Cuánto cuesta comprar, operar y mantener un vehículo privado por año

Para muchas personas el automóvil es imprescindible. ¿Sabemos cuánto representa poseer un vehículo privado en América Latina y el Caribe (ALC)?

Archivado en:

automóvilBIdForbes
Tener un vehículo en América Latina representa 25% del ingreso promedio de un hogar.  (Foto Prensa Libre: Pexels)
Tener un vehículo en América Latina representa 25% del ingreso promedio de un hogar. (Foto Prensa Libre: Pexels)

Es necesario para ir al trabajo, para transportar a los niños a la escuela, para ir al supermercado y al lugar de descanso en las vacaciones. Para otros es símbolo de libertad y estatus. Independientemente del uso que se le da, y de los motivos de su compra, es evidente que los vehículos son caros y en muchos casos la compra de un hogar es el único bien que supera en precio a un vehículo. ¿Sabemos cuánto cuesta comprar, operar y mantener un vehículo privado en América Latina y el Caribe (ALC)?

La respuesta debería ser que sí, que cada persona analiza el costo en detalle antes de comprar un vehículo. Pero en muchos casos quienes compran un vehículo tienden a concentrarse en el precio de compra, destinando menos atención a los costos asociados a la operación y mantenimiento del vehículo. Resulta sorprendente la muy escasa disponibilidad de herramientas (por ejemplo, páginas web) que ayuden a calcular el costo asociado a comprar y operar un vehículo en ALC. En el BID realizamos este cálculo para varias ciudades de ALC. Los resultados muestran que se deben destinar más de US$4 mil 500 por año si se quiere tener un vehículo, un monto que representa 25% del ingreso promedio de un hogar en ALC. A continuación, te mostramos como calculamos este monto.

1. ¿Qué tan caro es adquirir, operar y mantener un automóvil en la región?

El cálculo del costo total de compra, operación y mantenimiento de un vehículo privado implica considerar tanto los costos correspondientes al combustible, al mantenimiento, a los cargos anuales, al seguro y al estacionamiento, así como también los costos asociados a la depreciación del vehículo y a la rentabilidad perdida (que debe incluirse porque el capital destinado a la compra de un vehículo puede tener un retorno financiero si se invierte en otra actividad. Este monto también puede ser interpretado como la cuota correspondiente a un préstamo para la compra del vehículo).

Tabla 1 | Supuestos utilizados en el cálculo del costo de operación y mantenimiento de un vehículo privado en ALC

 

La estimación realizada para las ciudades de Ciudad de México, Bogotá, Santiago de Chile, San Pablo, Lima, Ciudad de Panamá y Montevideo, arroja un costo promedio mensual de compra, operación y mantenimiento de un vehículo privado igual US$381, siendo Ciudad de Panamá la ciudad con el menor costo estimado (US$304 mensuales) y Montevideo la ciudad con el mayor costo estimado (US$490 mensuales).

Figura 1 | Costo mensual de operación y mantenimiento de un vehículo privado en ALC (USD)

 

Del análisis de la composición del costo de operación y mantenimiento en ALC, se desprende que la categoría de mayor peso es el combustible (29%), seguida del estacionamiento (22%), seguro.

Figura 2 | Composición del costo de operación y mantenimiento en ALC.

 

(19%), depreciación (13%), cargos anuales (7%), mantenimiento (6%) y rentabilidad perdida (5%). Los costos estimados son conservadores porque no incluyen otros costos adicionales como peajes, lavado del vehículo, compra de equipamiento adicional al incluido en el vehículo seleccionado para el cálculo o a un segundo estacionamiento mensual (hogar y lugar de trabajo).

Al considerar los kilómetros recorridos por mes, el costo promedio para la región de US$381 mensuales representa un costo de US$0.30 por kilómetro, en un rango que varía entre US$0.24 y US$0.39 por kilómetro correspondientes a Ciudad de Panamá y Montevideo respectivamente. Este valor se encuentra por debajo del costo estimado para Estados Unidos de US$0.65 por milla o US$0.40 por kilómetro (Airbib y Seba, 2017).

Figura 3 | Costo de operación y mantenimiento de un vehículo privado en ALC y en Estados Unidos (USD/Kilómetro) Fuente: Estimaciones de los autores y Arbib y Seba (2017)

 

2. ¿Imaginas cuánto se podría ahorrar en transporte privado en tu ciudad si el transporte público brindara un servicio de muy buena calidad?

La motorización en la región continúa creciendo sin descanso. Con un crecimiento anual promedio del 4.7 por ciento, en el 2015 la motorización alcanzó un promedio de 201 vehículos por cada 1 mil habitantes. Este valor equivale aproximadamente a 1 vehículo cada 5 personas. Si los patrones de movilidad actuales permanecen sin cambios, se espera que la motorización continúe aumentando y el uso del transporte público continúe disminuyendo.

¿Pero cuánto cuesta realmente tener un vehículo en la región? El costo actual de tenencia de un vehículo en la región fue estimado en US$381 dólares mensuales o US$4 mil 574 anuales. Esta cifra representa el 25% del ingreso mensual promedio de los hogares de las ciudades analizadas. Si se lo compara con el costo promedio de una canasta básica (alimentaria) para los países analizados, se obtiene que el costo mensual promedio por vehículo equivale a seis canastas básicas per cápita mensuales. El ahorro final por concepto de transporte al migrar del transporte privado al transporte público dependerá del costo de este último en cada una de las ciudades. Aun si consideramos que el vehículo lo usan dos personas y que las familias utilizan ocasionalmente otros servicios como taxis para su movilidad, el ahorro generado alcanza en promedio los US$200 por mes.

 

¿Por qué continúa en aumento la motorización pese al elevado costo de tener un vehículo propio?

La respuesta es multidimensional, pero es posible identificar tres factores principales. Primero, el crecimiento del ingreso junto con el símbolo de estatus del automóvil, así como también problemas asociados a la seguridad ciudadana en la región, contribuyen a explicar el crecimiento sostenido de la motorización. Segundo, el deterioro en la calidad del servicio de transporte público contribuye a la fuga de usuarios hacia el transporte privado. Tercero, el costo del transporte privado no internaliza los costos asociados a la congestión, a la contaminación acústica ni ambiental. De esta manera, los precios relativos del transporte privado y del transporte público se encuentran distorsionados a favor del primero.

La provisión de servicios de transporte público de calidad, y el abordaje del crecimiento de la motorización y sus problemas asociados, requieren de políticas de transporte integrales para revertir las actuales tendencias negativas y avanzar hacia un sistema de transporte eficiente, inclusivo y sostenible. Nuestra investigación se ampliará en la publicación Desarrollo en las Américas 2020 (DIA 2020).

* En alianza con Forbes México y Centroamérica, artículo de Forbes Staff.

Contenido relacionado:

> Por qué es importante proteger a su carro de las inundaciones
> Siga estos consejos para comprar un carro usado
> Si desea mantener su vehículo en óptimo estado, siga estos consejos

0