífica este 20 de septiembre de 2017. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)
Restaurantes como Café Saúl cerraron sus puertas y permitieron a sus colaboradores asistir a la marcha pacífica este 20 de septiembre de 2017. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)

Por otro lado las cámaras empresariales no participaron pero manifestaron su apoyo del libre derecho de manifestación.


En las redes sociales varias empresas expresaron su descontento hacia los legisladores al declararlos no bienvenidos en los negocios y este día cerraron sus instalaciones para poder participar en la manifestación pacífica de este 20 de septiembre de 2017.

La marcha empezó previo a lo esperado por los grupos campesinos quienes partieron de El Trébol hacia la Zona 1.

En el campus de la Universidad de San Carlos de Guatemala, empezó la marcha a las 9:00 a.m. y avanzó hasta llegar al Congreso de la República y culminar en la Plaza de la Constitución.

Durante un recorrido que realiza Prensa Libre, pudo verificar algunos establecimientos cerrados y que se unieron a la manifestación pacífica que tiene como meta concentrarse en la Plaza de la Constitución. 

El magnífico techo en estilo mudéjar y laminado en oro, realizado por el artista Carlos Rigalt y que se encuentra en el salón de Banquetes. (Foto: Néstor Galicia)
Comercios cerrados Paro Nacional
Café Saúl apoyó a sus trabajadores para asistir a la marcha pacífica de este 20 de septiembre de 2017. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Diputados ausentes

El presidente del Organismo Legislativo, Oscar Chinchilla, anunció que este miércoles no sesionarán para “evitar provocaciones”.

“Las personas están en su derecho de manifestar y habían razones para hacerlo”, expresó Chinchilla.

La agenda también se retrasó ya que no se llevó a cabo la sesión de jefes de bloque. Los trabajadores del Congreso se presentaron a sus labores, luego que surgió una solicitud de permiso para ausentarse con goce de salario pero no fue autorizada.