Aumenta el uso de energía solar en los hogares

En dos años, la cantidad de usuarios que se conectan al sistema con paneles solares se ha incrementado, movimiento que revela preferencia en la autoproducción de energía renovable.

El uso de la modalidad de autoproductores con energía solar aumentó. Para conectarse, el usuario debe solicitarlo a la distribuidora.
El uso de la modalidad de autoproductores con energía solar aumentó. Para conectarse, el usuario debe solicitarlo a la distribuidora.

En lo que va de abril, la Empresa Eléctrica de Guatemala (Eegsa) contabiliza mil 558 autoproductores; la mayoría en el departamento de Guatemala, informó Ricardo Méndez, gerente comercial de la distribuidora.

En el 2014 se reportaban 700 inscritos, de los cuales, 650 eran usuarios de EEGSA y 50, de Energuate.


En EEGSA los autoproductores ya significan 5.4 megavatios.

La figura de autoproductores permite al usuario instalar un equipo de generación de energía renovable e inyectar esa electricidad al sistema de distribución.

Durante el día, la demanda dentro del inmueble puede suplirse con lo generado con los paneles solares, y si no alcanza se usa energía que proveen las distribuidoras. Por la noche, la energía proviene de la distribuidora.

En el inmueble se instala un medidor bidireccional, con el cual se hace un balance respecto de cuánto demandó y cuánto aportó para el cobro mensual de su factura o si queda algún saldo a su favor.

El recurso más usado es el sol, pero el ejecutivo refirió que en esa empresa hay dos usuarios que poseen generación eólica.

“La generación solar vino para quedarse, el costo de esa tecnología cada vez está más bajo”, añadió.

Inversión y retorno

La tecnología mejoró y el precio disminuyó, pero también hay nuevos modelos de inversión para generar la energía solar, explicó Luis Cordón, jefe de ejecución de la firma Enertiva, que brinda soluciones.

Hace tres años, un panel solar de un metro por 1.65 tenía capacidad de 250 vatios —watts—; ahora esa capacidad aumentó en 35, y ya son 285 vatios, y los precios de los paneles han bajado de manera drástica en alrededor de 30% a 35% en ese plazo.

Cordón ejemplificó que el rango de precios de paneles es de US$0.40 a US$0.45 por watts, por lo que el de 285 watts cuesta unos US$128.


En un hogar o inmueble que consume entre 100 a 150 kilovatios al mes se requerirían entre tres a cuatro paneles para poder generar esa energía, por lo que la inversión necesaria sería de entre US$384 y US$512 —entre Q2 mil 815 y Q3 mil 753, según el cambio actual—, más gastos de instalación.

La vida útil de los equipos es de 25 a 30 años, y el retorno de inversión para el usuario es de seis a siete años, según el ejecutivo.

La otra opción que trabaja Enertiva es que el propietario permite usar el techo para la instalación de paneles solares, pero la inversión en este equipo no lo hace él, sino un tercero, y luego entre ambos firman un contrato de 10 años para que el propietario del inmueble pueda consumir esa energía. El precio de la energía puede ser de US$0.12 y con esta modalidad el usuario la puede adquirir en US$0.09.

Ambas opciones solo se pueden usar para hogares y en los sectores comercial e industrial.

En la actualidad, el precio del kilovatio hora de energía es de Q1.09, y antes era de Q1.82.