Eta provocó daños a 1 de cada 4 empresas agrícolas exportadoras en Guatemala

Los efectos de la tormenta Eta en Guatemala alcanzó al 26% de las empresas exportadoras, quienes reportaron daños en plantaciones de frutas, café, ejote, entre otros.

Variedad de cultivos quedaron anegados por los efectos de la tormenta Eta en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Maga)
Variedad de cultivos quedaron anegados por los efectos de la tormenta Eta en Guatemala. (Foto Prensa Libre: Maga)

Las consecuencias que dejó el pasó de la depresión tropical Eta continúan y el impacto en el sector agrícola de exportación no fue la excepción.

Amador Carballido, director general de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), informó que al menos uno de cada cuatro agroexportadores sufrió daños, lo que equivale al 26%.

Algunos de los cultivos que fueron afectados por el evento climático fueron plantas ornamentales, frutas, aguacate, café y ejote. El sector apícola y la acuicultura también reportaron daños.

Al menos el 5% de las empresas agroexportadoras reportó pérdida total de sus plantaciones, que corresponde al 60% y 100% del área cultivada.

Además, 30% de las empresas registraron pérdidas parciales en sus plantaciones, equivalente a 10% y 60% del área de cultivo afectada.

También, 27% de las empresas presentaron pérdida en la calidad de los cultivos, entre 10% a 60% de los cultivos fueron afectados.

La depresión tropical Eta provocó pérdidas humanas y destrucción de infraestructura. En ese sentido, Carballido dijo que 25% de las empresas reportaron problemas en las rutas para llegar a sus operaciones y 18% en las rutas alternas.

Entre las principales rutas que registraron problemas de acceso se encuentran: Alta Verapaz —Tucurú-Chisec—, Chimaltenango, Zacapa, Huehuetenango, Izabal, Quiché, Santa Rosa y la ruta al Atlántico CA-9 Norte.

Secuelas

Carballido comentó que el impacto de Eta, sumado a los efectos de la pandemia por el nuevo coronavirus, colocan al sector en una posición de riesgo; sin embargo, consideró que no provocará una caída en el cierre total de exportaciones para el 2020.

Entre las principales preocupaciones del sector exportador se encuentran la falta de servicios de energía eléctrica en Ixcán, las pérdidas que han tenido los productores a los que compran los productos, el factor de que los suelos están saturados y que tomará hasta 15 días cuantificar el daño sobre las plantaciones.

Además, que tuvieron retrasos con los embarques programados por problemas de acceso a puertos y detuvieron exportaciones hacia Estados Unidos y Europa. Por lo tanto, están a la expectativa del paso de Iota.

Crecimiento de algunos segmentos

Carballido indicó que las exportaciones acumuladas a septiembre de este año ascendieron a US$8.23 millones mostrando una variación negativa de -0.28% con relación al acumulado de las exportaciones a septiembre del 2019.

Por lo tanto, las exportaciones de productos tradicionales acumuladas a septiembre del presente año tuvo una variación positiva de 6.6.%.

Mientras, que los productos no tradicionales presentaron una variación negativa de -2.77%.

Los principales productos que registraron un crecimiento se encuentran el cardamomo, manufacturas diversas, insecticidas, fungicidas y desinfectantes; preparados a base de cereales; grasas y aceites comestibles.