FMI alaba respuesta de Guatemala a la pandemia pero señala deterioro social

Guatemala mantiene signos de una recuperación económica favorable, pero enfrenta una serie de desafíos al corto plazo, sobre todo sociales, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Familias completas, rendidas por la falta de recursos, salieron a las calles con banderas blancas a pedir ayuda a los guatemaltecos. Foto: Érick Ávila
El FMI teme retrocesos de indicadores sociales por los efectos de la pandemia en la economía. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Esther Pérez Ruiz, jefa de la misión del FMI para Guatemala, confirmó durante una presentación del Artículo IV en un foro con la Fundación para el Desarrollo (Fundesa) que la economía estaría creciendo arriba del 4.5%, y reiteró que Guatemala es uno de los países que ha mostrado resiliencia ante los efectos de la pandemia.

Al respecto, reiteró que, a escala centroamericana, Guatemala experimentó una de las menores caídas en la actividad productiva, cuando se estuvo en los momentos más duros de la crisis, y a la vez está mostrando una mayor velocidad de recuperación económica.

La recuperación se debe a una especialización productiva sobre todo de productos agrícolas, que fueron demandados durante la pandemia, así como a la resistencia y fortalezas de las empresas que han coadyuvado apoyar el ingreso de las familias, así como los apoyos de las políticas fiscal, monetaria y financiera.

“La pronta respuesta de la política fiscal fue clave para limitar el impacto de la pandemia y la política monetaria salió al paso reduciendo las tasas de interés históricamente bajas y con medidas extraordinarias al crédito y a la liquidez”, expuso Pérez Ruiz.

Recuento externo

La representante del FMI reconoció que la posición externa de Guatemala se ha fortalecido de forma muy sustantiva, sobre todo del fuerte ingreso de divisas por las remesas familiares, así como el comportamiento del comercio exterior, sobre todo porque las exportaciones se mostraron resilientes y las importaciones que se contrajeron, fue como del menor precio del barril de petróleo.

Mientras, en las Reservas Monetarias Internacionales se mejoró en la posición con las intervenciones de la banca central en el mercado cambiario.

Pérez Ruiz destacó que hay una buena salud de la posición externa de Guatemala, tanto en 2020 como en el histórico, y tiene una ventaja comparativa regional.

Contrastes

La representante subrayó que en la revisión del Artículo IV en  los indicadores sociales, en Guatemala ya eran débiles antes de la pandemia, pero con la crisis se han deteriorado en desnutrición aguda y pobreza y en ambas variables se han desplazado en la dirección no deseada en 2020, a pesar de las medidas adoptadas y a la pronta salida de la crisis, “pero lamentablemente no parece que todos esos guatemaltecos se estén beneficiando por igual de esa recuperación y, en consecuencia, se está asistiendo a un aumento de la pobreza y el deterioro de indicadores sociales”.

Lea además: Los materiales de construcción que más han aumentado de precio (y cómo afecta la expectativa empresarial)

En la revisión del Articulo IV también se presenta un mapeo de riesgos para la economía guatemalteca.

Metodij-Hadzi Vaskov, representante residente regional del Fondo Monetario Internacional para Centroamérica, Panamá y la República Dominicana, dijo que desde abril se han presentado eventos que se incorporaron a las proyecciones para los meses venideros.

Recalcó que el proceso de recuperación de la economía en Guatemala 2020, se ha reafirmado en el primer semestre del 2021, que se reflejan en indicadores diferentes de alta frecuencia.

Empleo formal se recupera

Lo primero es que el empleo formal ha recobrado en los niveles prepandemia, y en los últimos meses el número de afiliados al IGSS es más alto; en segundo, es que la inflación inició su proceso de normalización, luego del repunte que tuvo a principio de año por factores estacionales, pero que se está normalizando, y el tercero es la recuperación del ingreso de divisas por remesas familiares y el nivel se encuentra por encima de las cifras históricas.

Vaskov reiteró que después de la caída del PIB en 2020 (-1.5%), para 2021 se esperaría una recuperación muy fuerte con todos los indicadores que se han observado en el primer semestre, asociado a los planes de la recuperación más fuerte de la economía en EE. UU., así como una inflación que se mantendrá dentro el rango meta establecido por la banca central.

“En general, estas proyecciones son positivas, y las actualizaciones podrían ser más favorables para la economía guatemalteca”, precisó.

El representante del FMI agregó que, en abril, los riesgos estaban sesgado hacia la baja, pero han evolucionado, y en general las amenazas para la producción se observan más balanceados en este momento.

Resaltó que, entre los riesgos internos, el FMI considera la frecuencia de los desastres naturales los que se observó en el último año y la importancia de atenderlos.

Señaló que uno de los riesgos a mediano plazo es el descontento social por razones de la pandemia y el empeoramiento de los indicadores sociales.

Otros riesgos, son los deterioros en la cartera de crédito, después de las medidas adoptadas por la pandemia y que necesitan monitoreo en los próximos años, y no se materializó las deficiencias en ingresos tributarios, sino que han mejorado en los últimos meses, pero hay que vigilarlos.

Le puede interesar: Esto debe invertir una empresa para contratar servicios tecnológicos locales o en el extranjero

Subrayó que se deben promover reformas más ágiles para mejorar el clima empresarial.

Recomendaciones

El FMI también vertió un pliego de recomendaciones para el corto plazo.

Jean Francois Clevy, economista del FMI, dijo que Guatemala necesita retirar de manera gradual los impulsos para apuntalar la recuperación la económica, que fue la expansión del déficit fiscal que fue de 4.9%, y para 2021 se estaría ubicando en 3.4%.

Por otro lado, destacó priorizar el gasto social, sobre todo en salud, educación y de asistencia social, programas específicos como las transferencias monetarias que se les brindó un monitoreo especifico, así como un mayor gasto en inversión infraestructura para potenciar la economía.

También promover una reforma a la Ley de Compras y Contrataciones, crear un ambiente favorable de certeza jurídica para la atracción de inversión.

Recomendaron que Guatemala debe mantener un espacio fiscal para contener cualquier shock y hacer los esfuerzos para la mejoría en la recaudación fiscal.