Coronavirus: Q3 mil 500 millones se van a liberar para tres programas de apoyo del Gobierno

Luego de 21 días desde que el Congreso aprobó la emisión de un bono de Q11 mil millones para financiar los programas de la Ley de Rescate Económico a las Familias por los Efectos Causados por el Covid-19, la Junta Monetaria (JM) aprobó la operación este jueves 23 de abril y se espera los primeros desembolsos.

1)	El programa bono familia consiste en un aporte de Q1 mil durante tres meses a dos millones de familias y empezará a partir de la primera semana de mayo, informó el ministro de Finanzas Álvaro González Ricci. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
1) El programa bono familia consiste en un aporte de Q1 mil durante tres meses a dos millones de familias y empezará a partir de la primera semana de mayo, informó el ministro de Finanzas Álvaro González Ricci. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

Eso significa que el Gobierno contará con los primeros recursos para empezar a ejecutar y atender a los sectores afectados por la pandemia en tres programas sociales puntuales que son: el fondo de protección del empleo, el fondo de crédito para capital y el bono familiar.

Con los recursos en la caja fiscal, se proyecta que los mismos estarán en operación en la primera semana de mayo, según las autoridades.

Fondo global

Álvaro González Ricci, ministro de Finanzas, informó que los integrantes de la JM aprobaron la emisión del certificado global del bono de Q11 mil millones.

Con esta autorización el Ministerio de Finanzas (Minfin) emitió el bono por la cantidad total y el Banco de Guatemala (Banguat) los adquirirá, según lo establecido en la Ley que aprobó el Congreso la madrugada del 3 de abril último.

“La operación se autorizó y nosotros este viernes estaremos emitiendo los primeros Q3 mil 500 millones para tener disponibilidad y fondear los programas”, explicó el ministro.

Sergio Recinos, presidente del Banguat, manifestó que, de acuerdo con lo establecido en la Constitución, la JM tenía que hacer la autorización respectiva.

Explicó que una vez autorizada la operación, el banco central realizará los depósitos en las cuentas del fondo común del Gobierno y Minfin procederá el traslado de fondos a los programas que fueron contemplados por el Congreso.

Además, que hace una semana se publicó en el Diario de Centro América el reglamento para la colocación de este bono.

El bono tendrá un plazo de 20 años con una tasa de interés pasiva ponderada de mercado, que en esta semana rondo de 4.82%.

Ejecución de los recursos

González Ricci destacó que el primer desembolso será de Q3 mil 500 millones y quedarán pendientes de colocar Q7 mil 500 millones.

Explicó que la idea es empezar la próxima semana con la dotación de los recursos hacia los tres programas que fueron dirigidos y de los cuales Q6 mil millones van para el bono familia, Q2 mil millones para el fondo de protección del empleo que tendrán una cobertura de tres meses y Q2 mil 730 millones para el fondo de capital de trabajo que administrará el Crédito Hipotecario Nacional (CHN).

“Se gestionó y se entregarán los recursos y es bien importante aclarar la ejecución por cada una de las instituciones”, aseveró el ministro.

El fondo familia será administrado por el Ministerio de Desarrollo (Mides) y el fondo de protección del empleo por los ministerios de Trabajo y Economía, mientras que la colocación de los créditos por el CHN, insistió González Ricci.

Reiteró que los programas están diseñados para empezar a ejecutarse en la primera semana de mayo, sin precisar fecha exacta.

“Estamos dando el soporte financiero y es bien importante ahora que se canalice a los ministerios que van a realizar la ejecución conforme a las directrices establecidas”, subrayó el ministro.

Manifestó que la operación se realizó en tiempo récord y el dinero se estaría entregando lo antes posible para la ejecución por cada una de las entidades involucradas.

Agregó que las fechas de ejecución de los tres programas serán para la primera semana de mayo.

La Ley de Rescate Económico a las Familias por los Efectos Causados por el Covid-19, que aprobó el Congreso el 3 de abril establece un bono de Q11 mil millones que colocó el Ministerio de Finanzas y que adquirirá el Banguat. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Aplicación

El ministro reconoció que el programa del bono familia es uno de los más urgentes que estará a cargo del Mides y la lectura del contador de luz a las familias que consuman menos de 200 kWh –hasta febrero- será la referencia para los beneficiarios, luego de un proceso de verificación que las personas que apliquen no sean pensionados o empleados públicos para no duplicar los apoyos económicos.

El ministro expresó que la idea es acreditar esos recursos en diferentes bancos del sistema de acuerdo con el lugar de vivienda de las personas beneficiarias y por medio del documento único de identificación (DPI) puedan retirar el dinero, hacer consumo en establecimientos que cuenten puntos de venta (POS, en inglés), hacer retiros en dispensadores automáticos y retiros en las entidades.

Confirmó que el primer sistema con el que se va a comenzar es con POS, y en los siguientes días se incorporarán los cajeros y luego los bancos y, según el ministro “no se puede arrancar con todos los sistemas juntos y el objetivo es pulverizar los recursos, evitar colas y aglomeraciones para evitar riesgos a las personas”.

El funcionario explicó que serán las tres opciones de retirar efectivo de los bancos, utilizar los cajeros o realizar los consumos en establecimientos, primero uno, luego el otro y después el otro.

“Lo importante es que las personas sepan que el dinero lo van a tener en su cuenta”, subrayó.

Verificación y transparencia

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana (AC), opinó que el mecanismo de entrega es el menos importante, sino la selección de los beneficiarios que hay muchas dudas, considerando el caso de las municipalidades que levantaron el listado de beneficiarios para el programa de economía informal -que es un programa diferente- se tomaron en cuenta a los vendedores que tenían registros por los derechos o permisos de ventas, sin embargo, hay muchos vendedores que no cuentan con estas características y no van a recibir los beneficios.

Lo mismo aplica para las personas que alquilan o arrendan un espacio habitacional y que no salen a nombre de ellos los recibos de energía eléctrica, o quienes no cuentan ese servicio que son personas en extrema pobreza en el área rural.

“Lo clave es el mecanismo de selección de los beneficiarios y si se realizará la primera entrega y no fue el idóneo lo importante es que existe un sistema de corrección de beneficiarios, de quejas o reclamos para que las personas puedan recibir apoyo en los siguientes despachos”, afirmó.

Programas de atención

  • Fondo de protección del empleo: Aplican las empresas que buscan conservar a sus empleados. Serán Q75 diarios para trabajadores que hayan firmado la suspensión de contrato que su empleador debe tramitar en el Ministerio de Trabajo. El reglamento del fondo para la protección de empleo establece que los empleadores deben ingresar un formulario en el sitio www.mineco.gob.gt.  El Ministerio de Economía debe aprobar la solicitud para distribuir los fondos por medio del Crédito Hipotecario Nacional.
  • Fondo de crédito para capital: El Crédito Hipotecario Nacional (CHN), bancos y cooperativas darán créditos con intereses blandos para que empresas puedan continuar trabajando. Se espera que el programa empiece la primera semana de mayo.
  •  Bono familia: Este programa aportará Q1 mil durante tres meses a dos millones de familias, pero es distinto al plan de apoyo a la economía informal. Empezará a partir de la primera semana de mayo y estará a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.